Supermax Supermercados

La constante inversión del Gobierno Provincial impidió que las consecuencias del evento extraordinario con 200 milímetros de lluvia caída en 24 horas, anegase el área de 93 hectáreas del conglomerado de barrios. “Además, el anegamiento producido se podría haber evitado por lo menos entre un 60 o 70% si se hubiesen ejecutado las obras que no se llevaron a cabo por el desfinanciamiento decidido por la gestión de Cristina Fernández de Kirchner”, aclaró el coordinador del organismo dependiente de Hacienda que interviene en La Olla. Al mismo tiempo, cuestionó la falta de un sistema de drenaje adecuado en la Ciudad. “Acá se comienzan a ver las consecuencias de hacer pavimentos sin hacer desagües pluviales, sin tener la previsión correspondiente”, apuntó. 

[FRASEDESTACADA1]

La ejecución de las obras por parte del Gobierno Provincial en el conglomerado de barrios La Olla, en Capital, evitó que tengan que ser evacuadas alrededor de 12 mil personas, ante el evento extraordinario con la caída de 200 milímetros, entre el atardecer del lunes y la tarde del martes pasado.

 

 

Así también, desde el área a cargo de los trabajos aclararon que si la gestión nacional de la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner hubiese cumplido con el compromiso en el envío de los fondos para las obras, se habría podido evitar lo padecido ayer entre un 60 o 70 por ciento.

 

 

“Si la Provincia no hubiese avanzado con las obras desde 2009 en delante, pese a la discriminación del gobierno nacional de entonces, hoy teníamos una situación desastrosa en La Olla, con cerca de 12 mil personas evacuadas. No iba a haber escuela ni otros lugares capaces de soportar la cantidad de gente que habría sido damnificado por este evento extraordinario”, advirtió el coordinador ejecutivo de la Unidad  Central de Administración de Programas con Financiamiento Internacional (UCAPFI) del Ministerio de Hacienda y Finanzas, Daniel Suárez.

 

 

“Igualmente, la situación de ayer se podría haber evitado por lo menos entre un 60 o 70% si se hubiesen ejecutado las obras que no se llevaron a cabo por el desfinanciamiento decidido por la gestión anterior”, recordó el coordinador que el lunes recorrió la zona afectada junto al ministro de Hacienda, Enrique Vaz Torres

 

 

SITUACIÓN ACTUAL

 

 

“Para la cantidad de lluvia caída, en muy poco tiempo, la situación en La Olla es muy buena en comparación de lo que hubiese sido de no haberse hecho las obras que se ejecutaron con el esfuerzo y recursos del Gobierno Provincial”, dijo Suárez.

 

 

“Si no hubiese estado la Provincia encarando esta mejora, hoy hubiese habido más de 12 mil personas evacuadas. Ante un evento extraordinario cómo ocurrió entre el lunes y martes, si no se hubiesen ejecutado las obras, los únicos que iban a salvarse del anegamiento hubiesen sido la primera fila de casas consolidadas sobre la calle Cartagena”, señaló.

 

 

“Nuestras obras funcionaron bien y -con la finalización de la ejecución del proyecto- funcionará mucho mejor”, afirmó el técnico de la UCAPFI.

 

 

 

PERJUICIOS Y BARRERAS A SUPERAR

 

 

 

“Al no salir la obra de regulación pluvial en su momento, además de perjudicar a la Provincia y ocasionar todas estas cuestiones ante eventos del tiempo como los de principio de esta semana, se incrementaron notablemente los costos de inversión pública”, afirmó Suárez.

 

 

 

“De haberse avanzado en el momento previsto, el ahorro en los costos de inversión pública hubiesen sido sustancialmente importantes. Por eso es que estas desacertadas decisiones, tomadas desde un escritorio, lejos del área de intervención, son de politiquería que terminan perjudicando a la gente que menos tiene, en este caso de La Olla, que está en un lugar muy vulnerable”, dijo el coordinador.

 

 

 

“Tenemos que terminar de superar esa barrera de desfinanciar obras estructurales porque hay diferencias políticas”, pidió Suárez.

 

 

 

IMPREVISIÓN  Y FALTA DE PLANIFICACIÓN

 

 

 

El técnico del Ministerio de Hacienda y Finanzas también observó la imprevisión y falta de planificación que perjudican y la dejan vulnerable a la ciudad en general ante la ocurrencia de estos eventos extraordinarios.

 

 

 

“Acá se comienzan a ver las consecuencias de hacer pavimentos sin hacer desagües pluviales, sin tener la previsión y sin pensar en esta cuestión”, dijo Suárez.

 

 

 

“No se puede hacer un pavimento sin pensar en un pluvial; cada vez que se avanza con un pavimento se impermeabiliza una superficie, el agua que escurre sobre esa superficie, hacia los puntos más bajo, hacia las casas, o en muchos casos, como no tenemos sistemas pluviales en la ciudad, el desagüe pluvial se manda a las cloacas y revientan las bocas de tormentas como se ve en las puntas de las calles”, explicó.

 

 

 

“No solamente tiene un efecto negativo en los costos de las familias, sino que también en los públicos porque está ingresando agua de un pluvial a un sistema cloacal por falta de ejecución de las obras pluviales que tienen que estar dentro de un plan de drenaje urbano”, afirmó el coordinador.

 

 

 

“El conducto Carvalho es un conducto que junta una cuenca de 400 hectáreas urbanas que fue impermeabilizándose en la medida que fueron haciéndose distintas obras de pavimentación por parte del municipio”, señaló y agregó: “Esto hace que el agua llegue en mucho menor tiempo al conducto y vaya colmatando rápidamente esta vía, haciendo que nuestra obra de regulación pluvial sea más necesaria”, señaló.

 

 

 

“Estuvimos recientemente recorriendo la zona y advertimos que los reservorios volvieron a recuperar su nivel en muy corto tiempo. La realidad es que no financiar en su momento las obras planificadas para ejecutarla en el tiempo y lugar que tiene que ser, con su correspondiente planteamiento, terminan ocasionando estas cuestiones graves”, dijo.

 

 

 

CONCEPTO DE GESTIÓN

 

 

 

“Del agua hay que acordarse cuando no llueve. Ahora, cuando no hay lluvia es cuando tenemos que hacer las obras. Porque cuando comienzan las lluvias y las precipitaciones, no se puede ingresar con máquinas, ni con ningún tipo de equipos. Es imposible por el anegamiento”, dijo Suárez.

 

 

 

“Este tiene que ser el concepto y tener presente que las obras se van haciendo de abajo hacia arriba; es decir, que hay hacer las obras de saneamiento primero, para después terminar haciendo lo que es calzada y toda la parte superior”, señaló.

 

 

 

PLAN DE CONTINGENCIA

 

 

 

“Ante los eventos, como estas situaciones que se desataron entre el lunes y el martes, tenemos previsto un plan de contingencia que fue ejecutado el martes pasado funcionó perfectamente. Ante las negativas circunstancias del tiempo abrimos los tres Centros de Promoción Comunitaria (CPC) del barrio”, comentó.

 

 

 

“Los integrantes del equipo de campo estaba permanentemente informando a través de los mensajes telefónicos a distintos referentes sobre la situación de cada lugar del área”, dijo Suárez.

 

 

 

“En La Olla se realizaron levantamientos previos de distintas manzanas que en su interior tenían depresiones. Todas estas situaciones fuimos identificando antes y también los grupos vulnerables, como ser ancianos y niños que son aquellos que a veces no pueden salir por sus propios medios antes eventos como los de días pasados”, afirmó.

 

 

 

“Con esta previsión y con las actividades planificadas con anterioridad, actuamos en las horas críticas por las fuertes e intensas lluvias”, afirmó.

 

 

 

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Aguas de Corrientes... Desde ahora podes Imprimí tu factura desde tu computadora
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura