Supermax Supermercados
El senador del Frente para la Victoria (FPV) “Camau” Espínola, consideró negativa la iniciativa que pretende beneficiar a 20 municipios y a 200.000 correntinos. Se trata de ceder a la Nación 150.000 hectáreas de propiedad privada de Conservation Land Trust (CLT) para la tutela ambiental.
[FRASEDESTACADA1]

El senador provincial y presidente de la Unión Cívica Radical (UCR) Sergio Flinta, desafió al legislador nacional del Frente para la Victoria (FPV) Carlos Mauricio Espínola a un debate sobre el proyecto de transferencia al Gobierno nacional para el cuidado ambiental de las 150.000 hectáreas de propiedad de la Fundación Conservation Land Trust dentro del parque Iberá.

 

La propuesta del referente radical llegó a raíz de las críticas del niño que nunca fue de oro, que había manifestado públicamente respecto de la conveniencia de la media sanción que le dio el Senado de la Provincia a la idea de convertir esta extensión de tierra en un parque nacional.

 

El senador nacional por Corrientes dijo que debería hacerse un plebiscito, una consulta popular sobre el destino de la tan preciada reserva de agua dulce que se encuentra en suelo correntino.

 

El legislador del FPV aseguró que los correntinos tenemos que defender y sostener lo nuestro. “Lo que hoy hacen con los esteros del Iberá es una falta de respeto a los correntinos. Las cosas se hacen con consenso”, expresó.

 

Pero es la primera vez que se lo oyó referirse al tema, en lo que fue una especie de cuestionamiento con la misma liviandad que podría hacerlo cualquier vecino que va a la verdulería y ensaya una conversación con quien lo atiende.

 

“Camau”, con muy poco rigor conceptual y con más desconocimiento que certezas, el senador nacional, que sigue soñando con ser gobernador a partir de meras incursiones mediáticas, se muestra con un perfil de opositor sin argumentos válidos.

 

La ley se propone ceder al Gobierno nacional la tutela ambiental de 150.000 hectáreas de tierras del Iberá, actualmente propiedad de CLT, para crear un parque nacional y se propone avanzar en políticas de promoción ecoturística como herramienta para impulsar el desarrollo local de una veintena de pueblos aledaños.

 

Actualmente, el Iberá es una fuente laboral importante para las ciudades que se encuentran como receptores de los visitantes de este atractivo natural que tiene Corrientes.

 

Flinta aseguró en esa oportunidad que Corrientes no pierde jurisdicción sobre esas tierras, sino que “gana un parque nacional”, que se agrega al provincial Iberá, en el cual se conjugan proyectos de conservación y recuperación de especies extintas en el “principal humedal y reservorio de agua dulce de Argentina”.

 

Asimismo detalló que “hay un proyecto nacional de desarrollo de un corredor turístico que denominan “las tres I: Iguazú, Iberá e Impenetrable, que significará un aporte inmenso al desarrollo de los pueblos que se verán beneficiados”.

 

Con el firme argumento de que se trata de un aspecto positivo para el desarrollo y el crecimiento turístico de la provincia, el legislador radical desafió a Camau a realizar un debate a fin de establecer su postura y las razones por las que considera que el Iberá no debería pasar a ser un parque nacional, argumentando que el Iberá debería potenciarse como destino ecoturístico.

 

“Aprovechar el potencial del Iberá para el desarrollo local con inclusión social”, dijo el presidente de la Comisión de Ecología y Medioambiente de la Cámara alta provincial y mencionó que el proyecto incluye a 20 municipios y más de 200.000 correntinos que se verán beneficiados.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Aguas de Corrientes... Desde ahora podes Imprimí tu factura desde tu computadora
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura