Supermax Supermercados
Romero Feris permanecía en la noche del miércoles 10, internado en el Sanatorio del Norte porque volvió a alegar que su salud está complicada. Una junta médica forense debe examinarlo y luego lo llevarían al lugar establecido para su reclusión.
[FRASEDESTACADA1]

Raúl Tato Romero Feris permanecía anoche internado en el Sanatorio del Norte de Corrientes en calidad de detenido, mientras que la Justicia aguarda el resultado de una junta médica forense para trasladarlo a una celda en el Instituto Pelletier, donde finalmente cumplirá los 7 años y 9 meses de prisión que le faltan por condenas que suman 12 años.

 

Romero Feris volvió a alegar razones de salud para evitar su encarcelamiento en una dependencia del Servicio Penitenciario Provincial, como dispuso ayer la Justicia, y sus abogados volvieron a indicar que el cuatro veces condenado es un “perseguido político”.

 

Pero la decisión judicial de ponerlo en prisión no puede tener vuelta atrás porque tres de las cuatro condenas ya fueron ratificadas por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, es decir, las sentencias que suman 12 años de prisión se encuentran firmes.

 

Otra cuestión que alegó es que espera un pronunciamiento de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), pero ese organismo no puede frenar lo que ya determinó la Justicia argentina y, mientras tanto, debe ejecutarse la orden de arresto y cumplimiento efectivo de la condena.

 

Así lo explicaron al diario La República las fuentes judiciales consultadas, tras las argumentaciones esgrimidas por Romero Feris, sus abogados y su esposa, la senadora del PANU, Nora Nazar.

 

El exgobernador y exintendente se internó ayer al mediodía cuando ya se sabía que iba a quedar detenido y sus abogados volvieron a alegar que padece un complicado cuadro de salud por abdomen agudo. Trascendió que Romero Feris tenía 17 de presión arterial y estaba muy intranquilo, mientras seguía en una habitación de la clínica ubicada por calle Pellegrini al 1300, en el centro de Corrientes.

 

Romero Feris fue cuatro veces condenado por tribunales de la Provincia y el Juzgado de Ejecución de Penas dispuso ayer su arresto al notificarle que deberá terminar de cumplir las tres condenas que tienen sentencia confirmada por la Corte y que provienen de los juicios orales y públicos llevados adelante entre los años 2000 y 2006 por las causas denominadas Bonos, Pavimentación y Santa Catalina.

 

El exgobernador ya estuvo detenido entre 1999 y 2002 por esas causas que lo condenaron por los delitos de peculado, asociación ilícita, abuso de autoridad, entre otros, al ser hallado culpable de la creación de fondos públicos para obras que nunca se realizaron o rendir gastos con facturas truchas a nombre de la Municipalidad de Corrientes, es decir, en detrimento del erario público.

 

Ahora, siguiendo la notificación de la sumatoria de penas realizada por la Cámara en lo Criminal Nº 2, presidida por Juan José Cochia Breard, la jueza de Ejecución, María Teresa Zacarías, dispuso que Romero Feris deberá cumplir arresto en un calabozo separado para su detención en el Instituto Pelletier, donde funciona la cárcel de mujeres, por calle Pellegrini al 600, en el centro correntino.

 

Antes de que la notificación le llegara a su domicilio, Romero Feris se internó en el Sanatorio del Norte y sus abogados presentaron un certificado en el que alegaron que padece un cuadro complicado de salud por “abdomen agudo” y una fuerte presión arterial.

 

“Nuestro cliente tiene toda la voluntad de permanecer supeditado a la Justicia, pero tiene razones de salud que le impiden ser trasladado del sanatorio”, dijo a la prensa su abogado defensor, José María Arrieta.

 

Romero Feris había denunciado durante el fin de semana que es un “perseguido político”, al tiempo que acusó a la Justicia de avanzar con su encarcelamiento en un momento en el que se lanzó como candidato a gobernador para el año que viene. Pero, además de que deberá cumplir años en prisión, Romero Feris, está impedido de ocupar cargos públicos de por vida por la gravedad de los delitos cometidos. “Me tienen miedo porque saben que levanté mi nivel de popularidad y seré candidato a gobernador de Corrientes en 2017”, dijo durante el fin de semana pasado.

 

El Partido Nuevo (PANU) emitió un comunicado en el que advirtió que el Poder Judicial de la Provincia “insiste en proscribir a Tato y, con ello, quebranta la paz social de la provincia”. Pero más que por el lado de una supuesta proscripción, la sociedad correntina se pregunta por los daños que fueron probados por la Justicia contra la Municipalidad de Corrientes en la creación de fondos para obras públicas que nunca se realizaron o en la rendición de cuentas con facturas truchas. Por ello, el interrogante también es cómo hará la Justicia para cobrarle a Romero Feris la indemnización de 8,5 millones de pesos que sentenció como indemnización.

 

Frente la clínica donde se encuentra internado Romero Feris, permanece una guardia policial y se espera que durante esta semana sea trasladado al lugar de detención.

 

En noviembre próximo, el ex gobernador y ex intendente de Corrientes cumplirá 70 años de edad y estaría en condiciones de tramitar el beneficio del arresto domiciliario. En esa oportunidad, Romero Feris puede volver a alegar razones de salud, buena conducta y avanzada edad para que lo autoricen a cumplir la condena en su domicilio.
Etiquetas
¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Aguas de Corrientes... Desde ahora podes Imprimí tu factura desde tu computadora
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura