Supermax Supermercados

Según fuentes oficiales, son 42 nombres. También hay lobistas y empresarios. Oscar Parrilli y el círculo íntimo de Julio De Vido figuran en la lista de las coimas de Odebrecht, así de a poco empiezan a aparecer los involucrados en los sobornos de la constructora brasileña en Argentina. La orden que el Presidente dio al Ministerio de Justicia es que haga todo lo posible para que la investigación avance.

[FRASEDESTACADA1]

(Nicolás Wiñazki, www.clarin.com) Cuarenta y dos nombres. Según la Justicia de Estados Unidos este es el número de los “coimeados” en Argentina por la constructora brasileña Odebrecht, que buscaba así hacer negocios en nuestro país.

 

Los 42 acusados fueron mencionados con sus propios nombres propios en los tribunales estadounidenses por los coimeros que pagaron las coimas a los coimeados. Como para bailar un tango, también siempre hacen falta dos para sobornar.

 

Ejecutivos del holding brasileño, procesados penalmente por este delito, revelaron el secreto a voces de Odebrecht para ganar licitaciones y contratos en América y África: coimear a funcionarios, lobistas, legisladores, empresarios y sindicalistas.

 

Estos “delatores premiados” gozarán de consideración en sus condenas judiciales.

 

Clarín supo por fuentes oficiales que la lista de 42 nombres del caso Odebrecht en poder de la Casa Blanca incluye a funcionarios del Ministerio de Planificación Federal de Julio De Vido; el titular de un organismo investigado por esta causa en la Argentina; un personaje del jet set asesor de la constructora; un banquero, un gremialista y ejecutivos de una empresa antes propiedad de un familiar del presidente Mauricio Macri. En la lista sobresale uno de los funcionarios más cercanos a Cristina Fernández de Kirchner.

 

La ex presidenta se reunió dos veces a solas con Marcelo Odebrecht, nieto del fundador de la constructora, hoy preso en Brasil por el pago de sobornos. Es el "delator premiado” que más habla, y el que más calla.

 

Tal como adelantó Clarín el viernes en la columna de Marcelo Bonelli, la Casa Rosada conoce nombres argentinos en la lista de Odebrecht.

 

La Presidencia lo supo por interlocutores formales del Gobierno que viajaron en las últimas semanas a Estados Unidos y Brasil.

 

La Oficina Anticorrupción, de Laura Alonso, había colaborado con jueces y fiscales de EE.UU. aportando documentación. Fue en febrero.

 

OSCAR PARILLI, UN FUNCIONARIO DE CFK MENCIONADO EN LA TRAMA DE CORRUPCIÓN DE ODEBRECHT

Los “delatores” de Odebrecht declararon bajo un mismo formato con los investigadores norteamericanos: detallaron quién fue sobornado, qué día, mediante qué banco se le pagó y por cuál de sus sucursales.

 

Debieron aportar el número de cuenta en la que depositaron lo que ellos describieron como sobornos. Y, en algunos casos, indicar si la cuenta pertenecía a sociedades offshore. El destinatario final de esos pagos irregulares figura siempre con nombre y apellido.

 

Además de Parrilli, está en la lista otro funcionario K que está siendo investigado en la Argentina por un caso de posible corrupción en una obra pública construida por Odebrecht. Es Carlos Ben, ex titular de la empresa Agua y Saneamientos Argentinos (Aysa), que trabajó para que la firma brasileña hicieron una planta potabilizadora en el Tigre.

 

No faltan los asesores más influyentes del ministro de Planificación Federal Julio De Vido, entre ellos, quien fue su subsecretario en la Secretaría de Coordinación y Control de Planificación, Roberto Baratta.

 

Tampoco falta el ex secretario privado de De Vido, José María “El Vasco” Olazagasti, un hombre sin designación oficial en el ministerio K de la obra pública que sin embargo viajaba en nombre de su jefe con pasaporte diplomático.

 

Entre los “delatados” también figura como coimeado un sindicalista de la CGT. Y un banquero que financió algunos de los negocios más importantes del poder K.

 

Como ya trascendió, en Estados Unidos también se mencionó a quien había admitido ser asesor de la empresa brasileña en la Argentina, Jorge “Corcho” Rodríguez, ex pareja de Susana Giménez y amigo personal del hijo de De Vido, Facundo.

 

El ministro de Planificación podría no estar incluido en el primer listado de “coimeados” que elaboró Odebrecht y tiene el Departamento de Justicia estadounidense.

 

Pero sí están todos sus subalternos más importantes. Incluidos el ex secretario de Obras Públicas, José López, hoy preso. Y el ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime, también encarcelado por corrupción.

 

Que De Vido no figure en estos y otros documentos judiciales pero que sí que aparezcan sus principales asesores, ¿lo exime de culpa y cargo? ¿O lo vuelve un instantáneo sospechoso por la reiteración puntual y sin desfallecimientos de sus subalternos?

 

La opinión jurídica, en Argentina y Estados Unidos, se inclina por responder afirmativamente el segundo interrogante.

 

En el listado de los 42 figura la empresa IECSA, de la que fue accionista el primo de Mauricio Macri, Ángelo Calcaterra, pero el más comprometido sería quien era director comercial de esa empresa, Javier Sánchez Caballero.

 

La orden que el Presidente dio al Ministerio de Justicia es que haga todo lo posible para que la investigación avance.

 

El titular de ese organismo, Germán Garavano, organizó un viaje a los Estados Unidos de jueces y fiscales que investigan causas sobre Odebrecht en nuestro país.

 

Los “delatados” por esa empresa brasileña llegaron a la Casa Rosada en copias de memos oficiales norteamericanos.

 

No tienen validez jurídica en el país. A lo que se suma que todas las personas son inocentes hasta que se compruebe lo contrario.

 

La Justicia de Estados Unidos y las autoridades argentinas, consideran que hay indicios para demostrar su culpabilidad.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura