Supermax Supermercados

En febrero de 2016, el secretario de la organización social “Mujeres Correntinas Sin Techo”, Juan José Aldavez, denunciaba que la municipalidad capitalina, había delegado en el partido MILES, de Luis D´Elia; el control de la obra y de los fondos de viviendas que era de esa organización. Las viviendas están ubicadas en el barrio Esperanza.

[FRASEDESTACADA1]

Juan José Aldavez había denunciado en 2016, el mal manejo que la intendencia capitalina está realizando del programa de viviendas sociales destinadas a la organización Mujeres Correntinas Sin Techo y que según el propio referente social, “nos costó tres años de luchas”.

 

Aldavez sostenía por aquel momento que, “cuando al fin lo logramos, militantes del partido político de Luis D´Elia, MILES (Movimiento Integración Latinoamericana de Expresión Social), aliado al Frente para la Victoria; desviaron los fondos”.

 

Mujeres Correntinas Sin Techo, indicaron en aquel momento con que las unidades habitacionales eran y debían ser construidas para dicha organización, tal lo establecido en convenio firmado en octubre de 2014.

 

Hay que recordar que el lunes 1º de febrero de 2016 por la noche hubo disturbios en el lugar de la construcción porque desde Miles denunciaron usurpación de las viviendas por parte de Mujeres Correntinas sin Techo.

 

Incluso no solo denunciaron que el Municipio le permitió a Miles el manejo del programa social por injerencia política, sino que además denunciaron, que hubo forcejeos y violencia por parte de efectivos municipales para quitarlas del lugar.

 

Pero más allá de todo, en octubre de 2014, el intendente capitalino Fabián Ríos firmó el convenio con la Subsecretaría de Vivienda de la Nación para habilitar la construcción de 80 casas.

 

La Comuna publicaba en su sitio web, que de esas 80 viviendas, unas 48 eran para la organización Túpac Amaru y las otras 32 para Mujeres Correntinas sin Techo y nunca se hizo mención a la participación de MILES, de Luis D´Elia.

 

AMENAZAS DE MILES Y LA TUPAC AMARU

Juan José Aldavez acusó al dirigente de MILES, Fernando Mendoza, de realizar amenazas y de hostigar a las mujeres para ocupar las viviendas “de lo contrario lo haría gente de la Tupac conducida por Karina Castro, referente en Corrientes de dicha organización”.

 

Por otra parte explicaba que Mujeres Correntinas Sin Techo es una organización barrial que se creó con el propósito de proyectar viviendas que en ese momento ocupaban el asentamiento Aguapey del barrio Molina Punta.

 

Pero además sostenía en aquel momento que en octubre de 2014 se firmó el Convenio específico denominado Programa Federal de Integración Sociocomunitaria – Viviendas nuevas, Provincia de Corrientes, ciudad de Corrientes, en Buenos Aires entre la subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda dependiente de la secretaría de Obras Públicas del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, representado como en todas las ocasiones, por Germán Nivello y la Municipalidad de Corrientes, representada por su intendente, Fabián Ríos.

 

En dicho convenio se especificaba que, “la Subsecretaría se haría cargo de los costos de la mano de obra, los materiales y gastos para la ejecución de obra como así también se comprometía a entregar un subsidio para la adquisición de herramientas, útiles de trabajo y libros contables”. En tanto que la municipalidad correntina asumía “la responsabilidad de controlar estrictamente el cumplimiento de este objetivo”.

 

En ese sentido el secretario de la organización Mujeres Correntinas Sin Techo insiste en que “el intendente Fabián Ríos firmó el convenio y luego resolvió darle la participación a militantes de MILES quienes en forma irregular se ponen al frente de la construcción de las casas en Santa Catalina, barrio Esperanza, donde solo trabajaban 4 de 8 cooperativas que figuraban según convenio”. Por tal motivo Juan José Aldavez realizó una denuncia ante la Justicia, en la Fiscalía Nº 4 en octubre de 2015.

 

CONTRADICCIONES Y RELATO

Por su parte, el representante de MILES en Corrientes, Fernando Mendoza, reconocía el problema y sostenía que, “en un principio iban a ser 50 viviendas y después la Nación solo destinó fondos para 32”.

 

“Y hay un montón de gente que insiste en quedarse y ocuparon viviendas que no son de ellos”, pero sin embargo el convenio al que en aquel momento tuvieron acceso los colegas de www.momarandu.com dice claramente: “El objeto del presente Convenio Específico es la ejecución de TREINTA Y DOS (32) viviendas con infraestructura a realizarse en la localidad de Corrientes...”.

 

También el secretario de Mujeres Correntinas sin Techo, destacó que la presidenta de esta organización social, Carolina Martres “fue dejada afuera del beneficio por no comulgar son la militancia política de MILES, del partido de Luis D´Elía.”

 

Se recuerda que las 32 viviendas de “Mujeres sin Techo” se construyeron a través de la Cooperativa “Federación Tierra y Vivienda” con un financiamiento llegado de Nación de 11.800.000 de pesos a un costo de casi 400.000 pesos a octubre de 2014.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Aguas de Corrientes... Desde ahora podes Imprimí tu factura desde tu computadora
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura