Supermax Supermercados
El 13 de septiembre de 2011, desde el sector aseguran que la producción de peras y manzanas en Río Negro, Neuquén y Mendoza se tornará inviable por suba de costos y presión tributaria. Luego de doce años de desgobierno, ahora el kirchnerismo le echa la culpa al nuevo gobierno nacional. Luego en 2015, productores de peras y manzanas de los valles de Río Negro y Neuquén se reunían con funcionarios kirchneristas de la Casa Rosada para comunicarles la “crisis” por la que atraviesaba el sector.
[FRASEDESTACADA1]

El portal web www.iprofesional.com, publicaba por aquel entonces que desde el Observatorio Frutícola, integrado por todos los sectores públicos y privados de la fruticultura de Río Negro, Neuquén y Mendoza, alertaron que el sector perderá unos u$s 200 millones por la suba de costos. 

 

En base al modelo de costos de mayor eficiencia del Observatorio, confrontado con los precios FOB (Senasa) y mayoristas (MCBA), a junio, “se proyecta una pérdida de u$s104 millones para el sector o su equivalente de 9 centavos de dólar por kilo empacado en Río Negro, Neuquén y Mendoza. Pero considerando una eficiencia intermedia o más real a la situación agronómica y tecnológica, el quebranto es u$s212 millones o 19 centavos de dólar por kilo empacado”.

 

“Queda claro que aún los modelos más eficientes, afrontan pérdidas insostenibles que la llevan a una situación sin salida”, alertaron desde la entidad.

 

Según datos del Observatorio, el costo de una caja de 18 kg. (sin fruta) puesto en el puerto es de u$s10,50 En la corriente campaña se ha obtenido para la fruta entre 4 y 4,5 u$s/cajón lo que significa entre 0,22 u$s/kg y 0,25 u$s/kg. Es importante destacar que los precios obtenidos en esta temporada son los mejores de los últimos 10 años, con lo cual, siendo la fruta tomadora de precios, no se espera que en el futuro los precios crezcan, sino por el contrario, en función de la recesión en algunos de los mercados de destino de las exportaciones, es más probable que los precios bajen.

 

“Ante el escenario de un próximo año con un aumento del costo del cajón de 18 kg. (sin fruta) puesto en el puerto producto de los incrementos esperados a nivel local, y una mínima baja de los precios del mercado, hacen prever que para la fruta se podrían esperar ingresos del orden de la mitad de lo obtenido en el corriente año. Ante este panorama, claro está, el negocio no se podría continuar”, aseguraron.

 

DOS NUEVAS VARIABLES

Más del 65% de las exportaciones se comercializa en Europa, Estados Unidos y Rusia, por ende están muy expuestas a la crisis internacional.

 

“La retracción en el poder adquisitivo y su impacto en el consumo y por ende en volúmenes y precios comercializables, es un escenario que nuestras exportaciones ya lo han sufrido y por tal razón, hoy genera temor que dicha situación se repita”, aseguraron.

 

“Por otra parte, el comportamiento de las ventas del Hemisferio Sur, proveedor de frutas del Hemisferio Norte, está íntimamente ligado a la producción propia que tenga éste, dado que nuestra fruta se vende cuando se agota la producción local. Las estadísticas oficiales demuestra que para la próxima temporada nuestras exportaciones se encontrarán con un mercado que habrá producido un 5% más en manzanas y un 12% en peras, dato que históricamente afectó los volúmenes y precios hacia la baja”, continuaron.

 

Estas dos variables son las que nos llevan a deducir que el escenario más probable es de precios hacia la baja para el 2012.

 

La fruticultura de peras y manzanas es una economía regional altamente demandante de mano de obra. Con una inversión de u$s3.000 millones en Río Negro, Neuquén y Mendoza, la facturación del sector es del orden de u$s1.000 millones anuales, de los cuales, u$s650 millones son exportaciones.

 

En este sector, para producir se invierten anualmente 10.000 dólares por hectárea, mientras en soja sólo 312 dólares. El costo salarial es de u$s5.600 por hectárea y en soja sólo 75 dólares.

 

“Así las cosas, la soja es rentable aún con presión tributaria pero genera escaso empleo, en la producción de manzanas y peras, a pesar del actual quebranto, el negocio tiene un efecto multiplicador de salarios 75 veces superior a la soja, como así también que ante una crisis como la actual, el impacto en el empleo es casi inmediato”, alertaron.

 

Desde la entidad aseguraron que este año la presión tributaria se incrementó de u$s132 a u$s170 millones anuales significando aproximadamente 10 centavos de dólar por kilo producido.

 

“El aumento de la presión tributaria es debido a la suba salarial en las paritarias definidas por el Ministerio de Trabajo, mayor costo de insumos y servicios nacionales, lo que conlleva al aumento del FOB y mayor valor de retención a la exportación, así como un mayor flujo económico por el incremento de la cosecha y su impacto en otros impuestos como combutibles y servicios bancarios”, aseguraron.

 

SITUACIÓN CRÍTICA

Desde septiembre de 2010, antes de la paritaria del año pasado, CAFI con su informe “Competitividad e impuestos 2010” alertó de la situación crítica. “Por los últimos indicadores es evidente que la fruticultura hoy está más grave que el año pasado y con ello, la pérdida estimada para el 2011 será mayor a la que se produjo en el 2010”, destacaron.

 

“La fruticultura necesita capital de trabajo para no cortar la cadena de pagos, contar con recursos suficientes para obtener una producción de calidad el próximo año y la disminución de la presión tributaria en coincidencia con la competencia internacional. Caso contrario, estaremos presenciando su colapso”, recalcaron.

 

“Es indudable que esta crisis que afecta a todos los integrantes de la fruticultura, sin excepción, sólo podrá amortiguarse con urgentes medidas económicas integrales, sumadas a las que ya se han tomado. Es la única salida posible”, concluyeron.

 

También desde http://supercampo.perfil.com en 2015, se sostenía que, las peras y las manzanas, estaban ante la “crisis más grave” de su historia, denuncia realizada por la CAME, junto a miembros del sector.

 

Productores de peras y manzanas de los valles de Río Negro y Neuquén se reunían con funcionarios kirchneristas de la Casa Rosada para comunicarles la “crisis” por la que atraviesa el sector.

 

Así lo indicó un comunicado de Confederaciones Argentinas de la Mediana Empresa (CAME), donde Jorge Figueroa, titular de la Federación Productores de Fruta de Río Negro y Neuquén, refirió que el sector “está atravesando la crisis más grave de la historia de los valles”.

 

En la ronda de encuentros de la que participaron el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich; el ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela y el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández- los productores demandaron “la urgente asistencia del Estado para poder levantar la cosecha de esta temporada que comenzará en pocos días”.

 

Productores e industriales rionegrinos y neuquinos aducían “falta de competitividad” para avanzar con los trabajos que demandará la próxima cosecha de peras y manzanas y consignan que “otro grave problema” se plantea a partir de la suba de costos que se produciría con “el cierre de paritarias”.

 

La CAME informó que la actividad frutícola en esta región genera 74 mil empleos directos e indicó que hasta un 60% del gasto anual que realizan los productores se destina al pago de salarios.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Aguas de Corrientes... Desde ahora podes Imprimí tu factura desde tu computadora
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura