Supermax Supermercados

En la Justicia Electoral ingresó una impugnación del partido Unidad Ciudadana. También hubo quejas porque el primer isotipo que se difundió era casi calcado de una que usó Carrió y la UCR en 2009.

[FRASEDESTACADA1]

(www.clarin.com) Las casualidades existen, inclusive en la política. Sin embargo, la ley electoral de la provincia de Buenos Aires es clara. Dice que no puede haber dos partidos con el mismo nombre. Así lo estipula el artículo 33 de la norma 5109:

 

ARTICULO 33°: No se admitirá la inscripción de partido alguno cuyo nombre pueda confundirse con el de otro, ya registrado, y en caso de que dos o más partidos solicitarán ser inscriptos con el mismo nombre, se concederá la inscripción al que hubiese sido constituido con anterioridad.

 

Con ese breve pero contundente texto de la ley, el partido “Unidad Ciudadana” se presentó ante la Justicia e impugnó el flamante frente electoral que presentó el miércoles la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner para romper con el Partido Justicialista.

 

El miércoles a las 9:30 de la mañana, menos de 24 horas después de que CFK develara su nueva identidad partidaria con un mensaje en Twitter que tuvo casi 2500 me gusta, ingresó la nota de “Unidad Ciudadana” con los papeles para que la jefa del kirchnerismo cambie de nombre. Así, el partido platense, que hoy tiene 1.100 afiliados, se le plantó a las dos veces Presidenta de la Nación.

 

¿Qué sintieron cuando vieron que Cristina había elegido el nombre de su partido?

Asombro y desconcierto porque es difícil que gente tan avezada que caigan en estos errores, le dice a Clarín Alejandro Santecchia, apoderado de “Unidad Ciudadana” y el hombre que fue hasta la Junta Electoral con la impugnación.

 

Su reclamo todavía sigue sin respuesta. “Estamos en medio de la burocracia administrativa de la Junta, pedimos certezas con respecto a la fecha, nosotros calculamos que tiene que ser en breve”, agrega.

 

Si de coincidencias se trata, otro detalle: “Unidad Ciudadana” presentó los papeles para registrarse como partido el 14 de junio, mismo día en el que CFK nombró así a su frente partidaria, pero... un año antes.

 

Las críticas por impugnar al kirchnerismo no tardaron en llegar. “Nos dicen que somos parte de una estrategia electoral de Cambiemos; un año atrás, no había ninguna posibilidad que pudiéramos pensar en esto”, aclaran en "Unidad Ciudadana".

 

“No podemos prestarnos a esto, sería traicionar la voluntad de la gente que compone nuestro partido”, explicó Santecchia, que rechazó cualquier tipo de vinculación posible con el kirchnerismo. Es más, dijo que el nombre Unidad Ciudadana nace de la “brecha política [léase grieta] que se instaló durante el último tiempo”.

 

Y agregó: “Nosotros creemos que los ciudadanos debemos tener unidad para salir adelante, respetándonos los unos a otros, por eso conceptualmente estamos lejos de lo que propone Cristina”.

 

En el kirchnerismo apelan al hecho de que el partido que los impugna no se presentará en las elecciones legislativas de 2017. Sin candidatos, ellos serían los únicos en tener ese nombre en la boleta por lo que no habría confusiones.

 

“Nosotros presentamos la impugnación a nivel provincial y local, hoy nuestra fuerza es local, pero a corto plazo queremos estar a nivel provincial, la junta electoral dice que no puede haber partido homónimo, estamos armando nuestras candidaturas para 2019”, sentenciaron en “Unidad Ciudadana”.

 

TAMBIÉN EL LOGO

Eso no fue el único inconveniente o crítica por una coincidencia que tuvo que enfrentar el frente de partidos K. Su logo también fue objeto de ironías y hasta acusaciones de ser una “imitación”.

 

En principio, apenas se conoció, llovieron críticas porque era un icono bajado de uno de los tantos bancos de imágenes de Internet, tan solo a un googleo de distancia. No fueron pocos los usuarios que comenzaron a viralizar los dibujos donde se veía que eran exactamente las mismas manos.

 

Pero luego llegó otro cuestionamiento, de tono político: su parecido con el logo que utilizó Elisa Carrió, líder de la CC-ARI, en su alianza con la Unión Cívica Radical en las elecciones de 2009, cuando fueron a las legislativas con el Acuerdo Cívico y Social en varias provincias.

 

La imagen de aquel frente eran dos manos entrelazadas. “Teníamos que mostrar la unión entre dos fuerzas cívicas, la Unión Cívica Radical y la Coalición Cívica. La idea de acuerdo entre partes, de sellarlo con un apretón de manos como un símbolo de confianza mutua”, contó a Clarín Jorge Codicimo, el diseñador creativo de aquella campaña. “Teníamos como eje la idea de cambiar con el slogan ‘el cambio seguro’”, completó.

 

Codicimo, que trabaja en la comunicación de la CC-ARI desde 2003, es lapidario al analizar el logo K. “En cuanto al isotipo de Cristina, no me sorprende la simbología que buscaron porque es un camino correcto, lo que sorprende es el desconocimiento, la falta de una mínima búsqueda de archivo... pero cuando alguien cree ser el dueño de todo, es difícil pensar que otros puedan ser dueños de algo ‘un nombre’, ‘un logotipo’”.

 

“Si vemos al diseño como una obra y entendemos que cuando un logo se masifica en una campaña se puede decir que se convierte en una obra pública y ya sabemos que pasa con Cristina cuando se encuentra con una obra pública. Le es irresistible”, ironizó.

 

A última hora del viernes, el kirchnerismo relanzó su sitio web y mostró otro logo: voló el apretón de manos, quedó solo el sol. Según afirmaron fuentes del frente, el otro logo nunca fue presentado por ellos, “solo circuló”.

Etiquetas
¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Aguas de Corrientes... Desde ahora podes Imprimí tu factura desde tu computadora
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura