Supermax Supermercados
La investigadora de la UNNE y especialista en enfermedades infecciosas, Silvia Balbachán, señaló que la expansión del virus de Zika para la región NEA implica los mismos riesgos que Dengue y Chicungunya al no haberse logrado una reducción del mosquito Aedes aegypti, transmisor de estas enfermedades. “Al que hay que vencer es al vector, no al Zika, Dengue ni otras enfermedades” resaltó y sostuvo que “los sistemas de salud están respondiendo mejor y se requiere mayor compromiso de los ciudadanos”.
[FRASEDESTACADA1]

En las últimas semanas tomó notoria repercusión la rápida expansión de casos de Zika en América Latina, y en Argentina ya se han confirmado los primeros casos “importados” de esta enfermedad y en Corrientes se estudia un caso probable también importado.

 

Zika es una enfermedad transmitida por la picadura de mosquitos del genero Aedes  que presenta diferentes especies, siendo las frecuente la especie aegypti, pero  existen otras muchas incluida a albopictus que se esta acercando al domicilio. El mismo vector transmite los virus de Dengue, Fiebre Amarilla y la Fiebre Chikungunya.

 

Están en estudio algunas otras formas de transmisión, pero fundamentalmente debemos trabajar en la disminución de la densidad vectorial.

 

Los síntomas del Zika suelen presentarse de forma moderada o aguda después de un periodo de incubación de 3 a 12 días, e incluyen: fiebre, conjuntivitis no purulenta, dolor de cabeza, dolor de cuerpo y en articulaciones (principalmente manos y pies), decaimiento, sarpullido e inflamación de miembros inferiores. Los síntomas duran entre 4 y 7 días.

 

Debido a su similitud con los síntomas del dengue y de la fiebre chikungunya, puede ser confundida fácilmente con estas enfermedades.

 

Tras las recomendaciones emitidas en los últimos días por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y su referente en la región, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Ministerio de Salud de Argentina instó a la población a tomar recaudos ante el virus del Zika.

 

La región nordeste argentina es la zona más afectada por casos de Dengue, por lo que también sería una de las más expuestas  ante posibles casos de Zika, por su ubicación fronteriza, en especial la cercanía con Brasil, pero principalmente por los altos índices de presencia del vector Aedes aegypti.

 

“Hay que preocuparse por el Zika pero más importante es combatir el vector Aedes aegypti” explicó la doctora Silvia Balbachán, docente titular de Infectología de la Facultad de Medicina de la UNNE e investigadora del Área Medicina Tropical del Instituto de Medicina Regional, consultada respecto a implicancias para la región nordeste argentina del virus de Zika.

 

Así la especialista de la UNNE expuso la preocupación por los altos índices vectoriales que se siguen encontrando en la región NEA  y recordó que hace más de 15 años desde la UNNE empezaron a exponer la necesidad de combatir al mosquito Aedes aegypti por su riesgo de transmitir enfermedades, “cuando aún ese mosquito no era conocido y no estaba tan expandido”.

 

Agregó que “ahora aparece el Zika,  hace un tiempo fue Chikungunya, desde hace años está el Dengue, y podrán seguir apareciendo enfermedades mientras siga estando el vector que la transmite”.

 

Sostuvo que al ser la transmisión del virus del Zika similar a la transmisión del dengue, se deben sostener las acciones de prevención, detección y abordaje que se vienen implementando desde los organismos de salud y otras áreas del Estado en las provincias y municipios de la región.

 

Al respecto, la doctora Balbachán, en una opinión personal, estimó que en el abordaje del Dengue y otras enfermedades vectoriales los sistemas de salud están respondiendo bien, y los organismos gubernamentales están trabajando de manera articulada, pero no es buena la respuesta de los ciudadanos, de los vecinos en el cuidado del ambiente.

 

“Desde afuera no se puede hacer mucho, se hace desde las casas” señaló en relación a la importancia en que la “lucha” contra el Aedes aegypti tiene el cuidado del domicilio para erradicar criaderos del vector. “La dificultad para erradicar el vector está más en las personas que en el sistema de salud”.

 

Respecto a la enfermedad de Zika, la doctora Balbachán indicó que tiene síntomas similares al Dengue, incluso menos intenso, pero sí se estima que puede arrastrar consecuencias más graves en embarazadas y puede agravar algunas enfermedades de base.

 

Sostuvo que con Zika en el país puede pasar lo mismo que con los primeros brotes de Dengue, pues se dan las condiciones de que la gente viaja a lugares de riesgo, como Brasil, Colombia y otros países de riesgo, y cuando vuelve, de haber contraído la enfermedad,  el virus se puede expandir porque está instalado el mosquito transmisor.

 

“Si la gente tiene fiebre sin síntomas respiratorios y dolores musculares debe hacerse atender” remarcó y sostuvo que los equipos de salud están respondiendo cada vez mejor a una rápida identificación de casos sospechosos de virus transmitidos por Aedes aegypti, por lo que estarán preparados para identificar Zika.

 

Destacó que ante brotes de Dengue, Zika o Chicungunya como medida epidemiológica ante posibles síntomas compatibles con esas enfermedades es mejor hacerse atender de manera temprana más allá que pueda ser otra enfermedad que se cursa. “Es preferible que el sistema de salud atienda de más y no de menos”.

 

Insistió en que es la misma la tarea contra Dengue, Zika y Chicungunya, y pasa principalmente por erradicar el vector o mosquito transmisor y luego por una rápida detección de casos sospechosos y un control de focos o casos detectados.

 

Además reiteró la necesidad del compromiso ciudadano: “todos los cambios de conducta llevan tiempo y es más fácil instalar una terapia con medicamento o  una vacuna. Pero para Dengue o Zika no hay vacunas y el principal responsable de erradicar  el mosquito transmisor es el vecino.

 

La docente e investigadora de la UNNE recordó que desde la Universidad hace años se viene trabajando en el abordaje de enfermedades de transmisión vectorial, con acciones de investigación, extensión, capacitación.

 

Incluso hace algunos años desde la UNNE se diseñó un video juego infantil “Guardianes del Hogar” para educar sobre el Dengue, con la finalidad de reflexionar y crear cambios de conducta en la familia y dentro del hogar acerca del compromiso comunitario para detener el avance de los mosquitos causantes de la enfermedad.

 

Balbachán comentó que desde la Facultad de Medicina de la UNNE, puntualmente desde el Área Infectología, se están iniciando líneas de investigación sobre Dengue, Zika y Chicungunya y además se está planificando la realización de diagnósticos de estas enfermedades en la Facultad.

 

INFORMACION SOBRE ZIKA

Sobre la enfermedad de Zika, la doctora Balbachán remarcó la importancia de las recomendaciones del Ministerio de Salud de la Nación.

 

La infección por virus Zika es una enfermedad causada por un virus filogenéticamente muy cercano a los virus dengue y de la fiebre amarilla, que se transmite por la picadura de mosquitos del género Aedes aegypti, el mismo que transmite el virus de dengue y la fiebre Chikunguña.

 

“Zika” es el nombre de los bosques de Uganda donde este virus fue identificado por primera vez en 1947 durante un estudio de transmisión de la fiebre amarilla selvática en monos. En 1968 se logró aislar el virus en muestras humanas.

 

La infección por virus Zika puede causar fiebre leve, sarpullidos, conjuntivitis, dolores de cabeza y en las articulaciones, entre 3 y 12 días después de la picadura de un mosquito infectado. La infección puede cursar de forma asintomática, o presentarse con una clínica moderada.

 

Los síntomas duran entre 4 y 7 días, y por  su similitud con los del Dengue y la fiebre Chikunguña, puede ser confundida fácilmente con estas enfermedades.

 

En el último tiempo, la OPS se encuentra estudiando algunos casos mortales y también la asociación de esta infección durante los primeros trimestres del embarazo con un aumento de casos de recién nacidos con microcefalia.

 

Todavía no se registraron casos autóctonos en Argentina. Sin embargo, varios países de la región presentan circulación autóctona del virus: Brasil, Chile (Isla de Pascua), Colombia, El Salvador, Guatemala, México, Paraguay, Surinam, Venezuela y Panamá.

 

No hay vacuna ni tratamiento específico para la fiebre por virus Zika. El tratamiento consiste en aliviar el dolor y la fiebre u otro síntoma que afecte al paciente, utilizando Paracetamol solamente. Está contraindicado enfáticamente el uso de aspirinas.

En el actual contexto, sin circulación viral autóctona, el énfasis radica en la detección de casos importados con acciones de control para disminuir el riesgo de transmisión, y en la posible detección precoz de casos sospechosos y brotes.

 

Asimismo, se mantienen sensibilizados y capacitados a los equipos de salud para la sospecha clínica de infecciones y se provee a la población general de la información completa y adecuada sobre las medidas de prevención domiciliarias e individuales, con acento en quienes realicen viajes a zonas con circulación viral, con especial atención de las mujeres embarazadas, destacando la necesidad de consulta médica ante la presencia de síntomas.

Como las personas infectadas pueden transmitir la enfermedad durante el período febril, es importante que utilicen repelentes o tules para evitar picaduras de mosquitos que luego puedan transmitirlo a otras personas.

 

Como el riesgo de transmisión de este virus depende de la presencia de los mosquitos Aedes, la principal medida preventiva es controlar a estos vectores. Cuanto menos mosquitos, menos riesgo de que se transmita el virus.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Aguas de Corrientes... Desde ahora podes Imprimí tu factura desde tu computadora
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura