Supermax Supermercados

“Nuestro objetivo es brindar soluciones generales para que continúen navegando”, afirma Leonardo Rodríguez, presidente de la firma. Destacan la mano de obra local con experiencia como valor diferencial de un emprendimiento que no para de crecer.

[FRASEDESTACADA1]

Atalaya “es el lugar desde donde se cuida algo y nosotros custodiamos los intereses de las compañías navieras”, cuenta Leonardo Rodríguez, presidente de la empresa que fabrica embarcaciones en aluminio y ofrece servicios logísticos, aduaneros, médicos, entre otros, a quienes transportan sus productos por el río Paraná.

 

Corrientes cuenta con importantes empresas que ofrecen sus productos y servicios a clientes nacionales y extranjeros, Atalaya Servicios Fluviales S.A. es una de ellas y se destaca por ser la única en su tipo en la región. “Nos dedicamos a brindar soluciones a la navegación de la hidrovía que va desde la zona de Paso de la Patria hasta Esquina”, describe su presidente.

 

La empresa presta todo tipo de servicios ante cualquier eventualidad o urgencia que surja a bordo y dado que  las compañías navieras suelen demandarlo en la ruta que circulan  “nosotros desempeñamos esa tarea”, asegura Rodríguez.

 

De las empresas que transitan por el río Paraná, Atalaya S.A  representa a “más del 90%”, destaca su presidente y recalca que “lo diferencial es que somos la única y más grande empresa que  hay en todo el noreste argentino que agrupa la gran mayoría de las compañías que navegan, representándolas y ofreciéndoles soluciones integrales”.

 

El presidente grafica los servicios que prestan al señalar que “si surge un accidente nosotros le proveemos servicio médico a bordo o si hay problemas técnicos o algún daño de envergadura lo reparamos en nuestro taller y después la carga sigue su rumbo”.    

 

Atalaya inició como una firma personal en el 2010 y luego se convirtió en una sociedad anónima; actualmente 40 personas trabajan en Atalaya, tanto en el edificio administrativo, ubicado en San Juan 418, como en el taller de reparaciones navales que funciona en la zona portuaria de la capital correntina.  “El gran valor que tiene la empresa son los trabajadores que la conforman”, reconoce el presidente de Atalaya S.A.

 

“Nuestro objetivo es brindar soluciones generales a las compañías navieras para que continúen navegando. Hay que tener en cuenta que están comerciando y el tiempo es dinero y para ello nuestra empresa les ofrece  soluciones para cada caso”, describe Rodríguez. 

 

Uno de los servicios que brinda Atalaya y que la ponen en relieve nacional consiste en ser la única empresa del noreste argentino calificada para dar servicio de amarradero de barcaza,  lo cual consiste en espacios destinados para que los conjuntos de embarcaciones amarren y luego hagan el traslado de las mismas en fracciones. Esto se da porque por una legislación nacional y para la seguridad en la circulación en el río, las embarcaciones comerciales de gran porte no pueden cruzar completas bajo el Puente General Belgrano. “La  empresa ofrece un servicio de acompañamiento de las mismas a partir de un remolque que hace la tarea y luego sí pueden continuar navegando en forma completa”, describe el presidente de la exitosa empresa.

 

Los clientes de Atalaya son en su mayoría empresas que comercializan cereales desde Brasil y Paraguay y que van hasta los puertos de Buenos Aires o hasta el sudeste asiático. Dado que en Argentina el sector comercial se aglutina principalmente en la Capital Federal, la mayoría de las empresas nacionales que demandan los servicios de Atalaya están radicadas en Buenos Aires.

 

 

 

El taller

 

Atalaya cuenta con un taller de reparaciones navales en la zona del puerto de la ciudad de Corrientes, allí trabajan casi un tercio de la empresa y  se fabrican embarcaciones de aluminio.  “Somos el tercer astillero del país en producir unidades para navegar a partir de ese material”, remarca Rodríguez al tiempo que explica que es uno de los materiales más difícil de trabajar porque demanda técnicas especiales y mucho cuidado.

 

“En el taller construimos nuestras propias embarcaciones y las herramientas a medida”, sostiene Rodríguez para indicar que el hecho de construir las embarcaciones que necesitan les permite recortar gastos.  

 

Actualmente,  construyen un remolcador de empuje de 23 metros de largo por 9 metros de ancho que cuando esté finalizado con su potencia de 2400 hp permitirá empujar unas 15 toneladas de carga aproximadamente.

 

 

 

Una embarcación para todos                                                                                                                                                                                   

 

El reconocimiento al trabajo profesional y la calidad de las embarcaciones se plasma en el interés de la Provincia por una unidad para ser utilizada por la Dirección de Defensa Civil en las misiones que llevan a cabo. La embarcación adquirida y que será parte de la flota estatal consiste en una lancha construida totalmente en aluminio, con una cabina en la proa en la cual se pueden llevar hasta 7 personas con una camilla para trasladas a personas que están inmovilizadas. Sus dimensiones son 7,60 metros de largo por 2,40 metros de ancho  con un motor ecológico fuera de borda, sistema de comunicación VHF, sistema de seguridad, ecosonda, GPS con todas las medidas de seguridad que exige Prefectura Naval. No obstante, el organismo que tendrá a cargo la unidad se ocupará de equipar con los recursos necesarios para la misión en que se empelará.

 

El Gobierno provincial apoya constantemente a las empresas correntinas y Atalaya S.A es un ejemplo del constante acompañamiento que, desde el Estado, se brinda a quienes producen y ofrecen servicios. En este sentido, días atrás los ministros de Industria, Trabajo y Comercio, Ignacio Osella, y de Planificación y Coordinación, Eduardo Vischi, visitaron el taller de Atalaya y destacaron el trabajo que brinda una empresa de sangre correntina a compañías de capitales nacionales e internacionales. 

 

“El ministro Osella conoció nuestra actividad y se interesó en generar vínculos de trabajo para potenciar a la empresa desde lo que esté al alcance del Gobierno”, confesó el empresario.

 

Por otro lado, desde la Provincia proyectan la compra de otra unidad de similares características pero con mayor capacidad de traslado con el objetivo de ser empleada como lancha ambulancia por el Ministerio de Salud.

 

 

 

Mirando al futuro

 

Leonardo Rodríguez  sostiene que la empresa aspira a potenciar la construcción naval porque sus clientes demandan de manera creciente los servicios que prestan y empiezan a haber limitaciones en el espacio físico en el cual se realizan las fabricaciones. “Si ampliamos nuestro taller podemos ampliar el número de empleados. La necesidad constante de los servicios que ofrecemos en el taller es una realidad, por eso pretendemos extender el espacio de trabajo para acompañar la demanda de nuestros clientes”, expresa su titular.

 

Por la calidad de los trabajos que realizan, desde el Gobierno de Misiones se mostraron interesados en imitar al de Corrientes en la adquisición de unidades de rescate. Si bien no hay nada cerrado al respecto, el hecho que desde esa provincia se hayan interesado por los servicios que presta una empresa correntina habla de que estamos ante un grupo humano que no escatima profesionalismo en cada una de las tareas que realiza.

 

A través de la página web agenciaatalaya.com se puede acceder a más información de la empresa correntina y las vías de contacto para elegir confiar en una compañía que día a día crece en prestigio. 

 

 

 

 

Etiquetas
¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Aguas de Corrientes... Desde ahora podes Imprimí tu factura desde tu computadora
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura