Supermax Supermercados
“La justicia federal ordenó la detención de 13 personas, entre ellas siete efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) de Corrientes y Chaco, acusadas de formar una “asociación ilícita” para el lavado de activos a partir de la compra, entre 2013 y 2015, de sumas millonarias de dólares en Paraguay que después vendían en el mercado paralelo en la Argentina”. Los imputados son Andrés Galeano, Abel Galeano, Gabriela López Soto, Martín Candia, Adrián Esquivel Forastier, Daniel Benítez, Laura Andreau, Daiana Esteche, Gustavo Sicardi, Marcelo Boutet y Delio Ulon, gerente de la sucursal Corrientes del Banco Nación.
[FRASEDESTACADA1]

Entre los detenidos por pedido del fiscal federal de Resistencia, Chaco, Patricio Sabadini, están el ex jefe de la PSA de Corrientes, Andrés Galeano y su hermano Abel quienes, según el requerimiento del Ministerio Público, serían los que encabezaban la organización, junto con un funcionario de la ANSES, Martín Erro, que está prófugo.

 

Está imputado, además, el director de la sucursal Corrientes del Banco Nación, Delio Ulon, porque no emitió los reportes de operaciones sospechosas (ROS) para informar a la Unidad de Información Financiera (UIF).

  

Sin embargo, Ulón, en comunicación con LT7 AM 900 afirmó que nunca tuvo contacto con la justicia Federal de Resistencia, ni con la jueza, ni con el fiscal, “no los conozco, no me notificaron ni verbal, ni por escrito, de ninguna imputación sobre mi persona”. Además señaló que lo solicitado por el organismo de Buenos Aires, Casa Central, a la filial Corrientes, la información requerida fue enviada en tiempo y en forma. 

 

Por orden de la jueza federal de Resistencia Zunilda Niremperger, que investigó el caso Carbón Blanco, se secuestraron nueve autos de alta gama, entre ellos dos BMW, y dos motos de alta cilindrada. Ese parque vehicular tiene un valor estimado de unos 4,5 millones de pesos, explicaron fuentes de la causa.

 

La jueza Niremperger denunció el año pasado que los narcos enjuiciados por el caso Carbón Blanco le habían ofrecido una coima de cuatro millones de dólares. Esta misma magistrada fue objeto de una amenaza de muerte por parte de Carlos Salvatore, el abogado porteño condenado a 21 años de prisión por aquel contrabajo de más de una tonelada de cocaína a Europa.

 

La investigación se originó en tiempos en que imperaba el cepo cambiario. Entre 2012 y 2015, el ex jefe de la PSA en Corrientes, su hermano y su pareja, Graciela Soto López, “reclutaban a efectivos de esa fuerza, a quienes les pedían sus tarjetas de débito a cambio de dinero”. Galeano “usaba su influencia como jefe”.

 

Según la investigación, “en esas cuentas se efectuaban depósitos de grandes sumas de dinero”. Los involucrados viajaban con esas tarjetas a Paraguay, donde recibían sumas en dólares al realizar compras simuladas en negocios de electrodomésticos. Esos comercios, salvo uno, no existían. Usaban los Posnet de firmas ficticias. Cuando regresaban, esos dólares eran vendidos a valor blue en el mercado negro.

 

Ahora la jueza chaqueña, se declaró incompetente por cuestiones de jurisdicción, por lo que la causa sería girada al Juzgado Federal N°1 de Corrientes, a cargo del Juez Carlos Soto Dávila.

 

MOVIMIENTOS IMPENSADOS

En la pesquisa que inició la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) tras los reportes de operaciones sospechosas librados por la UIF aparecieron fuertes sospechas de que los fondos que manejaban los efectivos de la PSA de Corrientes y Chaco no se correspondían con sus salarios.

 

Según el requerimiento realizado por el fiscal Sabadini, el 4 de septiembre de 2015 se detectó que dos efectivos de la PSA tenían “movimientos sospechosos en las cuentas bancarias”. En agosto de ese año el oficial Daniel Benítez había movido $ 2.000.000; Laura Andreu, personal civil de la fuerza, realizó transacciones por más de un millón.

 

Pero lo más notorio, según surge de la causa, eran las operaciones y los montos que manejaba el ex jefe de la PSA en Corrientes. Andrés Galeano registró acreditaciones en su caja de ahorro por $ 11.296.443 en los últimos tres años, y compras con tarjeta de débito en Paraguay y en Brasil por 1.956.076 pesos. Compró dos BMW, modelos Z4 y 320i, y se movilizaba en una camioneta de esa marca modelo X6, valuada en más de 1,4 millones de pesos.

 

En la pesquisa por lavado de dinero se estableció que el ex titular de la PSA en Corrientes “alquilaba” un sector del VIP de un boliche de la costanera de la ciudad. En una noche, Galeano gastó más de 20.000 pesos, según constancias de la investigación. Por eso, en el informe de la Procelac se recalcó que este oficial de la fuerza de seguridad federal “lleva un nivel de vida incongruente” con sus ingresos.

 

Otra de las patas de la organización, según la investigación federal, era el funcionario de la ANSES Martín Erro, que está prófugo. Este hombre era quien juntaba el dinero a través de las tarjetas de débito y viajaba en un VW Scirocco a Paraguay para traer los dólares.

 

La jueza Niremperger se declaró incompetente en esa causa tras ordenar los allanamientos y las detenciones. El fiscal Sabadini manifestó que apelará esa decisión para que el caso continúe en la justicia federal de Resistencia. Este mismo fiscal investiga por lavado de activos a 28 personas que forman parte de los directorios de empresas offshore radicadas en Panamá y en el estado de Florida, Estados Unidos.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Aguas de Corrientes... Desde ahora podes Imprimí tu factura desde tu computadora
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura