Supermax Supermercados

Los trabajos realizados evitaron consecuencias aún mayores en la zona. “Las precipitaciones superaron los registros de máxima agua acumulada en el área; además, había una alta humedad precedente por lluvias de días anteriores; el ducto Carvalho que pasa por la zona está limitado y favorece al anegamiento”, explicó el coordinador de la UCAPFI entre las razones de la situación padecida. Se estima que en 12 o 24 horas se volvería al escenario anterior a partir del escurrimiento de las aguas. “Sin las obras que se ejecutaron estaríamos hablando de una semana mínimo”, apuntó.Las obras de regulación pluvial se siguen ejecutando.

[FRASEDESTACADA1]

Las obras ejecutadas por el Gobierno Provincial durante los últimos años en los barrios de La Olla redujeron notablemente el impacto de los más de 200 milímetros de lluvia caídos en las últimas 24 horas en la Ciudad de Corrientes, reduciendo fuertemente la cantidad de afectados.

 

 

Si bien aún hay zonas con agua en las viviendas o en las vías de comunicación, se espera que para las 21 horas de hoy hayan escurrido ya las aguas de Paloma de la Paz e Irupé. En el caso del barrio San Jorge, el escurrimiento demorará un poco más de tiempo, considerando que en ese sector aún no se ha ejecutado la obra hidráulica.

 

 

“Estimamos que en 12 o 24 horas la situación volverá relativamente al escenario anterior”, consideró Emilio Breard, del equipo de campo de la UCAPFI, organismo dependiente del Ministerio de Hacienda que ejecuta el PROMEBA en la zona.

 

 

El técnico destacó que la situación hubiera sido “notablemente peor” sin las obras ejecutadas. “Directamente no se hubiera podido atender ni sacar a la gente, tampoco escurrir el barrio una vez que estén repuestos los sistemas generales de desagüe; en otra situación, debíamos haber evacuado a la gente y ubicarla en otro lugar por al menos una semana”, explicó. “Más allá de que se trata de un evento extraordinario que no se registró en los últimos 10 años”, puntualizó.

 

 

Hasta la tarde, se habían atendido a 60 personas en el Centro de Promoción Comunitaria del barrio Irupé, unos 30 vecinos en el CPC del San Jorge y unas 120 personas más en la escuela 275. Parte de los afectados volvió a sus casas, otros permanecieron en los centros con atención de la Provincia, en tanto que otro grupo fue trasladado al Hogar Escuela.

 

 

El coordinador Breard informó que las familias damnificadas, evacuadas o no, son contenidas por la articulación de las distintas dependencias del Gobierno Provincial. “Muchas personas son atendidas en los tres CPC, también en la Escuela 275, y en el Hogar Escuela; allí reciben alimento, ropas y zapatillas, además de la atención médica y contención en general”, detalló el funcionario.

 

 

PLANIFICACIÓN

 

 

El esfuerzo Provincial, sosteniendo la inversión en obras de infraestructura que fueron desfinanciadas por discriminación política en 2011 por parte de la administración kichnerista, permitieron que el sistema de desagües, en proceso de construcción en el conglomerado de barrios La Olla de Capital, contenga y merme el impacto del histórico nivel de registro de agua caída en la zona con el evento extraordinario que afectó al noroeste provincial desde la tarde del lunes pasado.

 

 

“Estamos atendiendo la urgencia inmediata como lo es la necesidad de la gente damnificada, que tuvo que ser evacuada y fundamentalmente también analizar cómo funcionan las obras de escurrimiento y la previsión de anegamiento”, afirmó el ministro de Hacienda y Finanzas, Enrique Vaz Torres, cartera a cargo de la ejecución del Programa La Olla, a través de la Unidad  Central de Administración de Programas con Financiamiento Internacional (UCAPFI).

 

 

“A diferencia de un evento similar, pero de menor intensidad en el 2009, esta vez con una mayor cantidad de agua por precipitación en los días precedentes y desde la tarde del lunes pasado hasta el mediodía de este martes, cuando se registraron más de 200 milímetros de lluvia caída, se pudo disponer de la comunicación vial y acceder a los tres Centros de Promoción Comunitaria (CPC) para asistir a las familias damnificadas por este evento extremo”, explicó Emilio Breard.

 

 

“A pesar de que las obras no están terminadas, gracias a la inversión constante que vino realizando el Gobierno Provincial y ahora sumándose la Nación, se pudo contener una situación, que en el estado anterior a la intervención del Programa de Mejoramiento Barrial (PROMEBA), con este nivel de lluvia caída la situación iba a ser sustancialmente peor”, señaló Breard.

 

 

“Sin las obras de regulación que se están llevando a cabo, y se deben continuar para terminar, el impacto del evento de las últimas 24 horas de lluvias iba a ser muchísimo peor”, agregó el coordinador de la UCAPFI.

 

 

“Tenemos que hacer piletas de regulación, tenemos varias obras en marcha. Con este evento produciéndose podemos evaluar, cuantificar con información que nos permita poder tomar decisiones en obras futuras, más allá de que algunas cosas podemos resolver inmediatamente y es a lo que estamos abocados”, manifestó el ministro Vaz Torres.

 

 

“Estamos evaluando los daños a través de los distintos organismos que tiene la, tratando de hacer mediciones para tener el dato exacto del impacto de este evento, como de los niveles de algunas cuencas”, dijo el titular de la cartera económica provincial.

 

 

“Toda el área de intervención que denominamos La Olla, incluyendo a cinco populosos barrios de la ciudad de Corrientes, es una zona altamente vulnerable a estos eventos y es por eso que el Gobierno Provincial trabaja aquí y desde diciembre de 2015 con la Nación para la construcción de esta obra que contendrá estas inclemencias una vez que la intervención integral esté concluida”, dijo Breard.

 

 

IMPACTO NEGATIVO

 

 

 

“La situación que damnificó a las familias de La Olla tiene al menos cuatro factores responsables. Uno de ellos, tiene que ver con que -entre la tarde del lunes y el mediodía del martes- padecimos un evento extraordinario, ya que se registraron más de 200 milímetros de lluvia caída. Es un nivel de registro histórico  de acumulación de agua, ya que superó al máximo que se registró en el área”, describió Breard.

 

 

“A estas fuertes e intensas precipitaciones hay que agregarle que en el lugar existía una importante humedad precedente por lluvias caídas en semanas anteriores y cuya agua, en muchas partes, no se había terminado de escurrir”, sostuvo.

 

 

“En tercer lugar, hay que advertir que el desagüe del ducto Carvalho, que pasa por debajo del área, está limitado debido a algunos problemas que alteran el curso del agua que por allí se descarga. Esto complica la fluidez y causa más anegamiento en La Olla”, enseñó el coordinador.

 

 

“En cuarto lugar, tenemos que decir que las obras de regulación pluvial del programa no están terminadas; que es necesario continuar su ejecución y concluirlas. Esta situación se debe a la quita de financiamiento que se produjo durante el último gobierno nacional, cuando por discriminación política hacia Corrientes, Nación no cumplió con el compromiso de la financiación de estos importantes trabajos”, recordó Breard.

 

 

“Es importante la construcción de las obras de regulación pluviales pendientes. Además, en forma paralela, la construcción de caminos, ripio, veredas. Pero también es necesario que la Municipalidad de Capital ejecute la limpieza de los desagües y reparaciones de los ductos pluviales que le corresponde”, indicó el coordinador de la UCAPFI.

 

 

 

Etiquetas
¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Aguas de Corrientes... Desde ahora podes Imprimí tu factura desde tu computadora
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura