Supermax Supermercados

Es una nueva causa que involucra al secretario del Juzgado de Libres, José Luis Mora y Araujo, al ex fiscal Benito Pont y al empresario ganadero y periodístico, José Rodolfo Martínez Llano, socio político del senador nacional, “Camau” Espínola.

[FRASEDESTACADA1]

El Tribunal Oral Federal de Corrientes ordenó ayer investigar las acusaciones de uno de los condenados en la causa por narcoaviones contra el secretario del Juzgado Federal de Paso de los Libres, Luis Mora y Araujo y contra el ex fiscal Benito Pont, en un desprendimiento del caso que también involucra al ex diputado del Partido Justicialista, Rodolfo Martínez Llano.

 

Este es otro contundente resultado de la sentencia dictada ayer por el Tribunal Federal de Corrientes, que en su artículo 14 señala que se debe remitir a la Fiscalía Federal de Paso de los Libres el testimonio que volcó en su declaración el ya condenado Florentino Dante Niemiz.

 

El tribunal, presidido por Víctor Alonso, aceptó el pedido del Ministerio Público Fiscal de Corrientes para que se remitan esas actuaciones a la Fiscalía de Libres.

 

Se trata de una causa que comienza a nacer y que deberá investigar supuestos vínculos de funcionarios judiciales y Martínez Llano con personas que estaban detenidas por narcotráfico en la causa que 2013 comenzó en el Juzgado Federal de Libres.

 

Concretamente, la acusación señalada en el juicio oral de la causa por los narcoaviones –que terminó ayer– dice que Niemiz declaró que le pidieron coimas por 350.000 dólares para quedar en libertad. Como este diario publicó en exclusiva semanas atrás, durante su alegato el fiscal Carlos Schaefer recordó que “han surgido nombres de fiscales (en referencia a Benito Pont) y políticos (por Martínez Llano)” y reclamó por la participación del secretario del Juzgado Federal de Paso de los Libres: “Hemos advertido que existen expedientes que eran de identidad reservada en los cuales lamentablemente a un personal de Paso de los Libres (el secretario de actuaciones del Juzgado) se le han traspapelado y eso hizo que los aportes que podrían realizar los arrepentidos no tengan un buen final”, dijo echando las sospechas sobre Mora y Araujo.

 

Es que, en su declaración ante el tribunal, Niemiz reveló que “se le pidió el pago de 350.000 dólares para ser liberado o si no sería trasladado a la cárcel de Devoto”. En esa declaración involucró directamente a Pont y a Martínez Llano, quien fue diputado nacional y presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia.

 

Cuando Niemiz fue interrogado acerca de “si algún político conocía el hecho, algún político que esté atrás de la actuación, alguien responsable de todo este transporte de estupefacientes”, el hombre no dudó: “Sí, acá hay uno, que es Martínez Llano, todo el mundo sabe”, dijo y relató a continuación que “Benito Pont, faltando unos días para trasladarme, me manda un señor al Juzgado que si no ponía tanta plata seguía preso y me iban a llevar a Devoto. Eso lo hizo el fiscal Benito Pont, mandado por otra persona”.

 

La repregunta no se hizo esperar: “¿Sabe quién es esa persona?”. La repuesta fue corta: “No, no la conocía”, dijo Niemiz, pero no dudó en reafirmar sus dichos de un trabajo en conjunto de “la señora Borda, el señor Benito Pont, quien manejaba el Juzgado en ese momento; Mora y Araujo y el señor Martínez Llano”.

 

Schaefer ahora pide que todo esto se investigue. “Nosotros advertimos la gravedad que tiene esta organización delictiva de decir que uno de los miembros se manejaría con gente importante para apretar a personas, eso fue uno de los determinantes para que se pida la revocación de la excarcelación”, relató el fiscal.

 

En el juicio que terminó ayer, Niemiz fue sentenciado a 20 años de prisión efectiva por asociación ilícita dedicada al narcotráfico.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Aguas de Corrientes... Desde ahora podes Imprimí tu factura desde tu computadora
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura