Supermax Supermercados

Fue dada por muerta luego de que los científicos que seguían sus hábitos en las aguas del océano Pacífico Norte reportaron que hace varios meses no avistan al cetáceo.

[FRASEDESTACADA1]

Su nombre oficial era J2, pero la conocían como Granny (abuelita, en inglés), y vivía en las costas de Vancouver, en Canadá, y en Seattle, en Estados Unidos, desde 1911, según un cálculo aproximado de su edad que recogió el medio ingles BBC.

 

"Ella es una de las pocas ballenas residentes de las que no sabemos la edad exacta porque nació mucho antes de que comenzara nuestro estudio. La vi por última vez el 12 de octubre de 2016 mientras nadaba hacia el norte muy por delante de las demás", escribió el científico Kenneth Balcomb en la web del Centro de Investigación de Ballenas, que fue el primero en verla en 1976.

 

Esta orca había alcanzado gran popularidad gracias a su extraordinario récord de edad, por el que se la consideraba la orca más anciana del planeta. Los científicos la estudiaban, junto a otras hembras mayores para aprender sobre la menopausia de estas cetáceas, un rasgo que comparten con las humanas, y que podía dar interesantes claves sobre el desarrollo evolutivo de los mamíferos, según consignó el diario español El País.

 

La esperanza de vida de las hembras salvajes ronda los 50 años, pero son varias las que han llegado a los 80 o 100 años, mientras que la de los machos ronda los 30 años.

 

"Tal vez otros observadores de ballenas dedicados la han visto desde entonces, pero llegado el final del año la damos por oficialmente desaparecida", aseguró Balcomb.

Etiquetas
¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura