Supermax Supermercados

El Estados Islámico (IS) reivindicó este martes el suceso en el que un hombre armado de origen somalí fue abatido en la ciudad australiana de Melburne tras capturar a una mujer como rehén y asesinar al recepcionista de un bloque de apartamentos. El primer ministro australiano, Malcom Turnbull, aseguró que las fuerzas de seguridad consideran también que se trata de un “acto terrorista”.

[FRASEDESTACADA1]

El primer ministro australiano, Malcom Turnbull, aseguró que las fuerzas de seguridad consideran también que se trata de un “acto terrorista”, aunque la policía no ha conseguido todavía establecer una conexión directa entre el asaltante y el IS.

 

El autor del grave incidente era un viejo conocido de los agentes ya que atesoraba un largo historial delictivo y fue exculpado en 2009 por un supuesto plan para atacar una base del ejército en Sydney.

 

“Se trata de un ataque terrorista de un conocido criminal, un hombre que sólo fue puesto en libertad recientemente. Es un crimen cobarde”, afirmó Turnbull. El pistolero fue identificado como Yacub Khayre, un australiano que llegó al país como refugiado desde su país natal, Somalia.

 

 

Según uno de los responsables de la policía local, Graham Ashton, el joven de 29 años ya fue condenado hace una década por decenas de crímenes entre los que figuraban robos, agresiones y uso de drogas. Se había significado también con anterioridad por manifestar un carácter violento que le llevó en un ocasión a apuñalar a una de sus víctimas, a la que robó un teléfono en un tren.

 

Su tío, Ibrahim Khayre, explicó al diario Sydney Morning Herald que el muchacho regresó a Somalia en 2009 donde cree que se entrenó en uno de los campos de Al-Shabaab, la facción radical que actúa en ese país africano.

 

Ese mismo año fue cuando resultó detenido en compañía de un grupo de jóvenes que habían diseñado un proyecto para infiltrarse en un campo militar donde pensaban robar armas y matar al mayor número de uniformados. Khayre fue absuelto pero tres de sus amigos fueron condenados a 18 meses de cárcel.

 

Graham Ashton dijo que la agencia oficial del IS, Amaq, había reclamado la autoría de esta acción pero matizó que el movimiento “siempre tiende a reclamar la responsabilidad de todo lo que sucede”, como ocurrió recientemente en Manila, cuando asumió el trágico ataque contra un casino que según la policía cometió un jugador endeudado sin ningún tipo de inspiración ideológica.

 

Durante el suceso, una televisión local recibió una llamada desde el edificio donde se había atrincherado Khayre en la que un hombre dijo que lo sucedido era “por el IS” y “por Al Qaeda”.Amaq indicó que el ataque de su “soldado” se justificaba porque Australia forma parte de la coalición que combate al grupo extremista en Siria e Irak.

 

Khayre había contratado los servicios de una mujer a la que obligó a subir a un complejo de apartamentos y a la que mantuvo retenido durante varias horas. Después, de forma imprevista, salió del edificio disparando contra los agentes que acordonaban la zona, que acabaron con su vida aunque tres de ellos resultados heridos.

 

Los medios locales hablan de escenas de pánico generalizado, carreras y la misma psicosis que se vivió hace días en Gran Bretaña.El incidente de Melburne, la segunda ciudad australiana, es el tercer ataque mortal que sufre este país a manos de “lobos solitarios” en los últimos 3 años. En 2014, otro inmigrante iraní capturó a un grupo de civiles en un café de Sydney y acabó con la vida de dos de ellos antes de morir en el tiroteo con la policía.

 

En octubre de 2015, un chico de 15 años descendiente de kurdos iraquíes fue abatido momentos después de que él hiciera lo mismo con una persona a las afueras de una comisaría de policía de una población de las inmediaciones de Sydney.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura