Supermax Supermercados

Este 2016 murieron más famosos que en los últimos años. Actores, músicos, políticos, escritores y deportistas conforman una triste y extensa lista de personalidades que hicieron llorar al mundo. Ayer se sumó el caso de Carrie Fisher, la Princesa Leia de "Star Wars" y ahora He-Man. DC Comics terminó con la vida del personaje, que tuvo su serie animada de TV y fue el gran héroe de los chicos en los ´80.

[FRASEDESTACADA1]

Por primera vez en la historia, DC Comics mató a uno de sus protagonistas. Fue, nada más y nada menos, que el famoso He-Man. Ese rubio musculoso que levantaba su espada e invocaba el poder de Grayskull, había nacido como un juguete y marcó una generación, al ser admirado por los pequeños de la década del 80 gracias a la serie animada de televisión.

 

¿Habrá algún hombre que hoy ronde los 40 años que no haya levantado una espada de juguete, al grito de "¡Por el poder de Grayskull... Yo tengo el poder!"? Pero los tiempos cambian. Con el objetivo de mantener la atención de su audiencia, los creativos decidieron terminar con la "vida" de He-Man y con el recuerdo de los más nostálgicos.

 

Y ue el villano "Mumm-Ra, el inmortal" el encargado de acabar con la leyenda, cuando tomó la espada del propio He-Man y se la atravesó en el pecho. Al sentir el arma, el Príncipe Adam, que es He-Man antes de transformarse, trató de luchar contra el enemigo, pero le resultó imposible vencerlo.

 

En el comic, los personajes del Reino de Eternia y los Thundercats lamentaron la muerte del héroe y armaron su funeral, pero lo cierto es que los fanáticos del héroe expresaron su dolor en las redes sociales.

 

Aseguran que rápidamente la palabra He-Man se convirtió en "Trending Topic" en Argentina y hasta algunos famosos, como el conductor Andy Kusnetzoff, despidieron al héroe de su niñez.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura