Supermax Supermercados

El enfrentamiento interno dentro del Partido Justicialista (PJ) de Corrientes, sobre quién será el que encabece la fórmula a gobernador para el 2017, no solo se pone más feroz, sino que ya se cobró su primera víctima. Desde el sector del senador nacional del Frente para la Victoria (FPV) Camau Espínola, se busca alinear la tropa que le queda. La primer baja es Gerardo Bassi, quien pretendió ser “el hombre del consenso”. También está en jaque la posibilidad de la continuidad de Tata Sananez al frente de la comuna de Santa Lucía.

[FRASEDESTACADA1]

Desde la Fiesta de la Horticultura, realizada justamente en la localidad de Santa Lucía, cercana a Goya, Camau bajó línea y el intendente de la segunda ciudad de la provincia, el profe Bassi, cayó del bolillero.

 

La estrepitosa  caída del kirchnerismo a escala nacional, la responsabilidad de Daniel Scioli de ser el mariscal de la derrota en las presidenciales del 2016 y la aparición de Teresita Parodi desde el ultrakirchnerismo, más la estrategia de Fabián Ríos de fijar temario para el congreso de diciembre, hizo tambalear el ya de por sí, endeble andamiaje electoral del niño que nunca fue de oro y ahora estaría pidiendo arreglar internamente para evitar las urnas internas.

 

Con un fin de semana de campaña, luego de que se pretendiera convencer al sector de Camau de que Bassi era lo mejor para consensuar y no ir a internas en el justicialismo, este lunes 21Bassi dijo que él no se postulará para ser candidato a gobernador en 2017 y aseguró que el partido tiene “compañeros con muchas posibilidades” para competir con Encuentro por Corrientes (ECO) en los comicios del año que viene, pero el intendente de la Capital, Fabián Ríos y su antecesor,  Camau Espínola, son los “máximos exponentes”.

 

Con estas simples declaraciones, El Profe, sacó o sacar, su nombre del bolillero, teniendo en cuenta que no puede dar batalla puertas adentro del partido para alcanzar la meta de ser candidato a gobernador y al mismo tiempo, tratar de sostener alguna estrategia que le permita mantener el control de la Municipalidad de Goya, a través de su primo Rubén p de su hijo Marcos.

 

“No me anoto a la candidatura”, dijo Bassi en declaraciones radiales, dejando en evidencia que ya le cuesta demasiado sostener su rol de jefe comunal y presidente del PJ, teniendo en cuenta además, que cada vez es mayor la hemorragia que sufre su gobierno en Goya.

 

Sostiene que fue su hijo Marcos quien largó a rodar la especie de que El Profe estaría en la disputa para ser el candidato del PJ, en la convicción de que podría convertirse en el “hombre del consenso”.

 

Obviamente se pensó en ese momento que con esta posibilidad corriera el riesgo de alejarse de los problemas que lo atan a Camau Espínola, pero convenciendo al senador nacional que con esa estrategia no podía en juego su capital político y enfrentarse ya sin demasiado respaldo, provincial y menos nacional; a Fabián Ríos.

 

Camau no aceptó la teoría de Bassi y en la Fiesta de la Horticultura, donde se lo vio con el massista Nito Artaza; decidió bajarle el pulgar al goyano y terminar con esas especulaciones.

 

SIN PODER Y SIN BILLETERA

En Goya sostienen que Gerardo Bassi siempre fue simplemente un “mandadero” de Espínola, que al igual que este, entró a la política por la ventana y por invitación de primo Rubén Bassi a quien, una vez que asumió como jefe comunal, desconoció y destrató.

 

Y fue en ese momento en que el oportunismo de Bassi hizo que se entregara políticamente a los brazos de Espínola, ya por ese momento secretario de Deporte de la Nación y gestor de obras del kirchnerismo para las comunas alineadas al proyecto conducido por Cristina Kirchner.

 

Ahora, con debacle kirchnerista a nivel nacional, sin financiamiento con estaba acostumbrado y con la irrupción del ultrakirchnerismo con Teresita Parodi, a Bassi no le quedan demasiadas opciones.

 

LA BILLETERA MATÓ AL GALÁN Y ACORRALA A PECHADOR

Sin el apoyo del dinero nacional que llegó a raudales durante su gestión como intendente y que le permitió seguir haciendo política conteniendo intendentes mientras fue Secretario de Deportes, con el PJ más ortodoxos marcándoles el paso y comenzando a cobrarle viejas deudas, la tropa de Camau y el mismo, siendo un senador más en el universo legislativo nacional, comienzan la metamorfosis de cambiar el “vamos por todo” al “relato del consenso”.

 

Camau pretende abroquelar la tropa, un poco en retirada y otro poco ya sin confianza en él, para aparecer todavía con poder territorial y político y para ello, suma entre sus filas a los dirigentes más nefastos y hambrientos de poder.

 

Son figuras con escasa consideración en la ciudadanía e inclusive entre los propios afiliados, ya que siempre jugaron por fuera del PJ orgánico, por lo que su regreso al escenario político del PJ de la mano de Camau genera más rechazo que aceptación en las bases peronistas.

 

A eso hay que sumarle que sin fondos para mantener a su militancia rentada y con el enojo de La Cámpora y las organizaciones K de paladar negro, como quedó demostrado con las declaraciones del diputado nacional Pitín Ruíz Aragón, la estrategia de Camau solo se basa en lo mediático y en las apariciones espasmódicas de su delfín más preciado; el diputado provincial, Martín Barrionuevo.

 

UNA EVA Y DOS ADANES

La posibilidad de Teresa Parodi como candidata a gobernador del PJ, alentada por La Cámpora, Kolina, Nuevo Encuentro y lo más encumbrado del kirchnerismo residual, no estaba en los planes de nadie y menos en los de Camau.

 

Es así que el coqueteo del senador nacional, primero con el macrismo y ahora con el massismo, a través de Nito Artaza, es considerada como “alta traición” a las banderas del proyecto de los Kirchner.

 

Con la caída de la candidatura “de consenso” del intendente de Goya, Camau  tiene dos alternativas, pelear en internas la candidatura a gobernador contra Fabián Ríos y Teresa Parodi o avenirse a salir por fuera en esa estructura ínfima conformada con Any Pereyra en la Capital provincial con Cambio Auténtico.

 

Posiblemente la suerte esté echada. Bassi pide unidad y cordura, pero todos saben que eso solo beneficia a sus intereses propios y los de Camau. Ríos aún no ha hablado y Espínola es un velero sin rumbo que navega en aguas turbulentas sin un réferi que para la carrera.

 

El kirchnerismo sale a la cancha con los tapones de punta y dispuesto a no perdonarle nada, sin embargo, quienes ya no tienen nada para perder como Barrionuevo, Laprovitta y Estoup, posiblemente decidan quedarse del lado de Camau y hundirse en el Titanic, porque no hay bandera blanca que evite el naufragio del proyecto Espínola.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Aguas de Corrientes... Desde ahora podes Imprimí tu factura desde tu computadora
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura