Supermax Supermercados

Pocos fondos comunes de inversión cerrados aprobados por la Comisión Nacional de Valores trabajan contrareloj. De hecho y para aprovechar el interés de los inversores que planeaban invertir en fondos que no llegaron al mínimo comprometido ante la CNV y por lo tanto que no pudieron constituirse, el fondo que la desarrolladora Argencons; dueña de la marca Quartier, armó con Allaria Ledesma una licitación del FCI. Corrientes es destino de parte de los 30 millones de dólares del fondo.

[FRASEDESTACADA1]

Este es el único del mercado que cerrará por encima de los US$ 50 millones: ya suscribió US$ 54 millones que se destinarán Distrito Quartier Puerto Retiro un proyecto mixto de US$ 215 millones de inversión que presentaron en dos manzanas de una zona relegada de Retiro que cobrará impulsó con la obra del Paseo del Bajo que unirá el norte con el sur de la ciudad de Buenos Aires.

 

“Están entrando a un negocio en el que la incidencia de la tierra es menor al 25 por ciento, lo que genera un costo aproximado de US$ 2800/m2 de las unidades que una vez terminadas podrían venderse a US$ 4000/m2”, detalla Carlos Spina, director Comercial de Argencons.

 

Otro que superó la base preestablecida es el fondo que armó Eduardo Costantini con el que desarrollará un condominio de US$ 38 millones en Nordelta, entre otros proyectos que generarán ruido en el mercado. El FCI del empresario tenía una base de US$ 20 millones y, según datos de la propia empresa, cerró en US$ 45,3 millones. “Es uno de los más grandes y es el tamaño que deseabamos para acompañar proyectos de mediana escala”, afirma Cristián Lopez, CEO de Consultatio Asset Management.

 

A su vez también cerró el de Predial, la empresa especializada en microdepartamentos de uno y dos ambientes de 18 a 50 m2 que cotizan a US$ 1600/m2. El fondo logró la base de US$ 10 millones que se destinarán en seis proyectos en Almagro, Saavedra, Flores, dos en Mataderos y otro en Neuquén capital.

 

“De esa forma buscamos diversificar el riesgo, el fondo invertirá entre 20 y 30 por ciento en cada uno de esos emprendimientos”. De esa justifica Pablo Brodsky, presidente de la desarrolladora. Por otra parte avanza el FCI de Al Río, la desarrolladora de Carlos de Narváez, que cierra mañana y con el que se que financiarán cuatro proyectos emplazados en el máster plan de 560.000 m2.

 

El primer FCI del sector aprobado y cerrado fue Allaria Residencial CasaARG. En diciembre recogió US$ 30 millones que se destinarán a proyectos residenciales en Caballito, barrio en el que planea 400 unidades, Devoto, Pilar, Moreno, Parque Chacabuco y en las provincias de Neuquén, Mar del Plata y Corrientes.

 

“Buscamos captar la demanda insatisfecha del segmento medio”, afirma Sebastián Sommer, CEO de CasasARG. la empresa fundada por Tayron Capital para administrar inversiones en desarrollos inmobiliarios residenciales en el país.que promete un nuevo fondo entre marzo y mayo.

 

Con estos datos se estima que serán cerca de US$ 170 millones, los dólares que se blanquearán a través de FCI cerrados destinados a proyectos inmobiliarios. Este sábado termina el período legal para blanquear mediante este instrumento que evita la la penalidad del 15 por ciento.

 

Más allá de los resultados, en el sector reina un fuerte descontento y cierra un un verano para el olvido. Se preparó para “la fiesta” de los fondos comunes de inversión cerrados (FCI) pero el retraso en las aprobaciones por parte de la Comisión Nacional de Valores (CNV) ahogó el festejo en un escenario que los desarrolladores definen como “atolondrado y caótico”. “Cuando el Gobierno consideró que la meta del blanqueo ya había sido exitosa, nos dio la espalda”, se queja un hombre del mercado financiero.

 

Se presentaron 38 fondos cerrados entre los de infraestructura, energía y ladrillos pero pocos tuvieron luz verde. “El mercado fue más chico de lo que se esperaba. Los que tuvimos la suerte de ser aprobados remamos en dulce de leche”, coinciden los players del real estate que esperaba recoger US$ 1000 millones.

 

De hecho, muchos que arrancaron con la aspiración de alcanzar un mínimo de US$ 50 millones para constituirse bajaron las pretensiones al mínimo que exigía la normativa de la CNV, US$ 10 millones. El corset legal y la burocracia complicaron el cierre de los negocios y ahora se suma la carrera contra el tiempo.

 

“Se pecó de cuidar excesivamente al inversor minorista. Si, en lugar de establecer un mínimo de US$ 250.000 para entrar, se hubiera estipulado un piso de US$ 100.000, habría sido más exitoso”, agrega un desarrollador.

 

Si bien en el mercado aseguran que los fondos son un instrumento de inversión en ladrillos que llegó para quedarse, la falta de guiños por parte del Gobierno en meses claves para el blanqueo quitó optimismo. Ahora, las expectativas están puestas en que el Congreso finalmente saque la ley de mercado de Capitales que exime de Ganancias a este instrumento de inversión.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Aguas de Corrientes... Desde ahora podes Imprimí tu factura desde tu computadora
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura