Supermax Supermercados
El Ejército de Turquía ha dado este viernes 15, un golpe de Estado para hacerse con el control del Gobierno con el fin de “restaurar la democracia”, según han anunciado las Fuerzas Armadas, que aseguran que se han hecho con el control del país y han impuesto un toque de queda y la ley marcial. Aunque no está claro que hayan logrado su objetivo, hay movimientos de tropas tanto en Ankara como en Estambul, mientras el presidente, Recep Tayyip Erdogan, ha llamado al pueblo turco a resistirse y a “llenar las plazas del país para dar la respuesta necesaria”.
[FRASEDESTACADA1]

(www.rtve.es) El golpe ha comenzado con unos inusuales movimientos de tropas tanto en Estambul, donde unidades militares han cerrado los puentes que cruzan el Bósforo, como en Ankara, la capital del país, donde varios cazas a sobrevolado a baja altura la capital del país y se han escuchado disparos en torno al cuartel central del Estado Mayor, durante el asalto de los militares rebeldes.

 

La agencia oficial Anadolu ha informado, en este sentido, de que el jefe del Estado Mayor, el general Hulusi Akar, ha sido tomado como rehén por un grupo de soldados rebeldes.

 

Después de un período de confusión, las Fuerzas Armadas ha emitido un comunicado en el que aseguraban haber tomado el control del país: “El Ejército se hizo cargo [de la administración] totalmente para restaurar la democracia [...]. Todos los acuerdos internacionales seguirán vigentes. Esperamos mantener nuestras buenas relaciones con todos los países”.

 

IMPOSICIÓN DEL TOQUE DE QUEDA Y DE LA LEY MARCIAL

Los soldados rebeldes han tomado algunos edificios e instituciones clave, en especial la televisión pública turca TRT, que ha emitido otro comunicado militar en el que se informaba de la imposición del toque de queda y la ley marcial en todo el país.

 

A partir de ahora, siempre según ese comunicado difundido en la televisión pública, el gobierno del país queda en manos de un “Consejo de Paz en Casa” que garantizará, aseguran, la seguridad de los ciudadanos, así como sus derechos y libertades.

 

Además, anuncia que elaborará en breve una nueva constitución, ya que, a su juicio, “el imperio de la ley secular y democrática han sido erosionado por el actual Gobierno”. En este sentido, el comunicado califica al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, de “traidor” y le acusa de haber establecido un “régimen autoritario del miedo”.

 

Asimismo, el comunicado difundido por televisión señala que las Fuerzas Armadas controlan puntos estratégicos como los aeropuertos, que han sido cerrados al tráfico. Después, la televisión pública ha dejado de emitir y se ha ido a negro.

 

Aproximadamente dos horas después del levantamiento militar, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha llamado a los turcos a salir “a las plazas” para hacer fracasar el golpe, en una entrevista telefónica con CNN Turquía. “Este golpe de Estado nunca tendrá éxito. Tarde o temprano será eliminado. Voy a volver a Ankara”, añadía el mandatario, que se encuentra de vacaciones fuera de la capital turca.

 

“Este evento es desafortunadamente un intento de golpe de Estado, perpetrado por un pequeño grupo dentro del ejército. Lo ha hecho por la estructura paralela que conocemos dentro del Estado”, ha argumentado. “Yo soy el comandante en jefe. Sin mi información el ejército no puede hacer nada”.

 

“Yo soy el comandante en jefe. Sin mi información el ejército no puede hacer nada. He oído que el jefe de Estado Mayor está detenido. Sin embargo, no sé hasta qué punto esto es verdad”, ha reconocido el presidente, que según fuentes de la Presidencia, se encuentra en un “lugar seguro”, aunque no han revelado el lugar exacto.

 

El ministro de Justicia de Turquía, Bekir Bozdag, ha pedido a la población que se eche a la calle y “salte sobre los tanques” para detener el intento de golpe de Estado iniciado por militares rebeldes.

 

Antes de la intervención de Erdogan, el primer ministro turco, Binali Yildirim, confirmaba en esa misma emisora la existencia un golpe militar en Ankara, recalcando que se trata de una “tentativa ilegal” a cargo de “un grupo dentro del Ejército que se ha alzado”. Aunque que ha admitido que esos militares habían “rodeado algunos edificios importantes”, ha prometido que los autores del golpe “pagarán un alto precio. No haremos concesiones en la democracia”.

 

DISPAROS EN LAS CALLES

El mensaje de Erdogan ha sacado a cientos de personas a las calles de las dos principales ciudades, desafiando el toque de queda impuesto por los militares, tal como muestran las imágenes de la cadena NTV.

 

Sin embargo, los militares rebeldes siguen movilizándose para controlar las principales infraestructuras e instituciones del país. En Ankara, después de tomar el cuartel central del Estado Mayor, los sublevados han atacado la Dirección de Seguridad turca hasta por dos veces con aviones y helicópteros, según ha informado la emisora CNN Turquía. Además, un gran contingente de policía se ha desplegado en Ankara y ha cerrado los accesos a la céntrica plaza de Kizilay.

 

En Estambul, la ciudad más poblada del país, unidades militares han cerrado completamente al tráfico los dos puentes de Estambul que comunican la parte europea con la parte asiática. Después, cuando cientos de personas han tratado de cruzarlos, se han escuchado disparos y los manifestantes se han tirado al suelo, según se ha podido ver en NTV.

 

En el aeropuerto internacional de Atatürk, la misma emisora ha mostrado imágenes de tanques bloqueando las entradas; el aeródromo de Estambul, el más importante del país, ha suspendido todos sus vuelos.

 

Además, el acceso a las redes sociales ha sido restringido, según informa Reuters citando grupos de control de internet.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Aguas de Corrientes... Desde ahora podes Imprimí tu factura desde tu computadora
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura