Supermax Supermercados
En agosto de 2012, el por entonces intendente de la capital correntina, conocido como el niño que nunca fue de oro, “Camau” Espínola, prometía un Centro de Alto Rendimiento para que entrene Sebastián Crismanich, quien había logrado la medalla dorada en los juegos olímpicos de ese año. El medallista olímpico ya se retiró de la competición deportiva del Taekwondo y la promesa sigue sin cumplirse. A más de cuatro años; el actual intendente, Fabián Ríos, sigue construyendo el Centro.
[FRASEDESTACADA1]

En ese año, se aseguraba que Sebastián Crismanich, medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, presea que “Camau” siempre prometió y nunca logró; volvería a residir en Corrientes y estaría al frente, junto a su hermano Mauro, de un Centro de Alto Rendimiento Deportivo para la práctica del Taekwondo, que sería creado por la Municipalidad de Corrientes.

 

Esto fue anunciado en forma conjunta por el entonces intendente de la ciudad de Corrientes, Carlos “Camau” Espínola y Crismanich en conferencia de prensa y con amplia difusión de la Agencia Télam, manejada por “periodistas militantes” de La Cámpora.

 

“Queremos que Corrientes también tenga la infraestructura que se necesita para la práctica de este deporte, incorporaremos entrenadores y todo lo que se necesita”, afirmaba el entonces jefe comunal y en este sentido, agregaba que el lugar, “será de alto rendimiento, un semillero para preparar a los taekwondistas que compiten en el campeonato argentino o sudamericano”.

 

Crismanich dijo que se sentía “orgulloso” por el ofrecimiento, señalando que el centro de atención de ese deporte estaba en Córdoba “también porque mi hermano y yo, que somos los principales referentes estamos allá, ¿por qué no puede estar en Corrientes?”, se preguntaba.

 

Pero, “Camau” se fue de la intendencia; perdió la carrera por la gobernación en el 2013; fue electo senador nacional y el Centro de Alto Rendimiento nunca se concretó. Sin embargo, en marzo de 2015; ya con Ríos como intendente, se anunciaba que “el Municipio capitalino continúa construyendo el primer Centro Deportivo de Alto Rendimiento de la provincia”.

 

Esto aparecía como el compromiso que asumió el Intendente Fabián Ríos con el medallista olímpico, Sebastián Crismanich. Ya no se hablaba de Espínola y otra de sus promesas incumplidas, como el Corsódromo, que terminó construyéndo el Gobierno Provincial o la pantomina en complicidad con Cristina Kirchner por el segundo puente con la provincia del Chaco, para citar algunos ejemplos.

 

Ahora, era la Municipalidad de Fabián Ríos la que prometía y avanzaba en la ejecución de obras del edificio que albergará a taekwondistas de élite y en 2015, se levantó el muro perimetral y se construyeron las habitaciones internas.

 

Claro que tampoco se le dio demasiada celeridad al tema ya que en julio de 2016, más de 14 meses después, el Centro de Alto Rendimiento aún sigue siendo una obra próxima a concluir.

 

935 metros cuadrados de superficie, con el equipamiento completo que requiere este tipo de infraestructura, área de entrenamiento, sanitarios, oficinas administrativas y un sector para reuniones y conferencias, así como un albergue para alojar a los deportistas que llevarán adelante concentraciones, parece ser todavía, un desafío demasiado grande para la comuna capitalina, pero por lo menos, se avanza.

 

Nada que ver con la falta de seriedad, de transparencia en la gestión y con la falsedad casi ideológica de alguien que promete al viento y luego recorre el camino inverso para alejarse de sus palabras, suponiendo que nadie las recordará.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Diorama - Revista de Cultura