Supermax Supermercados

Si bien está jaqueado por denuncias de corrupción, casi permanente renuncia de funcionarios que comenzó con la de su viceintendente y la imposibilidad de ir por su reelección con intendente de Goya, el camaucista Gerardo Bassi, actual presidente del justicialismo correntino, espera encontrar la estrategia que le permita ser la “síntesis” entre Fabián Ríos y “Camau” Espínola. Teresa Parodi y el ultrakirchnerismo tienen un as en la manga.

[FRASEDESTACADA1]

Goya es una ciudad convulsionada políticamente. Casi sin obra pública municipal; con serias denuncias de corrupción y temeroso de ser golpeado por el efecto que puede provocar la caída de Angelina Lesiaux de la cercana Perugorría; Gerardo Bassi no ve un horizonte demasiado claro, para su futuro político.

 

Presionado por el justicialismo por un lado, para que deje de lado la candidatura a intendente de Marcos Bassi, su hijo y actual multifuncionario y se avenga a que Rubén Bassi, su primo y ex senador provincial y el viceintendente; sea el próximo candidato a las elecciones para la renovación comunal de 2017.

 

Por otro lado, también desde el PJ presionan para que se separe de “Camau” Espínola, quien aparece con un proyecto demasiado personalista y sostenga públicamente la candidatura a gobernador del intendente capitalino, Fabián Ríos.

 

Un tercer frente lo acorrala. El ultrakirchnerismo del procesado concejal Ariel Pereira, quien está a punto de perder su banca en el Concejo Deliberante, pero tiene refuerzos políticos en La Cámpora y otras agrupaciones que responden a Cristina Kirchner como Nuevo Encuentro; Descamisados y otras facciones menores.

 

Por eso en el entorno más cercano e íntimo de “el Profe”, como lo conocen en Goya, se teje la posibilidad de lanzarlo a la provincia como candidato a gobernador con la estrategia de transformarse en “el hombre del consenso” y evitar un desmembramiento que no logre unir al justicialismo con el kirchnerismo residual y los socios que cada vez son menos. Hay que recordar que ya el liberalismo goyano, rompió lanzas y salió del Frente para la Victoria.

 

Aparentemente a “el Profe”, no le disgusta la idea de transformarse en el candidato a disputar el sillón de Ferré a Encuentro por Corrientes en las elecciones provinciales de 2017. Si lo desvela el financiamiento de la campaña, ahora que desde Nación no llegarán fondos a raudales, como ocurrió en todas las contiendas electorales anteriores.

 

Si le preocupan los posibles años en el destierro, que serían por lo menos los próximos cuatro años sin cargos donde la política partidaria puede fagocitarlo y convertirlo en “cenizas sin futuro”.

 

Diciembre y el Congreso partidario serían el punto de inflexión de su carrera política que empezó cuando fue primero Secretario de Deportes de la comuna para convertirse en viceintendente de Encuentro por Corrientes. Romper con esa alianza y convertirse de la mano del kirchnerismo nacional y de “Camau”, en intendente de la segunda ciudad de la provincia.

 

Queda muy claro que el justicialismo en Goya se debate primero en una interna familiar de difícil resolución, que aún solucionándose, habrá que sortear otro que es el del propio justicialismo, antes de llegar a la cima y enfrentarse al kirchnerismo dentro del Frente para la Victoria, si es que todavía existe para principios de 2017.

 

Y finalmente, la aparición de Teresa Parodi en el escenario político provincial desde la facción más firme que tiene o tenía como aliado el justicialismo; puede resquebrajar cualquier estrategia que se avizore para las elecciones y que pueda tener algún resquicio por donde garantizarse Gerardo Bassi, la continuidad de su carrera política.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Aguas de Corrientes... Desde ahora podes Imprimí tu factura desde tu computadora
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura