Supermax Supermercados
Es una firma porteña, que tiene por fin armar una estrategia para contraatacar las denuncias de corrupción que pesan sobre la intendenta kirchnerista. Apuntan a victimizarla de los ataques por su condición de mujer.
[FRASEDESTACADA1]

(www.diariolarepublica.com.ar) La intendenta kirchnerista de Perugorría, Angelina Lesieux, contrató una empresa de comunicación y marketing de Buenos Aires, buscando disminuir el efecto negativo que le genera a su imagen el escándalo en el que se halla involucrada a partir de conocerse las irregularidades en la ejecución de obras y el manejo de los fondos públicos por parte de su gestión.

 

Prado Comunicaciones es el nombre de la empresa encargada de lavarle “la ropa sucia” a la jefa comunal kirchnerista, que atraviesa por estos momentos una delicada situación judicial con dos denuncias en su contra por supuesta defraudación al fisco a partir de obras públicas otorgadas por la gestión de Cristina Fernández de Kichner (CFK) y manejos poco claros de los dineros del Municipio.

 

Una de las denuncias, la referente a obras fantasmas en la localidad, fue radicada por la diputada nacional Margarita Stolbizer, la cual a su vez fue difundida por el programa de la TV porteña, La cornisa, que conduce el periodista Luis Majul. La otra está en el ámbito de la justicia provincial, por pedido de la Oficina Anticorrupción al Ministerio Público Fiscal para que investigue una denuncia de peculado.

 

Esta situación llevó a que el equipo de gobierno de la intendenta considere competente contratar con los dineros del Municipio una firma para que le cuide la imagen ante la opinión pública y busque contraatacar los anclajes generados en la opinión pública respecto de su gestión.

 

La estrategia desarrollada por Prado Comunicaciones es dejar a Lesieux como una víctima de una especie de “persecución machista y misógina” por parte del arco político opositor, buscando de esta manera desviar la atención de los aspectos fundamentales que se le cuestionan, como ser el hecho de que no ha rendido los balances de gestión, tampoco están las obras que ya figuran terminadas y pagadas y, para colmo, ningunea al Concejo Deliberante local, que la citó para interpelarla.

 

La táctica no es nueva. Ya la habían implementado los gurúes comunicacionales que le manejaban la imagen a la expresidenta CFK. Justificaban todas las denuncias que aparecían a una cuestión de género, más allá que lo que se daba cuenta en ese momento era un cúmulo de hechos de corrupción.

 

“En provincias con gobiernos tan misóginos como el de Corrientes es muy difícil que avancen proyectos sobre paridad, pero lo importante es que se empiecen a dar los primeros pasos y que las mujeres correntinas se involucren cada vez más en la política”, dice el comunicado difundido ayer por la firma porteña.

 

Ya habían ensayado responsabilizar de la difusión de las causas en que está imputada Lesieux a una cuestión política, manejada por el gobernador de Corrientes. Pero los argumentos se caen por peso propio.

 

El relato que intentan instaurar desde Prado Comunicaciones no prende porque la contundencia de las pruebas no deja lugar a dudas respecto de que no se manejaron los fondos de la manera en que estaba pautado.

 

Ahora queda por saber cuánto le saldrá al Municipio de Perugorría este asesoramiento comunicacional, que no busca difundir las acciones de la gestión a modo de información pública, sino que, por el contrario, tiene el objetivo de maquillar y ocultar los manejos y desmanejos que se habrían producido durante el tiempo que llegaba plata dulce y de manera discrecional a la gestión de Lesieux, por parte del kirchnerismo.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Diorama - Revista de Cultura