Supermax Supermercados

En la última sesión del Concejo Deliberante de la localidad correntina de Curuzú Cuatiá, manejada desde hace por lo menos 20 años por la familia Rubín, con un justicialismo menemista, duhaldista, kirchnerista y ahora nuevamente justicialista, empiezan a salir a la luz desmanejos con los fondos públicos. La gestión de su actual intendente, Ernesto Domínguez; sucesor del hoy diputado nacional, Carlos Rubín y de la diputada provincial, Alicia Locatelli, su esposa; muestra grandes deficiencias administrativas.

[FRASEDESTACADA1]

Al momento del tratamiento del Presupuesto Municipal de esta comuna kirchnerista, también muy cercana al senador nacional, Camau Espínola; uno de los concejales de la oposición abrió la caja de Pandora al citar y enumerar detalles reveladores de un informe de Control presentado por la auditora municipal, la contadora, Sandra Noemí Gutiérrez al Parlamento Comunal.

 

Los colegas de IusNoticias accedieron a dicho documento y lo difunden en una nota para ponerlo a consideración de la opinión pública en general y de los curuzucuatéños en particular; ya que contempla el quehacer cotidiano de la Municipalidad administrada por el intendente Ernesto Domínguez con los fondos públicos, producto de la recaudación comunal.

 

El informe de la auditoria interna, brinda detalles increíbles de los modos en que se gestionan estos fondos dejando al descubierto un sinnúmero de irregularidades en el manejo de la cosa pública. Se podría suponer que no es una práctica nueva en el condado de los Rubín.

 

El informe, es un documento rubricado por la auditora que lo elabora conforme a los informes y datos técnicos que le son suministrados por el propio Municipio. Una vez realizados, se remiten a los distintos poderes de Gobierno de la Municipalidad, justamente con la finalidad de ejercer el contralor de los manejos de fondos públicos.

 

En esta nota se publican resaltadas, algunas partes de las páginas escaneadas de una copia de los informes de la auditoría correspondientes al cuarto trimestre del 2014 y al primero del 2015, ambos presentados por el ejecutivo comunal tardíamente durante el 2016, por lo que los tres trimestres faltantes del 2015 y ya por lo menos los dos primeros del 2016, siguen sin ser auditados por la contadora Sandra Noemí Gutiérrez y obviamente, sin ser puestos a consideración de un Concejo Deliberante con mayoría automática del oficialismo.

 

Es así que existe un espectacular retraso entre el período auditado y la presentación de los informes, ya que justamente el informe del cuarto trimestre del 2014 fue recién presentado en abril de 2016; y cuatro meses más tarde presentaron el informe del primer trimestre del 2015, faltando presentar todos los restantes del año 2015 y ya dos del 2016. Problema que no pasa por la auditoría municipal, sino por la remisión de la información por parte de ejecutivo comunal.

 

Es por ello que durante todo el período ordinario legislativo que acaba de terminar; desde la auditoría municipal se han enviado notas al Concejo Deliberante notificando que no elaboran en tiempo y forma los informes de control; por falta de documentación que le debe ser suministrada por el Departamento Ejecutivo Municipal.

 

Se solicitó en varias oportunidades que el Concejo, como institución de la democracia comunal, reclame al Ejecutivo que éste último le brinde los datos necesarios para que la auditora pueda realizar su trabajo conforme al reglamento.

 

Sin embargo, desde la secretaria de Hacienda y Finanzas de la comuna kirchnerista, no se elaboraron los informes de Estado Contable, o por lo menos, no fueron remitidos a la auditora para que ella pueda elaborar su trabajo, incurriendo el municipio en un acto de irresponsabilidad y sus funcionarios en el delito de incumplimiento de los deberes del funcionario público.

 

LA FUNCIÓN DE LA AUDITORÍA MUNICIPAL

El informe de revisión que es ejecutado por la auditora; es elevado al Concejo Deliberante y al Ejecutivo Municipal para su conocimiento y acción y asimismo, la auditora se atribuye el derecho de señalar y sugerir a los poderes de Gobierno, tanto Ejecutivo como Legislativo, que rumbos tomar respecto a su accionar en lo que tiene que ver con el manejo contable de los fondos públicos.

 

Tal como se mencionó al principio, lo que se expone en esta nota y en las imágenes que acompañan la misma, es oficial, ya que es una copia del mismo documento que le presentó la auditora tanto al intendente Domínguez como a los concejales.

 

Allí se podrá apreciar las desprolijidades e irregularidades en el manejo de las cuentas públicas y de los fondos, lo que se transforma en un modus operandi de los dineros públicos de la comuna, por lo menos durante los períodos comprendidos entre octubre del 2014 hasta marzo del 2015, siendo ésta la última presentada.

 

En el informe se sostiene que existen irregularidades entre las boletas de depósito y los libros diarios de la comuna en su relación bancaria; en el otorgamiento de pasajes de colectivo sin determinar beneficiarios; en compras realizadas a proveedores radicadas no solo fuera del municipio, sino incluso fuera de la provincia de Corrientes, sin las aclaraciones necesarias.

 

Irregularidades en la presentación de legajos diarios que no reúnen los requisitos mínimos exigidos por la AFIP, órdenes de pago donde no coinciden los beneficiarios con quienes reciben los fondos. Y se puede seguir enumerando las irregularidades.

 

Es dable para entender la relevancia de toda esta información; explicitar lo que la Carta Orgánica Municipal de la localidad de Curuzú Cuatiá expresa sobre la Auditoria Municipal, en sus artículos 111 a 122.

 

CARTA ORGANICA MUNICIPAL. SOBRE LA AUDITORIA MUNICIPAL

Art. 111° - La AUDITORIA MUNICIPAL será ejercida por un Contador Público Nacional o profesional universitario legalmente habilitado para realizar Auditorías, designado por el H. Concejo Deliberante previo concurso público de méritos y antecedentes, cuya evaluación técnica la hará una Comisión Especial integrada por un representante del Consejo de Ciencias Económicas, Delegación local, uno del Colegio de Aboga dos, uno del Colegio de Escribanos, o entidades que lo reemplacen en el futuro, uno del Departamento Ejecutivo y uno del H.C.D.. Este organismo presentará al H.C.D. una terna de los postulantes.

 

Habrá un período de impugnación debidamente publicitado previo a la designación.

 

112° - El Auditor y sus suplentes durarán cinco (5) años en sus mandatos y podrán ser reelectos, de acuerdo a la modalidad establecida en esta Carta Orgánica.

 

Mientras dure su mandato sólo serán removibles mediante juicio político.

 

Art. 113° - Se designarán además, por el mismo sistema, dos auditores suplentes quienes percibirán remuneración exclusivamente por el tiempo que efectivamente ejerzan la titularidad.

 

A solicitud del Auditor el H. Concejo Deliberante proveerá de asistencia jurídica, por el tiempo y en las condiciones que fueren necesarios, pudiendo ser, el Asesor, funcionario del Departamento Ejecutivo, del H.C.D. o un tercero.

 

Art. 114° - Para el ejercicio de la Auditoria Municipal tanto el titular como los suplentes, además del título habilitantes especificado en el artículo 111°, deberán reunir los requisitos y tendrán el mismo régimen de incompatibilidades e inhabilidades establecidas e esta Carta Orgánica para ser Concejal.

 

También es incompatible con el parentesco en segundo grado de afinidad o cuarto de consanguinidad con el Señor Intendente Municipal, o estar de alguna manera vinculado económicamente con este.

 

Art. 115° - Si la inhabilidad o incompatibilidad fuere sobreviniente a la asunción del cargo, deberá presentar su renuncia dentro del plazo de cinco (5) días de producida la misma. Caso contrario se lo destituirá mediante juicio político.

 

Art. 116° - El Auditor Titular y los suplentes asumirán sus funciones mediante juramento que prestarán ante el H. Concejo Deliberante y presentarán una declaración jurada de su patrimonio al comienzo y al final de sus mandatos, formula das ante Escribano Público y que serán reservadas por el H.C.D. por el término de cinco (5) años posteriores a la terminación de sus funciones.

 

Art. 117º - En caso de ausencia temporaria del Auditor será reemplazado por el primer suplente y en su caso por el segundo.

 

En caso de renuncia, muerte, remoción, ausencia definitiva, incapacidad o inhabilidad permanente para el desempeño del cargo, será reemplaza do por el primer Auditor suplente y en su caso por el segundo suplente.

 

En caso de acefalía el H. Concejo Deliberante designará de su seno un Concejal que ejerza la función transitoriamente hasta que se efectúen las nuevas designaciones por un nuevo período conforme a la presente.

 

Art. 118° - El Auditor Municipal en ejercicio no podrá ausentarse del Municipio por más de cinco (5) días corridos sin previa autorización del H.C.D.

 

Si se ausentara simultáneamente el titular y los suplentes se aplicará lo establecido para acefalía, hasta el reintegro de cualquiera de ellos.

 

Art. 119° - Son objetivos de la creación de la Auditoria Municipal, y por lo tanto deberán tenerse presentes principalmente para su organización, reglamentación, los siguientes:

 

a) Contar con una opinión independiente sobre los estados económicos, financieros y patrimoniales;

 

b) El contralor en el uso de los recursos;

 

c) Mejorar los sistemas de control.

 

d) Mejorar los métodos y procedimientos que permitan perfeccionar el conocimiento de los resultados de la gestión financiera.

 

Art. 120º - Son funciones de la Auditoria Municipal.

 

a) Realizar auditoria externa permanente de la gestión presupuestaria, económica, patrimonial-legal y financiera de la Administración Municipal.

 

b) Fiscalizar el cumplimiento de las disposiciones legales y reglamentarias en relación con la percepción y la inversión de los recursos de la Municipalidad.

 

c) Tomar conocimiento de los actos y contratos de significación económica, por su propia iniciativa o a indicación del H. Concejo Deliberante.

 

d) Evaluar las causas administrativas que pudieran dar lugar a la iniciación de los juicios de cuentas y responsabilidades elevando las mismas al H. Concejo Deliberante.

 

e) Requerir todo tipo de documentación e informes, sin obstaculizar el normal funcionamiento de la administración municipal.

 

f) Observar los actos administrativos y financieros que no se ajusten a normas vigentes e informarlos al H.C.D. y al Señor Intendente Municipal a sus efectos.

 

g) Como medida de carácter general y básica tomará conocimiento de todo informe, comunicación, resolución y actos de la administración financiera municipal que el Departamento Ejecutivo deba elevar para conocimiento o decisión al H. Concejo Deliberante, dictaminando en los casos que corresponda.

 

Art. 121º - La Auditoria Municipal deberá aplicar las normas de Auditoria de la Federación Argentina de Consejos Profesionales de Ciencias Eco nómicas, o entidades que en el futuro la reemplacen.

 

Art. 122° - El control externo posterior a la administración financiera del H. Concejo Deliberante será sometido a las mismas reglas y dictámenes de la Auditoria Municipal.

 

El Presidente del H.C.D. será considerado administrador y el cuerpo aprobará o rechazará las cuentas.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura