Supermax Supermercados
Al igual que otras especies como el yaguareté, el pecarí de collar o el oso hormiguero, el tapir fue víctima de la caza y destrucción de sus hábitats, que provocaron su desaparición total en la provincia de Corrientes. De su antigua presencia en los “pantanos” correntinos nos cuenta el naturalista francés D´Orbigny, que recorrió los esteros del Iberá a principio del año 1828. Ya para la década de 1960 el tapir era muy raro en la provincia y el último fue abatido en cercanías de Puerto Valle, a principios de los años 70.
[FRASEDESTACADA1]

Desde entonces el monte correntino ha sufrido la ausencia del mayor herbívoro sudamericano. Esta situación se prolongó hasta el día 8 de septiembre de 2016, en que la primera de una serie de parejas que serán reintroducidas, fue traída a la Reserva Privada Rincón del Socorro (Reserva Provincial Iberá), en cercanías de Colonia Pellegrini.

 

La vuelta del tapir al Iberá forma parte de un ambicioso programa de reintroducción de fauna extinta que llevan adelante The Conservation Land Trust Argentina y la Provincia de Corrientes. Precisamente, este viernes 16 de septiembre habrá un acto en Estancia El Socorro del que tomarán parte, en representación del Gobierno Provincial la ministra de Turismo Inés Presman y el titular de la Comisión de Medio Ambiente del Senado Sergio Flinta, quienes acompañarán a miembros de la fundación conservacionista.

 

En el caso particular del tapir fue además clave el involucramiento de la provincia de Salta, que cedió a los animales que estaban alojados en la Estación de Fauna Autóctona, dependiente de la Secretaria de Ambiente de esta provincia.

 

Los dos primeros animales son un macho y una hembra. Francisco es un macho de unos nueve años que fue ingresado a la Estación de Fauna Autóctona cuando era un bebé de apenas 5 meses, luego de ser decomisado a los cazadores furtivos que habían matado a su madre. Nato es una hembra joven que fue ingresada a la misma estación en junio de 2014, también secuestrada a una persona que la mantenía en cautiverio ilegalmente.

 

En junio de 2016 la pareja de tapires fue traída desde Salta a la estación de cuarentena ubicada en San Cayetano (Corrientes) donde permanecieron casi tres meses a la espera de que se le realicen rigurosos chequeos sanitarios. El 8 de septiembre fueron llevados desde la cuarentena al Iberá, donde vivirán ya en la reserva, en un gran corral de adaptación acostumbrándose a su nuevo ambiente hasta ser liberados de forma definitiva.

 

A la liberación de Nato y Francisco seguirán otros tapires que actualmente se encuentran en cautiverio. Se espera que otras instituciones se sumen a la participación de Salta, como el Zoológico de Buenos Aires o la Estación Experimental Horco Molle (Tucumán).

 

De esta forma, y gracias al trabajo conjunto de numerosas instituciones y provincias, poco a poco, la fauna extinguida se va recuperando en la Provincia de Corrientes, donde se realiza el que probablemente sea el mayor experimento de restauración de fauna amenazada del continente americano y que se espera pueda ser replicado a otras regiones del país que hayan enfrentado la misma crisis de extinción de sus grandes aves y mamíferos.

Etiquetas
¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Diorama - Revista de Cultura