Supermax Supermercados

Una vez más, por desconocimiento, por desidia y por malos asesores, el intendente kirchnerista de la capital provincial, Fabián Ríos junto a su viceintendente Any Pereyra, al reuniré con autoridades legislativas de Corrientes, demostró que o no le importan las leyes que rigen la Nación. Presentó el plan de obras que, so pretexto de un mejor ordenamiento vial en el casco céntrico, viola escandalosamente la Ley Nº 12.665, su modificatoria de 2015; la Ley 27.103 y su Decreto reglamentario, el número 2525/2015, firmado por Cristina Kirchner.

[FRASEDESTACADA1]

El proyecto fue presentado a las autoridades legislativas Gustavo Canteros y Pedro Cassani por el intendente Fabián Ríos como “una refacción integral de la plaza 25 de Mayo, su remodelación y puesta en valor y la implementación del corredor de transporte de calle Salta”, viola la totalidad de las leyes de Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos, que incluso propone multas a quienes “modifiquen los mismos”.

 

UN POCO DE HISTORIA

La plaza 25 de Mayo ubicada en la capital correntina entre las calles Buenos Aires, Quintana, Salta y 25 de Mayo; es considerada Monumento Histórico Nacional de valor monumental al igual que las calles Buenos Aires al 400 y Salta al 600 por Resolución Nacional N°1074/86, del gobierno de Raúl Alfonsín.

 

Pero además, el sistema urbano formado por la plaza 25 de Mayo, entre las calles Buenos Aires y Salta y entre Carlos Pellegrini y 25 de Mayo, es considerado Monumento Histórico Nacional según el Decreto 325/1989, por lo que la Plaza 25 de Mayo y el conjunto urbano que la rodea son Monumentos Históricos Nacionales y su protección se rige por las leyes Nº 12.665 de 1940, su modificatoria de 2015; la Ley 27.103 y su Decreto reglamentario Nº 2525, también de 2015, firmado por Cristina Kirchner.

 

Pero además, existe el antecedente de que también el Concejo Deliberante de Corrientes adhirió en todos sus términos a la mencionada Resolución Nacional, a partir de una iniciativa del concejal Agustín Payes, a través de la Resolución Nº 2.363/92 que proponía “Adherir a la resolución nacional N° 1074/86 por la que se declara Monumento Histórico Nacional de valor monumental a la plaza 25 de mayo y calles Bs. As. al 400 y Salta al 600 de la Ciudad de Corrientes”.

 

La histórica plaza correntina; fue construida en 1821 y remodelada en 1902, habiendo sido tomada sus características arquitectónicas del modelo urbanístico francés. Durante la época de la colonia fue la Plaza de Armas, alrededor de la cual, como todas las estructuras edilicias de ciudades españolas, se distribuyeron los solares para el Cabildo y la iglesia. Finalmente se estableció su trazada en diagonales que se focaliza en el monumento a San Martín forjado por Torcuato Tasso en 1905.

 

¿QUÉ PROPONE EL MUNICIPIO?

Habría que comenzar diciendo que el Municipio no tiene ninguna atribución sobre la plaza 25 de Mayo y menos sobre sus intentadas modificaciones, ya que en el Artículo 3° de la Ley 27.103, donde se incorporan atribuciones de la Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos, a continuación del artículo 1° de la ley 12.665, el siguiente listado.

 

Artículo 1° ter: Son atribuciones de la comisión

a) Ejercer la superintendencia inmediata sobre los monumentos, lugares y bienes históricos nacionales y demás bienes protegidos en los términos de la presente ley, en concurrencia con las respectivas autoridades locales, cuando se trate de monumentos, lugares y bienes del dominio provincial o municipal;

 

b) Proponer al Poder Ejecutivo nacional la declaratoria de monumentos, lugares y bienes históricos nacionales, y demás bienes protegidos en los términos de la presente ley, indicando con precisión el perímetro del área protegida conforme las clases enunciadas en la presente ley;

 

c) Establecer, revisar y actualizar criterios y pautas de selección, clasificación y valoración para los monumentos, lugares y bienes protegidos;

 

d) A solicitud del Congreso de la Nación, designar expertos para evaluar los méritos históricos artísticos, arquitectónicos, industriales o arqueológicos del monumento, lugar o bien sometido a opinión, quienes expedirán su dictamen por escrito, no vinculante, en el plazo establecido por la comisión. Dicho dictamen será refrendado por la comisión;

 

e) Designar delegados en base a una terna vinculante remitida por los gobiernos provinciales y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con asiento en los respectivos distritos, y por sí, subdelegados locales, asesores consultos, honorarios y eméritos;

 

f) Organizar mecanismos de representación regional y federal;

 

g) Establecer “áreas de amortiguación” en el entorno de los monumentos, coordinando con la autoridad local las restricciones urbanísticas que correspondan;

 

h) Establecer los alcances y límites de la protección inherente a cada declaratoria;

 

i) Recomendar al Poder Ejecutivo que impulse ante el Congreso Nacional la declaración de utilidad pública de los inmuebles que así lo ameriten;

 

j) Llevar un registro público de los bienes protegidos según su clase;

 

k) Intervenir con carácter previo y vinculante en toda transacción, transferencia de dominio, gravamen u otra modificación del estatus jurídico de un bien protegido;

 

l) Intervenir con carácter previo y vinculante, aprobar o rechazar y supervisar toda intervención material sobre los bienes protegidos;

 

m) Proponer al Poder Ejecutivo nacional la adquisición de bienes de particulares cuando sea de interés público su ingreso al dominio del Estado nacional;

 

n) Realizar por sí o auspiciar publicaciones de las materias de su competencia;

 

o) Organizar, auspiciar o participar en congresos, seminarios, encuentros, jornadas, programas periodísticos y toda otra actividad de difusión de sus competencias;

 

p) Proponer al Poder Ejecutivo nacional la aceptación de herencias, legados y donaciones vinculadas a la materia de esta ley;

 

q) Aceptar y recibir subsidios y aportes en dinero o en especie;

 

r) Celebrar convenios de cooperación con entidades públicas o privadas, nacionales o internacionales, gubernamentales o no gubernamentales.

 

Como se puede ver, en ningún punto ni de la ley original y de la modificatoria del gobierno de Cristina Kirchner, se le otorga a municipio alguno, la potestad de modificar la estructura o parte alguna de algún monumento declarado patrimonio histórico nacional.

 

Esto significa que el municipio capitalino, volvería a violentar leyes nacionales, pero haciendo a un lado incluso, no solo una resolución del Concejo Deliberante, sino el propio Código de Edificación donde impide a particulares, modificar aspectos arquitectónicos de las viviendas o edificios ubicados en lo que ellos mismos denominaron “caso histórico”.

 

El haz lo que yo digo pero no lo que yo hago, vuelve a cobrar fuerza en un municipio manejado desde hace casi ocho años al antojo y al arbitrio casi palaciego del Lord Mayor, en desmedro de los contribuyentes, que parecería, deberían comportase como súbditos y no como ciudadanos.

 

Por un lado modificar las sendas peatonales, “acortando el ancho de cruce para peatones”.

 

Además la “renovación total de las veredas con la colocación de losetas, losetas guías y alertas para personas con discapacidad visual.

 

Otros cambios implican renovación de solados, colocación de nuevo equipamiento y luminarias.

 

Si bien se conservaría el desnivel actual que existe entre plaza y calles, “se mejorarán las condiciones de las escaleras y se incorporarán rampas de accesibilidad universal para personas con discapacidad”.

 

Las obras proyectadas se extenderían durante 4 a 5 meses para “hacerla accesible y que pueda funcionar el corredor vial de Salta”, según informó el intendente.

 

Incluso en el párrafo tercero del artículo 8 de la ley en cuestión, se establece que, “En caso de alteración total o parcial de fachadas u otras áreas de máxima tutela de un edificio declarado monumento histórico nacional, o de una parte sustancial de cualquier otro bien protegido en el marco de la presente ley, el propietario, a su costo, deberá restituirlo a su estado original en plazo perentorio establecido por la Comisión Nacional. Fenecido dicho plazo sin novedad, se aplicará una multa fijada a criterio de la Comisión Nacional, por cada día de demora en la reconstrucción”.

 

Incluso en su Decreto reglamentario, firmado por la entonces presidente Cristina Kirchner, se indica que “En el ejercicio de la superintendencia inmediata sobre los bienes protegidos en los términos de la presente ley, la COMISIÓN NACIONAL DE MONUMENTOS, DE LUGARES Y DE BIENES HISTÓRICOS emitirá recomendaciones sobre la forma más adecuada de preservar el bien, pudiendo solicitar al MINISTERIO DE CULTURA la paralización de las obras que no se ajusten a las pautas establecidas, todo ello sin perjuicio de la aplicación de las sanciones previstas en este Ordenamiento y en el Código Penal”.

 

Con todas estas leyes contribuyendo a sostener no solo la estructura formal, arquitectónica e histórica de la Plaza 25 de Mayo y su sistema urbanístico; el ejecutivo municipal debería no solo dar por terminada la discusión, respecto a su “modernización”, sino tomar cartas en el asunto y rever, las estructuras orgánicas comunales que lo llevaron a generar este nuevo “papelón político”, similar al ocurrido con la creación de la bandera de la ciudad.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Aguas de Corrientes... Desde ahora podes Imprimí tu factura desde tu computadora
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura