Supermax Supermercados

El intendente de Pergamino, Javier Martínez, negó, además, que el origen del motín haya sido una pelea entre dos presos que supuestamente estaban alojados en el mismo pabellón y que habían sido apresados por una violación ocurrida días atrás.

[FRASEDESTACADA1]

"La Justicia tiene que investigar por qué no se dieron cuenta que se quemaba un colchón, por qué no se detectó y no se actuó. Se está viendo la cadena de responsabilidades", dijo el jefe comunal en declaraciones a Radio La Red, quien aclaró que el fiscal que investiga la causa, Nélson Mastorchio, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 del Departamento Judicial Pergamino, "estuvo en el lugar cuando comenzó el conflicto".

 

 

Martínez negó que el origen del motín sea que las autoridades de la comisaría habían juntado en el mismo pabellón a los dos detenidos por una violación ocurrida días atrás en la ciudad, uno de los cuales había acusado al otro por el hecho.

 

 

"Según los datos que surgen de la investigación, la pelea se originó entre una persona que había sido detenida el día anterior, con muchos antecedentes. Fue detenida tras un choque y cuando se lo requisa tenía un arma y varios objetos de origen ilícito. La pelea fue entre ese detenido y otro preso por hechos similares, pero que no tenía que ver con la violación", dijo.

 

 

El intendente explicó que esa pelea derivó "en una especie de motín y uno de los participantes de la pelea prende fuego un colchón".

 

 

Luego, el jefe comunal aseguró que el pabellón donde ocurrió el hecho "está habilitado para albergar a dieciocho personas, con una tolerancia máxima de veinte".

 

 

"Generalmente hay dieciocho o menos, pero la noche anterior se habían producido dos detenciones: una la del violador y otra la que generó este conflicto. A veces en esas horas en las que se pide algún traslado suele haber un número más", dijo.

 

 

La tragedia ocurrió ayer pasadas las 18 en la comisaría 1ra. de Pergamino, ubicada en la calle Dorrego 654, en la misma manzana en la que funciona el Palacio Municipal y la Jefatura Departamental de la fuerza.

 

 

Tras el incendio de algunos colchones que prendieron los detenidos, los bomberos hallaron muertos a siete de los presos, identificados por la Policía como Sergio Filiberto, Federico Perrota, Alan Córdoba, Franco Pizzarro, John Mario Chillito Claros -de nacionalidad colombiana-, Juan Carlos Cabrera y Fernando Emanuel Latorre, todos mayores de edad.

 

 

Según los voceros policiales, Filiberto había sido detenido el 18 de enero último por "robo agravado", Perrota el 16 de febrero por "encubrimiento", Córdoba el 26 de enero, Pizzarro el 23 de enero por "quebrantamiento de arresto", Claros el 17 de diciembre por "tentativa de robo", Latorre el 12 de noviembre también por un "intento de robo", y Cabrera ayer por "lesiones culposas" y "encubrimiento".

 

 

Las fuentes aclararon que no hubo personal de la comisaría que haya resultado herido y que el resto de los presos será derivado a otra sede policial de la zona.

 

 

En la noche del jueves, Asuntos Internos del ministerio de Seguridad bonaerense desafectó de sus funciones al oficial de servicio, subayudante Alexis Miguel Eva, y al imaginaria de calabozos, sargento César Brian Carrizo, quienes estaban de guardia en el momento del incendio.

 

 

 

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Aguas de Corrientes... Desde ahora podes Imprimí tu factura desde tu computadora
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura