Supermax Supermercados

Indudablemente el tema de la falsa alarma del secuestro de la esposa del intendente kirchnerista de la localidad correntina de Santa Lucía, José “Tata” Sananez, hubiera terminado en la misma noche en que se detectó que todo fue algo “que a cualquiera le puede pasar”, según el aliado incondicional de “Camau” Espínola. Las declaraciones posteriores a radios locales y la agresión hacia medios de prensa que cubrieron la noticia, vuelve a la agenda el tema.

[FRASEDESTACADA1]

“Esta gente de Corrientes al Día es de muy mala leche”, dijo Sananez, “son de muy mala leche” ratificó ante los micrófonos de la FM de los Astos de esa localidad, utilizando la misma estrategia del kirchnerismo de los últimos doce años de gobierno. “Siempre la culpa es del otro”.

 

Pero además y teniendo la versión oficial de la policía de Corrientes, en las personas del Comisario López de Santa Lucía y de Héctor Montiel de la URII, sosteniendo por ejemplo, que se denunció un secuestro por parte del abogado de la comuna Fernández Chain y de que Sananez se dio a la fuga al pretender la policía peritar el automóvil en el que se movilizaba, no da lugar a dudas sobre lo ocurrido, ni amerita mayores explicaciones.

 

 

Todo lo que se pueda decir en defensa del intendente respecto a la situación por la que hizo pasar a su hijo en primer lugar; a las autoridades policiales y provinciales y a la comunidad santaluceña en particular, no amerita ningún otro comentario más que el de “un pedido de informe por parte del Concejo Deliberante sobre lo ocurrido” y posiblemente un pedido de “análisis psiquiátrico del jefe comunal”.

 

Ocurre que es inconcebible que se pretenda justificar que “a cualquiera le puede ocurrir”, o “no me contestó cuando le hablé pero eso es normal, nomás”. Uno ante una pregunta a alguien que sentada en el asiento trasero no contesta, instintivamente mira por el espejo retrovisor y repite la pregunta. Hubiera sido el momento de darse cuenta de que esa persona no estaba en el vehículo.

 

Sin embargo, el relato hasta casi armado del intendente, quien incluso asegura, que hacía una hora estaba sin celular por falta de batería, cuando en realidad una situación de emergencia en la ciudad, deja indefensa a la misma por falta de autoridad competente, deja casi en el aire, un esquema de despreocupación por parte del ejecutivo comunal.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura