Supermax Supermercados
Un informe mundial sorprendió este sábado 23 en la Conferencia Internacional sobre el Sida, en la ciudad sudafricana de Durban. A un mes del ambicioso compromiso global asumido en las Naciones Unidas para controlar la epidemia de VIH, los resultados subrayan la cantidad de obstáculos aún por superar. Uno de los que más llamaron la atención fue el crecimiento de las nuevas infecciones en 74 países en los últimos 10 años y la Argentina aparece en la lista.
[FRASEDESTACADA1]

Mientras que en el mundo la cantidad de nuevos casos disminuyó 0,7% entre 2005-2015, en el país aumentó 7,8%. Esto se traduce en un salto de 2850 casos en 2005 a 6320 el año pasado, según revela el estudio, elaborado por el consorcio internacional de investigadores que coordina el Instituto para la Medición y la Evaluación de la Salud (IHME), de la Universidad de Washington.

 

La cifra también ubica a la Argentina por encima de los demás países de la región, seguida por Paraguay, con un aumento anual de nuevos casos del 4,9%. “La incidencia del VIH en la Argentina indica que en 2015 se infectaban 14,4 personas por cada 100.000, explicó el IHME. Ésa no es una cifra muy relevante si se la compara a nivel global. Pero la Argentina, en los 10 últimos años, tuvo una tasa de nuevas infecciones del 7,8%, lo que significa que aunque la incidencia de VIH no es muy alta, está creciendo más rápido que en otros países”.

 

PARA LA PREVENCIÓN SÓLO FALTA DECISIÓN POLÍTICA

La investigación incluye información de 188 países y se publicó ayer simultáneamente en la revista The Lancet HIV. “El 70% de los argentinos que viven con VIH recibe la terapia antirretroviral para controlar la enfermedad, lo que excede ampliamente el promedio global de cobertura, que es del 41 por ciento, destacaron los autores del informe. Al mismo tiempo, la cantidad de nuevas infecciones en el país aumentó un 7,8% entre 2005 y 2015, lo que convierte al país en uno de los pocos de América latina que experimentan un aumento semejante.”

 

En nuestro país hay 120.000 personas que viven con el virus de la inmunodeficiencia humana o VIH, de acuerdo con las estimaciones locales. El Boletín sobre el VIH/sida y las Infecciones de Transmisión Sexual del Ministerio de Salud de la Nación señala que, a diciembre del año pasado, se registran en el país unas 6000 infecciones nuevas anualmente, unos 6500 diagnósticos y 1400 muertes por el sida.

 

El diagnóstico oficial coincide bastante con los resultados del estudio colaborativo Carga Global de las Enfermedades, Lesiones y Factores de Riesgo que coordina el IHME. “Si bien en el nivel nacional la epidemia está amesetada desde hace una década, al mirar más allá del área central del país se advierte un aumento de las tasas de diagnóstico y muchas asimetrías en el comportamiento de los indicadores epidemiológicos”, se lee en el boletín.

 

Actualmente, cuatro de cada 1000 jóvenes y adultos viven con VIH en nuestro país. Nueve de cada 10 personas a las que les diagnosticaron la infección entre 2012 y 2014 contrajeron el virus en relaciones sexuales sin preservativo. La mitad de los varones infectados adquirió la infección durante relaciones sexuales con mujeres y la otra mitad, con hombres.

 

La transmisión vertical (de madre a hijo durante la gestación, el parto o la lactancia) es del 1% y el uso compartido de jeringas para el consumo de droga explica un 0,3% de las infecciones, de acuerdo con los datos oficiales.

 

En el estudio presentado ayer en Sudáfrica, la tendencia de la epidemia en el mundo indica que los nuevos casos están bajando, aunque no con el mismo ritmo que hace 10 años. “Las nuevas infecciones de VIH disminuyendo a un promedio del 0,7% anual entre 2005 y 2015, comparado con la caída del 2,7% por año entre 1997 y 2005”, comentaron desde el IHME.

 

Para Christopher Murray, director del instituto, de continuar esta tendencia será difícil que el mundo pueda controlar la epidemia en los próximos 15 años como lo indican los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

 

“Todos los involucrados en la salud de la población (investigadores, responsables políticos, profesionales, empresas farmacéuticas, entre otros) tienen que comprender que, aun habiendo más personas viviendo con VIH por más tiempo, no podremos acabar con el sida sin detener las nuevas infecciones”, indicó Murray a través de un comunicado.

 

El estudio del consorcio de más de 1700 investigadores de 124 países determinó que 74 países registraron un aumento de los nuevos casos anualmente en el período estudiado. Paquistán es el país con mayor crecimiento (17,6%), seguido de Qatar (13%), Afganistán (11,7%), Egipto (11,6%), Emiratos Árabes (11,5%), Filipinas (11,3%), Armenia (8%), Kenya (7,1%), Camboya (6,6%) y Rusia (5,3%).

 

“Mientras que la Argentina tiene la mayor cobertura de Terapia Antirretroviral (TARV) de América latina, la cantidad de nuevas infecciones prácticamente se triplicó en la última década. Sin embargo, muy posiblemente gracias a la elevada cobertura de la terapia, la cantidad de muertes por año por VIH/sida permanezca baja, casi sin fluctuaciones desde 2005, con unas 1600 muertes por año en promedio”, destacaron desde el IHME.

 

En tanto, Carlos Castañeda Orjuela, director del Observatorio Nacional de Salud de Colombia y colaborador del estudio dijo que, “los hallazgos para la Argentina deben llamar la atención de las autoridades locales y los tomadores de decisión porque, a pesar de las altas tasas de cobertura del TARV, es uno de los países de la región con el mayor aumento de la incidencia de la enfermedad, con sólo una leve disminución en la mortalidad”.

Etiquetas
¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Diorama - Revista de Cultura