Supermax Supermercados
La empresa Servicios Vertúa cobró $733 millones y dejó el proyecto sin terminar por dudosos conflictos gremiales. El informe de PPT. Vertúa trabaja en sociedad en dos obras más con la constructora JCR, propiedad de la familia Relats, que a su vez es socia de la familia Kirchner en el negocio hotelero y es investigada en la causa Hotesur.
[FRASEDESTACADA1]

El gasoducto del Noreste es la obra pública más grande del país. Son 1.500 kilómetros de caños que deberían unir el gasoducto Juana Azurduy, que viene de Bolivia, con la provincia de Santa Fe. La empresa Servicios Vertúa ganó la licitación para desarrollar el primer tramo en Salta, licitó la construcción por 1.280 millones de pesos y hasta el momento cobró 733 millones. Sin embargo, la obra está abandonada.

 

En el medio del monte del chaco salteño hay miles de caños que deberían estar colocados para proveerle gas a Chaco, Formosa, Corrientes, Misiones y el norte de Santa Fe. Periodismo para todos viajó hasta el obrador que la constructora tiene el paraje El Chirete en pleno monte salteño y solo encontró en el lugar a un encargado que custodia lo que la empresa dejó hace 7 meses.

 

Cada caño de 24 pulgadas y de casi 13 metros de largo abandonado cuesta 8 mil dólares. Son caños especiales y sin costura que la empresa estatal Enarsa le entregó a  la compañía para el primer tramo del gasoducto. En el obrador también quedaron decenas de rollos de fibra óptica: cada rollo vale cerca de 5 mil dólares. 

 

Los motivos de la empresa para abandonar la obra en diciembre fueron los constantes robos y supuestos sabotajes y piquetes que los lugareños le hacían en la puerta del obrador en reclamo de las fuentes de trabajo. Para esa fecha, Servicios Vertúa ya se había asegurado el adelanto de obra y el cobro de más de 700 millones por trabajos que no estaban hechos.

 

"Nos sabotearon el gasoducto", le dijo la apoderada legal de la constructora, Gabriela Vertúa, a PPT. Jorge Lanata señaló que la sospecha es que la constructora le habría pagado a manifestantes para generar un clima de caos y escudarse en eso para parar la obra.

 

Esta versión coincide con la de Sara Esper, la abogada de los manifestantes en El Chirete. "Buscaron que los muchachos reaccionen. Vertúa le pagó a militantes de Quebracho", sostuvo la letrada en conversación PPT. Por su parte, los exobreros reclaman por su sueldo y su trabajo hasta el día de hoy con cortes en la avenida 9 de julio.

 

DESPLIEGUE INMOBILIARIO Y SHOW DE RICKY MARTIN

Mientras no conseguía continuar ni concluir la obra del gasoducto en Salta, el dueño de la constructora, Raúl Vertúa, desarrolló en el kilómetro 374 de la ruta 11 "Villa Robles", un megaemprendimiento inmobiliario ubicado a 15 minutos de Pinamar.

 

La inauguración tuvo un broche de oro: un show exclusivo de Ricky Martin, que llegó al país solo para ese evento. En simultáneo con este despliegue, Vertúa le reclamó a Enarsa $538 millones por actualización de costos y supuestos incumplimientos de la empresa estatal.

 

Pese a que el ex ministro de Planificación, Julio De Vido, había anunciado junto a Cristina Kirchner que la obra estaría terminada en 2016, aún no hay avances significativos.

 

Conferencia de prensa realizada en enero de 2015 y todo siguió igual.




Cada caño de 24 pulgadas y de casi 13 metros de largo abandonado cuesta 8 mil dólares. Son caños especiales y sin costura que la empresa estatal Enarsa le entregó a  la compañía para el primer tramo del gasoducto. En el obrador también quedaron decenas de rollos de fibra óptica: cada rollo vale cerca de 5 mil dólares. 

 

El programa Periodismo Para Todos denunció un sospechoso triángulo de funcionarios y empresarios: el dueño de la empresa, Raúl Vertúa, mantenía un contacto fluido con De Vido y con José María Olazagasti, uno de los operadores del funcionario kirchnerista. Pero, a su vez, Vertúa trabaja en sociedad en dos obras más con la constructora JCR, propiedad de la familia Relats, que a su vez es socia de la familia Kirchner en el negocio hotelero y es investigada en la causa Hotesur.

 

CAPITANICH Y EL RELATO DE LA CORRUPCIÓN. "EL GASODUCTO DEL NORESTE ES UNA VERDADERA REPARACIÓN HISTÓRICA"

Siendo Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, había participado junto al ahora fuertemente cuestionado ministro De Vido, de la firma de contratos de la etapa dos de este emprendimiento al que calificó como “una obra estratégica de una dimensión inconmensurable”.

 

“"Con esta obra, ya no habrá argentinos de primera y argentinos de segunda, porque cientos de pueblos del interior del país podrán acceder al servicio de gas domiciliario, que redundará, además, en más fuentes de trabajo y mejoras en la actividad económica”, señalaba en ese momento el ministro De Vido a modo de introducción.

 

En tal sentido añadió que, “la Presidenta (Cristina Fernández de Kirchner) está muy entusiasmada con este proyecto, que apunta a lograr el consumo domiciliario a partir de tarifas populares y accesibles”.

 

“Este gasoducto, una vez terminado, abastecerá a 168 localidades del nordeste argentino y no sólo será importante para la industria de la construcción sino también para la siderúrgica”, remarcó el jefe de la cartera de Planificación.

 

De Vido también adelantó que “en estos días”, allá por enero de 2015, se estarían firmando 13 nuevos convenios de convergencia tarifaria para que las provincias mantengan las tarifas eléctricas durante todo el año, e instó a que se sumen las provincias de Córdoba y Santa Fe, con el objetivo de “universalizar el servicio”.

 

"Nosotros, los provincianos del norte que fuimos tantas veces discriminados, ahora vemos un Estado presente con una obra que es una reparación histórica, lo que marca claras diferencias entre el federalismo declamativo y el federalismo de acción", añadió Capitanich. Pero en realidad, todo fue relato y demagogia.

 

El funcionario indicó que el paso inmediato será el financiamiento para las redes domiciliarias y adelantó que ya existen acuerdos con la Corporación Andina de Fomento para obtener “300 millones de dólares, mitad este año y el resto el que viene”.

 

“Esta obra, estratégica e histórica, tendrá un ritmo de ejecución muy significativo y promoverá un incentivo extraordinario en los procesos de industrialización en nuestra región”, remarcaba.

 

El GNEA, que se construirá en tres etapas, prevé una inversión total de 25.000 millones de pesos con una extensión de 1.810 kilómetros en los tramos troncales y 2.334 kilómetros en los ramales de aproximación.

 

Nace en el Gasoducto Juana Azurduy y estará equipado por 8 plantas compresoras y 165 plantas reguladoras. Asimismo, se construirán 15.000 kilómetros de redes domiciliarias.un plazo de obra de 24 meses, abastecerá a 80 localidades de Santa Fe, Chaco y Formosa, y de los más de 11 mil millones de pesos de inversión, casi 9 mil millones se destinarán a la construcción y los restantes 2.500 millones de pesos en cañerías.

 

El tramo de Santa Fe incluye a 23 localidades, igual que Formosa, mientras que en el caso de Chaco serán 34 localidades.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Aguas de Corrientes... Desde ahora podes Imprimí tu factura desde tu computadora
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura