Supermax Supermercados

En octubre de 2014, como todos los años para octubre, cuando hay superproducción de tomate redondo fundamentalmente, el gobierno de Cristina Kirchner a través de Jorge Capitanich, Jefe de Gabinete, anunciaba la importación desde Brasil para bajar el precio. El vicegobernador de Corrientes, Gustavo Canteros, cuestionaba esa decisión ante el extremo silencio del kirchnerismo correntino.

[FRASEDESTACADA1]

El debate por el precio del tomate vuelve a la agenda como todos los años para esta fecha cuando hay una superproducción del producto en todos los mercados del país y donde Corrientes, por ser el principal productor nacional, ve resentida su economía.

 

En 2014, ante el aumento inesperado del tomate redondo para consumo hogareño, debido a las heladas en el norte argentino y las lluvias en la provincia de Corrientes, el gobierno de Cristina Kirchner anunciaba la importación de ese producto estacional a Brasil.

 

Solo se escuchó la voz del gobierno de Corrientes por aquel entonces desde la provincia, cuando el vicegobernador, Gustavo Canteros aseguraba que, “traer desde el exterior tomates o cualquier otro producto que se cultive en la Argentina es perjudicar al núcleo de nuestra economía que es la actividad primaria”.

 

Canteros, criticó con dureza la decisión comunicada por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quien reveló que fue la propia Presidenta Cristina Kirchner que instruyó sobre esta medida al ministro de Economía, Axel Kicillof, para garantizar al abastecimiento y evitar una escalada estacional en los precios del producto.

 

Sin embargo, ni el ahora senador nacional, “Camau” Espínola, ya por aquel entonces derrotado candidato a gobernador en las elecciones provinciales de 2013, ni sus alter ego, salieron a criticar la medida que afectaba directamente a los productores fundamentalmente del departamento de Lavalle, donde hoy existen más de 1000 hectáreas de tomate bajo tendalero.

 

 

“Camau”, Martín Barrionuevo y otros referentes del kirchnerismo correntino, a cargo de la Secretaria de Deportes de la Nación, trabando sistemáticamente el ingreso de los jóvenes correntinos a los juegos nacionales Evita; en ningún momento alzaron la voz a favor de los productores que este 2016, sobre finales de octubre, tiraron tomate a la vera de la ruta frente a la localidad de Santa Lucía, por el poco valor que tiene la producción.

 

Sin embargo ya un informe de 2010 sobre la competitividad del conglomerado Santa Lucía – Lavalle producido por el ministerio de Economía y Finanzas Públicas de la Nación, advertía sobre la carencia de los productores de sistemas de comercialización cooperativizados, de obviar mercados cercanos, de adquirir tecnología de frio y de vehiculizar esquemas productivos más rentables intercalando otros productos agropecuarios dentro de los invernáculos para no sobrecargar la oferta de tomates.

 

Canteros en aquel momento fustigó duramente al gobierno kirchnerista sosteniendo que, “los precios no suben por decisión de los agricultores o los ganaderos, sino como consecuencia de una política viciada que ha ocultado los índices de inflación durante años”.

 

Hoy, a casi 30 años de que Corrientes se convierta en el principal productor de tomates del país, los problemas de los productores siguen siendo los mismos; la única diferencia sin embargo entre 2014 y 2016, es que el kirchnerismo pretende ahora, luego de doce años de estar en el poder, tener la receta infalible para todo y sin embargo solo demuestra las necedades de una forma de hacer política que no tiene a la gente en el centro del debate, sino sus propios intereses particulares de facción.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura