Supermax Supermercados

“En verdad es un privilegio que tenemos hoy treinta ciudadanos correntinos, sentados en una banca, representando o tratando de representar a la voluntad popular. No son muchas la oportunidades que tenemos los legisladores de poder abordar el tratamiento de un tema sumamente importante, que trasciende a las personas, que circunstancialmente estamos acá, que trascienda los partidos políticos y que trascienda nuestro propio tiempo”, comenzó diciendo el presidente de la Cámara de Diputados de Corrientes, Pedro Cassani, ocupando una banca como legislador, dejando la presidencia al kirchnerista José Mortola, vicepresidente primero del cuerpo.

[FRASEDESTACADA1]

“En la Provincia de Corrientes, hablar de la Constitución significa la esencia misma de la Argentina. Somos la primer Provincia en el País que tuvo su Carta Constitucional y eran aquellos hombres los que discutían respecto de qué iba a ser nuestra Provincia en los próximos cincuenta y cien años; fuimos el ejemplo en el País y en la conformación de la Argentina de la clarividencia de aquellos hombres, que muchos de ellos ni siquiera eran dirigentes políticos, pero tenían la claridad de saber que tenían el mandato de generar una matriz donde se pudiera desarrollar nuestra sociedad y pensaban en serio para la posteridad, pensaban de verdad que el tiempo que estaban viviendo les obligaba a tener una mirada superadora”, dijo.

 

“Desde ese lugar quiero posicionarme hoy, no quiero sumarme al cruce de acusaciones de éxitos o fracasos en el tiempo de distintas estructuras políticas; de verdad no sirve, no suma y no agrega nada; más bien, no digo que desilusiona, pero sí genera en algún segmento de la sociedad, la duda de si nosotros mismos estamos en condiciones de ocupar lugares de responsabilidad en nuestro propio tiempo”.

 

“Acá se confunde, a mi juicio, sobre el lugar donde se discute la reforma y en definitiva alguna diputada dijo acá que nosotros, aunque tengamos treinta voluntades en el mismo sentido y en favor, no somos los que vamos a reformar la Constitución Provincial.

 

“Entonces, en lo personal me resulta casi autoritario si yo lo dijera, que no es lo que quiero para la Constitución de Corrientes; porque en verdad, a la sociedad poco le importa lo que quiera el diputado Cassani o el apellido que le pongan.

 

“La Constitución refleja el contrato social, en el cual -de manera tácita- por nacer en esta Provincia, certificamos y adherimos y son las reglas de juego que colocan -a través de las garantías, a través del funcionamiento del Poder Ejecutivo, del Poder Legislativo, del Poder Judicial, del Régimen Municipal- cuáles son aquéllos cánones que van a regir nuestra vida en comunidad.

 

“Estoy absolutamente seguro, porque he escuchado atentamente a veinte diputados que han hablado hoy y, paradójicamente, todos coincidimos en que hay que hacer una reforma, todos coincidimos en que el 4% para los Concejos Deliberantes no está bueno; coincidimos que el 19% de Coparticipación Municipal debería quedar consagrado en la Constitución Provincial, para que nadie pueda venir a modificarla; todos coincidimos respecto de determinados institutos que habría que hacer la reforma pero, paradójicamente, también decimos: “Creemos que hay que hacerlo” pero, en definitiva, la idea es no hacerlo; porque cuando bajamos de nuestra condición de estadistas que pretendemos ser y nos posicionamos en el lugar de dirigentes políticos, naturalmente el egoísmo de los Partidos Políticos -del mío también, obviamente- aparece por encima de la calidad constitucional o la calidad democrática y republicana que exigen estos tiempos nuevos en la Argentina.

