Supermax Supermercados
El Honorable Concejo Deliberante declaró de interés la iniciativa de la organización social Mujeres de la Matria Latinoamericana –Mumalá- denominada “Bares amigables con la lactancia materna”. El lanzamiento tuvo lugar el martes, en el café El Mariscal. En el Concejo, el proyecto fue presentado por el Concejal de la Ciudad de Corrientes, Gabriel Romero.
[FRASEDESTACADA1]

En la Declaración se recuerda que el Estado reglamentó la Ley de Promoción y  Concientización Pública sobre la Lactancia Materna. El objetivo es promoverla y generar conciencia sobre todos los beneficios que tiene amamantar. La OMS y el UNICEF entienden como imprescindible la lactancia materna durante los primeros seis meses del/la recién nacido/a, recomendando seguir amamantando  luego de los seis meses, al mismo tiempo que se va ofreciendo al/la bebé/a otros alimentos complementarios, y plantea hasta un mínimo de dos años.

 

Según la OMS, la lactancia materna tiene beneficios para el/la bebé/a: aporta todos los nutrientes y anticuerpos que necesita, reduce la mortalidad infantil, es fácil de digerir y previene de alergias, además de ser una forma de dar amor y contención. Como es sabido, la lactancia también trae beneficios para la madre: retrasa el regreso de la menstruación, ayuda a recuperar el peso previo al embarazo, reduce las posibilidades de contraer cáncer de mama y  de ovario; y beneficios para el mundo ya que es una  forma de alimentación segura, económica y que no genera ningún tipo de contaminación ambiental. Sin embargo, menos de la mitad de los/as bebés/as tienen la posibilidad de tomar leche materna. El mercado está lleno de leches de fórmula y de simpáticas mamaderas que se encargan de suplantar a la bendita lactancia materna.

 

En este marco, Romero planteó que cabe preguntarse ¿Sirve de algo que exista una ley a favor de la lactancia? Sí, claro; pero no sirve si no naturalizamos la lactancia y dejamos que cada cual sea libre de amamantar dónde y cuándo se le plazca. No sirve si cuando un/a bebé/a tiene hambre la madre debe hacer maniobras imposibles para que nadie se dé cuenta de lo que está haciendo.

 

Asimismo, destaca que se pensó en bares porque son un lugar común para muchas mujeres en el trayecto de sus casas y/o trabajos a otros lugares públicos. La lactancia no puede pertenecer exclusivamente a la esfera privada de las mujeres. Serán cada bebé/a y cada madre quienes establezcan sus pautas de alimentación y cuidado,   el entorno y en el momento que quieran hacerlo. Atender la “libre demanda” de amamantamiento no debe ser mal visto, por el contrario, debemos derribar prejuicios existentes al respecto en la sociedad.

 

Se consideró también que Bares amigables con la lactancia materna son todos aquellos espacios que apoyan a las mujeres y quieren que las y los bebés crezcan sanos, teniendo en cuenta que la lactancia es el primer acto de soberanía alimentaria y eso significa, nada menos, que defender el derecho a nutrirnos con libertad y de forma nutritiva y sostenible. “Dar la teta solo requiere de un espacio respetuoso y sin prejuicios”, resalta la Declaración.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Aguas de Corrientes... Desde ahora podes Imprimí tu factura desde tu computadora
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura