Supermax Supermercados

Un equipo de científicos de la Universidad de Duke, en Estados Unidos, encontraron que las células tumorales presentes en carcinomas agresivos y metastásicos, como el cáncer de mama triple negativo, dependen para su evolución y desarrollo de un aminoácido natural del cuerpo humano: la cistina.

[FRASEDESTACADA1]

El estudio de Duke determinó la existencia de un aminoácido clave para la “alimentación” de muchas células tumorales llamado cistina, y que aparece en tipos de cáncer agresivos, como el de mama triple negativo. Anular este “alimento” natural puede ayudar a combatir la enfermedad.

 

El estudio de Duke determinó la existencia de un aminoácido clave para la “alimentación” de muchas células tumorales llamado cistina, y que aparece en tipos de cáncer agresivos, como el de mama triple negativo. Anular este “alimento” natural puede ayudar a combatir la enfermedad.

 

Cada buena noticia científica que rodea a los cánceres de mama más agresivos, como el triple negativo, genera expectativa e interés en todas las mujeres del mundo. Más aún cuando la ciencia en los últimos 20 años no se ha detenido en la búsqueda de tratamientos que multipliquen las chances de curación.

 

Esta vez el logro vino de las mentes brillantes de un grupo de investigadores de la Universidad de Duke, en Carolina del Norte, Estados Unidos. Y fue contundente. Demostraron un importante avance en la lucha contra el cáncer de mama más agresivo como el triple negativo,  al controlar la enfermedad privándola de los nutrientes naturales que necesita para desarrollarse.

 

El eje del estudio publicado en la revista especializada Oncogene fue identificar de qué elementos dependen las células cancerosas para su desarrollo y reproducción. Estas respuestas permitirán avanzar en tratamientos target que inhiban la existencia de esos nutrientes naturales y que así de alguna manera las células “pasen hambre” y no se desarrollen, ni formen metástasis.

 

Según la investigación, existe un aminoácido clave para la “alimentación” de muchas células tumorales llamado cistina, utilizado por tipos de cáncer agresivos, como el de mama triple negativo, para formar metástasis. Sin este elemento natural del organismo, desaparecen.

 

La dependencia de la cistina se produce porque la utilizan como parte del mecanismo para migrar a otros sectores del cuerpo. “Es un proceso conocido y aparece en las células de cáncer metastásico. Lo que encontramos ahora es que también hace que las células se vuelvan adictas”, precisó en el texto el profesor de genética molecular y microbiología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Duke, Jen-Tsan Ashley Chi.

 

Entre el 10 y el 20 por ciento de los casos de cáncer de mama son del conocido como triple negativo. Hasta ahora, las personas afectadas dependen de la cirugía y quimioterapia como procedimientos para tratarse.

 

“Las células de cáncer de mama triple negativo demostraron ser muy sensibles a la cistina. Eliminando ésta, se mueren rápido”, detalló Chi, quien además sostuvo que el descubrimiento será útil también para otros tipos de cáncer en los que también la cistina sea “el puente” para la metástasis. “Es una gran noticia, porque son las células malignas de las que queremos deshacernos”, amplió el experto.

 

El cáncer de mama triple negativo suele ser más agresivo que otros tipos de cáncer de mama. Los estudios realizados indican que es más probable que el cáncer de mama triple negativo se propague fuera de la mama y que sea recurrente luego del tratamiento.

 

Estos riesgos son aparentemente más elevados en los primeros años posteriores al tratamiento. Es por eso que los investigadores prestan especial atención al cáncer de mama triple negativo y buscan descubrir nuevas y mejores formas de tratarlo. “Se trata de un área de investigación excepcionalmente intensa en el campo del cáncer de mama”, expresó el doctor George Sledge, oncólogo y miembro del Comité Profesional de Asesoría de www.breastcancer.org.

 

LA IMPORTANCIA DE LA DETECCIÓN TEMPRANA

Los estudios confirman que en la Argentina hay cerca de 20 mil nuevos casos de cáncer de mama por año, y si bien afecta tanto a hombres como a mujeres, es 100 veces más frecuente en el género femenino. Una de las claves para el tratamiento efectivo es la detección temprana.

 

“Con diagnóstico y tratamiento correcto en etapa temprana, la tasa de cura es cercana al 100% sin secuelas”, explicó a www.infobae.com el médico especializado en oncología clínica Alejandro Turek.

 

Al respecto, una encuesta realizada por Fundación AVON y VOICES! indicó que el 26% de las mujeres mayores de 40 años no tienen el hábito de realizarse una mamografía anual y que un 16% directamente nunca lo hicieron.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Diorama - Revista de Cultura