 

Entonces, no nos preocupa tanto qué queremos que quede plasmado en la  Constitución reformada para las próximas décadas y para las próximas generaciones, sino que nos interesa quién va a ganar la elección el año que viene y esa sí es una visión sumamente mezquina, es una visión que… yo no quiero arrogarme la representación de todos los diputados de ECO, pero sí quiero decir claramente que no vinimos a ganar una votación, de verdad, yo sé que a muchos les va a sonar como que: “Claro, como saben que no van a alcanzar los números…”; no, de verdad, teníamos varias posibilidades para no tratar este proyecto hoy: teníamos mayoría para pedir la vuelta a comisión si no queríamos discutir el tema; teníamos la posibilidad ya que el Partido Nuevo planteó la vuelta a comisión y sin embargo, quisimos tratarlo. Quisimos tratarlo, porque para nosotros esta no es una cuestión de venir a ganar una votación, sino es venir a ratificar en el Recinto Legislativo la posibilidad que tenemos en Corrientes de dar un salto cualitativo con nuestra Constitución Provincial.

 

“Pero cuando a partir de allí, la palabra que más se nombró en este Recinto durante cuatro o cinco horas que llevamos de sesión, no fue la Constitución de la Provincia, sino fue el nombre ‘Colombi’ y en realidad, cuando tratamos de sintetizar el debate referido a una  determinada persona, solemos tener los correntinos esa costumbre de tratar de resumir en una palabra, en un hecho o en una persona, lo que realmente nos impide discutir sobre las cosas importantes de la Provincia.

 

“Hace un mes atrás, en este mismo Recinto, debatíamos un tema importante para Corrientes, que era la posibilidad de habilitar la creación del Parque Nacional Iberá. Algunos legisladores rápidamente, a través de las redes sociales que hoy son bastante frecuentes, daban la discusión, no de si era beneficioso o perjudicial para la Provincia, el tema era: ‘Quieren enajenar el Iberá, quieren regalar el Iberá’; entonces, la discusión se achica. Créame, señor presidente, que cuando nos llevan a ese tipo de discusión, perdemos la oportunidad de hablar de las cosas serias que Corrientes todavía tiene para resolver.

Entonces, cuando aparece esta posibilidad de reformar la Constitución, ni siquiera se sabía sobre qué punto; pero el tema era que había no sé cuántos leones que defienden la Constitución y está el resto que parece que la quiere pisotear, en lugar de decir: Mirá -yo lo dije en muchos medios, en los reportajes y en las notas que me hacían- nosotros básicamente lo que tenemos que preguntarnos es si necesitamos reformar la Constitución o no”.

 

“Si entendemos que el camino es reformar la Constitución porque amerita -y acá en el Recinto quedó evidenciado que la mayoría dice que hay que modificarla, aunque no coincide en el tiempo- lo que tenemos que hacer, es juntarnos para ver sobre qué temas deberíamos habilitar la Reforma Constitucional, repito, porque o si no tengo miedo de que nos vayamos de acá pensando que nosotros somos los que reformamos, los treinta diputados que estamos acá. Lo que hace este Cuerpo, es solamente habilitar o no determinados artículos que estarían sometidos a la tarea que llevaría adelante la Convención Constituyente y son ellos, los constituyentes que surgen de la expresión popular de la Provincia, los que luego acá sentados en un número de cuarenta y cinco, a través de mayorías, minorías y acuerdos, avanzan o no en la modificación de uno, algunos o de todos los artículos.

 

“Yo creo, y quiero en esto hacer mías las palabras de la diputada Locatelli, también algo dijo el diputado Meixner, que es un hecho que los números no van a estar para habilitar el pase al H. Senado con la media sanción, repito, ECO no vive esta circunstancia ni como una catástrofe ni como una derrota; en realidad nos vamos con el sabor amargo, al igual que lo decían los diputados, porque la política queda en deuda respecto de la sociedad, porque no supimos encontrar coincidencias entre todos, oficialismo y oposición; en esto no hace falta que a uno lo llamen; cuando uno tiene interés de participar en algo que es tan importante, como es la posible reforma de una Constitución Provincial, uno va, está, participa, agrega y sugiere.

 

“A mí me tocó en el 2007 ser diputado provincial, cuando declaramos la necesidad de la Reforma. Se vivía, obviamente, un clima absolutamente distinto en la H. Cámara en cuanto a coincidencias. Votamos por unanimidad declarar la necesidad de la reforma, trabajamos muy bien en la Convención Constituyente de la cual me tocó ser parte, trabajamos en absoluta coincidencia con quienes habíamos participado en esa distinta oferta electoral para esa Convención Constituyente y creo que avanzamos de manera notoria en algunos institutos que, con el tiempo, vimos que hemos sido certeros y en otros que, evidentemente, no estuvimos a la altura y no cumplieron los objetivos a los que estaban llamados.

 

“Sí coincido también, cuando me preguntan respecto de aquella Convención Constituyente del 2007 qué es lo que particularmente yo entendía como que no había salido de acuerdo con lo que hubiese pretendido y es el tema del Régimen Municipal; porque en ese momento, muchos de los constituyentes de distintas fuerzas y de distintas alianzas, eran intendentes de sus pueblos o localidades y nosotros -en ese momento y en el espacio político al que yo representaba en la Convención- entendíamos que si de verdad pretendíamos, queríamos y profesábamos que los municipios son autónomos, bastaba en el texto constitucional poner dos o tres artículos garantizándole -a los municipios- la verdadera autonomía.

 

“Ahora, cuando uno va a leer cómo quedó la redacción final del capítulo referido a la cuestión de los municipios, del Régimen Municipal, hay casi una carta orgánica adentro, donde le establece desde el 4% y hasta le dice, un poco más, qué día tiene que ir el intendente al municipio y los concejales. Entonces: ¿de qué autonomía hablamos? ¿De qué autonomía hablamos, si la Constitución le dice a los municipios y a los concejos deliberantes cuántos recursos van a recibir, etcétera? Entonces, en eso sí creo -y es una opinión muy personal, obviamente muy subjetiva, que no tiene que ver con una crítica a la Constitución-  y digo que a mí me quedó esa sensación en ese momento, la sensación amarga que en todo momento yo decía que teníamos que ser lo suficientemente claros, lo suficientemente escuetos para que no existan después todas las cuestiones judiciales que se generaron con el tema de Régimen Municipal.

 

“Pero bueno, creo que hoy otra de las palabras que de verdad me suena fuerte en el oído y que se repitió muchas veces es la palabra ‘miedo’. ¿Miedo? ¿En este siglo XXI, miedo? De verdad creo que la sociedad creció mucho más que la dirigencia política, no podemos tener miedo. ¿Miedo a qué? Está el Poder Judicial, está el Poder Legislativo, está el Poder Ejecutivo y están los municipios. Me parece que no es una buena señal que el denominador común, o el resumen de nuestro debate hoy sea: ‘En la Legislatura Provincial de Corrientes se habla de miedo’, más allá de cuestiones particulares que, por supuesto, las respeto, las conozco y las respeto, y entiendo que se tenga una mirada respecto de determinadas cuestiones.  Pero cuando la gente pide democracia participativa, nosotros le contestamos desde una banca que en la Legislatura o en la H. Cámara de Diputados tenemos miedo, creo que la señal no es buena.

 

“Yo confío en que esta reforma, más temprano que tarde se va a aprobar, porque en definitiva todos coincidimos y esto también habla de la madurez que tenemos en política. Primero que todo, el respeto en escucharnos y en esto quiero felicitar a cada diputado por el respeto en la expresión que, por supuesto, a mí me ratifica el orgullo de ser humildemente presidente de esta H. Cámara de Diputados; el respeto de la gente que vino a escuchar el debate, no a formar barra, ni a gritar y esto también tiene que ver con la madurez de una sociedad que crece, que vamos encaminados a una democracia mucho más participativa donde el dialogo es lo que debe fructificar, yo no tengo dudas.

 

“Yo puedo tener mil defectos, que de hecho los tengo. Tengo muchos más defectos que alguna virtud, pero si tengo alguna virtud es la de tratar siempre de dialogar, tratar siempre de escuchar, de entender así yo tenga una visión distinta sobre un determinado tema, tratar de entender desde qué lugar me la está transmitiendo un dirigente político, un dirigente gremial, un empleado público, un ciudadano, un productor, un agricultor o un jubilado.

 

“Entonces, creo que hoy nos vamos todos con un sabor amargo. Yo, por lo menos en lo personal, creo que la política hoy fracasó, creo que nos debíamos otro tipo de debate. Lo bueno hubiera sido que acá hubiésemos debatido qué otros artículos nos parecerían que debíamos habilitar en la declaración de la necesidad de la reforma o sacar y decir: “Creemos que esto no podríamos someterlo al estudio de la Convención Constituyente”.

 

“Pero cuando todos coincidimos en que hay cosas para reformar, pero nos vamos todos con la decisión de no avanzar en algo tan importante como es mejorar, fundamentalmente, la calidad republicana y democrática, creo que hoy perdió la política, señor presidente, lo digo con absoluta convicción. Hoy me parece que este resultado no beneficia a nadie.

 

“LOS DE ECO NO NOS VAMOS DERROTADOS, NOS VAMOS CONTENTOS DE HABER GENERADO ESTE DEBATE”

“Repito, los de ECO no nos vamos derrotados, nos vamos contentos de haber generado este debate, de haber generado la oportunidad de hablar de estas cosas, de haber desmitificado el tema de la reelección, creo que eso quedó suficientemente aclarado acá y me parece que a esta altura de la tarde, volver a repetirlo es un abuso del tiempo de la gente. Acá no hubo nunca intención de que sea reelecto Fulano o habilitar a Perengano. Se buscó genuina y honestamente, por lo menos ésta es mi posición, tratar de ver qué cosas habría que modificar en la Constitución, porque en realidad tampoco vinimos desde ECO a delinear una Constitución para el gobernador que viene en el 2017. Pretendíamos y pretendemos la incorporación de determinadas cuestiones que, a la luz de los resultados y de la experiencia, no funcionan como deberían y como necesita la sociedad correntina.

 

“Así que espero que esta reforma que hoy seguramente no va a avanzar, nos quede como una agenda para los próximos meses, para el año que viene; pero no sé, quizá el año que viene -que es electoral- no lo podamos discutir; quizá en el 2018 pudiésemos estar sentados acá, en este mismo lugar, hablando ya de las cosas que visualizamos que hay que hacer para que nuestra Provincia crezca en calidad institucionalidad y dejar de discutir la coyuntura.

 

“De verdad, cuando se tratan estos temas, lo digo con mucho respeto, me parece una actitud muy mezquina pretender sacar ventaja de un discurso de barricada, levantando la voz o gritando. En realidad, el año que viene va a ganar la elección el que quiera la mayoría de los correntinos, tendremos nuevo gobernador el año que viene con reforma o sin reforma.

 

La finalización de la gestión de Ricardo Colombi está marcada no a partir de hoy; el mandato del actual gobernador de la Provincia está marcado en la Constitución, la última vez que asumió como gobernador. Así que, me parece que incorporar esos condimentos personales nos impidió quizá en gran medida, en una de esas estoy equivocado, poder hablar de las cosas sustantivas, de las cosas sustanciales y de las cosas que debemos hacer por nuestra Provincia y por Corrientes.

 

“Con esto termino, tengo la certeza y tengo la convicción de continuar con el dialogo respecto de este tema de la Constitución y repito, más temprano que tarde, tendremos la Constitución que quiere la mayoría de los correntinos. Muchísimas gracias, señor presidente”, dijo para finalizar Pedro Cassani.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Aguas de Corrientes... Desde ahora podes Imprimí tu factura desde tu computadora
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura