Supermax Supermercados
Según un informe del Instituto de Estudios de Consumo Masivo (INDECOM), la inflación promedio ponderada de la segunda mitad del año descenderá casi un 50 % con respecto a los índices correspondientes a los primeros seis meses. Además, estiman que la proyección de la inflación anual no superará el 36 % y que la reactivación se consolidará recién a mediados de septiembre.
[FRASEDESTACADA1]

El trabajo de www.indecom.org señala que en el transcurso de los próximos ciento ochenta días habrá una baja estimada de casi dos puntos mensuales en el índice de inflación promedio ponderada a nivel general, incluyendo la proyección de la inflación núcleo (productos de la canasta básica alimentaria) y las subas en las tarifas de los servicios públicos y el resto de los rubros, como ser combustibles, prepagas, transporte, etc.

 

Según el estudio, la suba general mensual pasará del 3,8 % (incremento promedio que se registró mes por mes de enero a junio de este año), a un 2,1 % entre julio y diciembre del corriente, confluyendo en una proyección que ubica a la inflación anual en 35,4 puntos porcentuales. De ese modo, la inflación general semestral pasará del 22,8 % de los primeros seis meses a un 12,6 en la segunda parte del año, registrando un descenso del 44,7 % entre ambos períodos.

 

Al respecto, Miguel Calvete, Presidente del Instituto de Estadísticas de Consumo, explicó que la merma inflacionaria se producirá por varios factores, entre los que destacó “el impacto de los acuerdos paritarios, el sobre stock de los comercios (sobre todo de bienes durables como consecuencia del proceso recesivo), los pagos de los medio aguinaldos, el vuelco al consumo básico y la devolución del IVA a los sectores más necesitados (segmento C3D)”.

 

El especialista también aseguró que “los aumentos en los haberes jubilatorios y en las asignaciones universales, que inyectarán un promedio de cobro de casi dos haberes más en ambos tipos de beneficiarios, fomentarán una mayor disponibilidad de pesos circulantes que se volcará al consumo de bienes primarios pero que no se reflejará en la inflación debido a la fuerte recesión que se produjo durante el primer semestre del año”.

 

En ese punto, Calvete explicó que “la reactivación del consumo servirá para recuperar los niveles de consumo caídos, pero no generará inflación porque si bien habrá mayores niveles de demanda, todavía habrá una oferta muy elevada debido al sobre stock  que produjo la retracción en las ventas de los primeros 180 días del año”.

 

Otro estudio de INDECOM, difundido el pasado 10 de junio, ya había dado cuenta de la primera baja inflacionaria del 2016, registrando un 1,74 % durante el mes de mayo en los productos de la canasta básica de alimentos (Inflación núcleo) y marcando la primera tendencia de lo que ahora se confirma como proyección a nivel general para la segunda mitad del año.

 

En tanto, durante el mes de junio, el organismo informó que esa baja se sostuvo en el 1,76 % promedio. Esa medición se realizó sobre un total de 91.347 tickets de compras realizadas desde el 1 de junio hasta el 30 de ese mes en cadenas de grandes supermercados, almacenes, bocas de proximidad y autoservicios chinos, evaluando el movimiento de precios de 253 productos de la canasta básica, incluyendo alimentos, bebidas, higiene personal y artículos de limpieza. Como cada mes, el trabajo se llevó a cabo en el ámbito geográfico de la Ciudad de Bs As, Gran Buenos Aires, Rosario, Córdoba, Mendoza y Mar del Plata, recabando muestras físicas de facturación sobre distintos puntos de venta mayoristas y minoristas.

 

Por su parte, Calvete reconoció que “el nuevo sondeo también dio cuenta de una leve recuperación de las ventas en diferentes categorías de los productos de primera necesidad”. En ese punto, señaló que “si bien la medición interanual marca una baja promedio en el consumo que se ubica en el 2,8 % con respecto a junio de 2015 (un promedio de 0,23 % mensual), en los últimos dos meses se observó una pequeña mejora en algunos productos” y detalló que “el caso más significativo sigue siendo el registrado en la leche fluida en sachet, que es el producto que más se vende, cuyo consumo se reactivó un 0,9 % promedio, siendo que durante el primer cuatrimestre había registrado una caída muy profunda en el consumo, trepando casi al 3,4 %”.

 

A su vez, el estudio detalla que “algo similar sigue ocurriendo con los yogures que, durante el primer tercio del año, bajaron sus ventas entre un 4 y un 11 %, según marca y calidad y ahora mejoraron entre un 2,6 y un 5,3 % promedio”. Además, también reiteró que sigue habiendo mejoras de entre un 0,7 y un 2,5 % en el consumo de sopas listas y panificados “por cuestiones estacionales que van más allá de los precios”.

 

Sin embargo, Calvete explicó que “salvo esos casos puntuales la tendencia de recuperación a nivel general comenzará a vislumbrarse recién durante la segunda quincena de septiembre, y se consolidará definitivamente entre octubre y noviembre de este año”.

 

A principios de junio, INDECOM también difundió un relevamiento en el que explicitó que “el 90 % de los argentinos reconocían modificaciones en sus hábitos de consumo en los últimos meses” y detallaba cambios muy importantes en la ingesta de alimentos y bebidas y en los medios de transporte utilizados” (Ver informe).

 

Sin embargo, ahora, en el cierre de su proyección semestral, la consultora de consumo encabezada por Miguel Calvete detalla que “se espera que gran parte de los consumidores vuelvan lentamente a recuperar sus conductas de compra habituales”, aunque reconoce que “al menos hasta mediados del año próximo, perdurarán muchos de esos cambios”.

Etiquetas
¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Aguas de Corrientes... Desde ahora podes Imprimí tu factura desde tu computadora
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura