Supermax Supermercados
El empresario entrerriano Víctor Pietroboni contó que “por un trabajo de 700 mil pesos, Báez cobraba 10 millones de dólares”. Reveló cómo el empresario detenido era beneficiado por el kirchnerismo.
[FRASEDESTACADA1]

(www.infobae.com) "Nosotros no teníamos ninguna posibilidad de presentarnos en las licitaciones donde él (Lázaro Báez) competía". El testimonio revelador corresponde a Víctor Pietroboni, empresario entrerriano cuya empresa participó de muchas licitaciones para obras públicas.

 

En declaraciones a Radio 9, de Concepción del Uruguay, denunció que no tenía posibilidades "de competir" con Báez para obtener contratos del Estado, ya que recibía "llamados desde las primeras autoridades de la Nación diciendo que no podíamos molestar las obras" en las que éste último se presentaba.

 

Pietroboni salió a desmentir un escrito que Báez presentó ante el juez federal Sebastián Casanello a fines de mayo último, en el que lo incluyó en un listado de más de 30 compañías que se beneficiaron en negocios con el Estado en la obra pública durante las tres presidencias del kirchnerismo.

 

El empresario contó que desde el Ministerio de Planificación Federal o el propio secretario de Obras Públicas, el detenido José López, llamaban y "por indicación de la señora presidente" y te le decían: "En esto no te metas porque viene para este señor (por Báez); viste cómo es esto, es un deseo del Ejecutivo".

 

Pietroboni reveló también cómo era la maniobra que se realizaba para beneficiar a Báez en la provincia de Santa Cruz, donde obtuvo más de 20.000 millones de pesos. "La provincia licitaba, pagaba Vialidad de la Nación, y el pliego era limitativo ya que no podía trabajar otra empresa que no haya trabajo en los últimos 5 años. Era un cerco para que solo las empresas de Báez puedan ganar las obras".

 

Según el empresario entrerriano, esas obras tenían sobreprecio y "por encima de eso les certificaban obras no ejecutadas". "Por 50.000 metros cúbicos de terraplén y le pagaban 200.000. Un trabajo que al taparlo quedaba como inmedible".

 

También reveló que crearon un ítem de "remediación de Yacimiento para arreglar las canteras de los pozos que se explotaban", y detalló que por "arreglar los bordes, taludes, para que no se forme una laguna, en un trabajo que se hacía en 10 o 12 días, y que puede costar 700 o 800.000 pesos, él (Báez) cobraba 10 millones de dólares".

 

"Esto es indescriptible. Esta es la única manera de que este tipo pudiera tener 200 estancia y todo lo que tiene, más la plata escondida", dijo y consideró que si la Justicia se pusiera a investigar "sería muy fácil" detectar la maniobra.

 

Pietroboni acusó a Báez de provocar "un daño tremendo" al sector de la construcción y sostuvo que mientras sus obras están terminadas y recibidas, "las obras de Báez están cobradas en más del 70 por ciento y no están hechas".

 

Al ser consultado sobre la persona que permitía estos manejos, el empresario fue directo: "López era la persona con diálogo directo con Olivos y digitaba todo el tema de las obras de Vialidad Nacional".

 

Al ser consultado sobre la metodología utilizada, Pietroboni explicó que mientras el ex presidente Kirchner estaba vivo el mecanismo era el mismo y que incluso "había compañías que cobraban los certificados en fecha o anticipadamente", mientras el resto en hasta 120 días o al finalizar la obra.

 

Pero tras la muerte del ex mandatario algo se fracturó. "Cuando asume Cristina se suspendieron esos pagos por un plazo de un mes y medio, y eso fue, de alguna manera, el primer encontronazo entre ellos", señaló.

 

"Lázaro le dijo algo así como que Néstor era su amigo y que con ella no tenía acuerdo. Pero después hicieron las paces, se sentaron y arreglaron para continuar", resumió.

 

SOBREPRECIOS

Respecto a las coimas y sobreprecios, remarcó que "es una condición del mercado que si no la contemplas la tenés que sacar de otro lado", y aseguró que se produce "en el mundo entero, pero de ninguna manera llega al 15 o 20% de la obra en países como Paraguay o España, donde trabajamos".

 

"Está mal, pero no tiene nada que ver con las empresas favorecidas por el kirchnerismo, es una cosa indefendible" agregó.

 

Según Pietroboni, la estrategia tenía por objetivo "perpetuarse comprando voluntades en las elecciones para poder ganar", y que ese modelo se importó desde el sur ante la "avidez por juntar caja y caja" para continuar en el Poder.

 

"Nosotros trabajamos en la época de Néstor Kirchner en Santa Cruz y era muy parecido. Era más el Far West que otra cosa. Y me parece que eso lo trasladó a la Nación", señaló.

 

El empresario entrerriano dijo estar tranquilo y que no había problemas si lo investiga la Justicia. "Tenemos más de 50 años de trayectoria, nos dedicamos a hacer obras y las terminamos", enfatizó y mencionó que su empresa contrató $2.800 millones a lo largo de la era K, "el 15% de la facturación total de la compañía".

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Aguas de Corrientes... Desde ahora podes Imprimí tu factura desde tu computadora
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura