Supermax Supermercados

La dirigencia K se mostró unida, pero la dejaron en un segundo plano. En el palco estuvieron Máximo Kirchner, Aníbal Fernández, Axel Kicillof y Jorge Ferrareri, entre otros dirigentes K. La consigna específica, para prever el desborde que finalmente ocurrió, era llegar temprano. Hay quienes aseguran que el senador nacional “Camau” Espínola fue de la partida.

[FRASEDESTACADA1]

Según publica www.clarin.com, concentrada en el público, con un acto más PRO que kirchnerista, Cristina le dio la espalda a las decenas de dirigentes que asistieron al estadio de Arsenal.

 

Ocurre que los referentes de distintas localidades e instituciones quedaron lejos del escenario principal y aplaudieron desde las gradas ubicadas detrás. El foco, durante todo el acto, giró en torno a ella y su contacto con la gente.

 

 

 

Por supuesto que obedientes, cual mansedumbre bovina; el ex gobernador Daniel Scioli, el presidente del PJ Bonaerense, Fernando Espinoza y el líder de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella, fueron algunos de los que llegaron a tiempo, como se les pidió, pero la supremacía en el palco la ejercieron los intendentes, donde no se vio ningún gobernador justicialista.

 

Solo estuvieron casi todos los que asistieron al último encuentro en el Instituto Patria, como el local Jorge Ferraresi (Avellaneda), Patricio Mussi (Berazategui), Gustavo Menéndez (Merlo), Walter Festa (Moreno) y Martín Insaurralde (Lomas de Zamora). Sin  embargo, la jefa comunal de La Matanza, Verónica Magario, a la que le habría costado más de un millón de pesos el acto, entre movilización, dinero para quienes subían a los colectivos y comida y el diputado kirchnerista Eduardo “Wado”, llegaron tarde, no los dejaban pasar porque los ingresos estaban desbordados y tuvieron que recorrer tres puertas alrededor del estadio hasta entrar.

 

Esa situación por supuesto que generó disturbio a lo que un militante dijo, “compañeros no nos peleemos entre nosotros, hay que juntar la tropa contra Florencio Randazzo”, a lo Magario corrigió con un certero, “primero contra Mauricio Macri diría yo”.

 

También estuvo un grupo grande de diputados, entre ellos Máximo Kirchner y el jefe del bloque en Diputados, Héctor Recalde y así como Hebe de Bonafini de Madres de Plaza de Mayo, quien recibió la noticia de la quiebra de su Fundación, dejando un tendal de deudas y de trabajadores sin cobrar sus sueldos.

 

LOS PROTAGONISTAS SON LOS CIUDADANOS NO LOS POLÍTICOS

En todo momento del acto, los protagonistas fueron “los ciudadanos”, ya que Cristina, además de estar solo con ellos y de espalda a todos los dirigentes, en su discurso puso en segundo lugar a los partidos políticos y hasta consideró que “los políticos se la pasan especulando”.

 

“Yo quiero que los argentinos lleguen a 2019, no un dirigente puntual” afirmó a la vez que aseguró que ella viene “a sumar como una más”. Y luego de la ninguneada, todos salieron repitieron, “la prioridad es la gente”.

 

 

“Está poniendo las prioridades, ella va a definir si es o no candidata cuando lo quiera decidir pero está definiendo el objetivo de unidad ciudadana, que es unirnos todos los argentinos”, explicó Sabbatella.

 

En tanto Recalde, que renueva su banca indicó que, “yo estoy convencido de que sí va a ser candidata, pero consideró que no es necesario pronunciarse sobre esto hoy, cuando todavía hay espacio para buscar una unidad más amplia”.

 

Pero la pregunta del millón es, ¿hasta cuándo los municipios quebrados que maneja el kirchnerismo, va a seguir pagando los caprichos de Cristina como lo fue este acto, insulso, inútil y exclusivamente personalista?

Etiquetas
¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Aguas de Corrientes... Desde ahora podes Imprimí tu factura desde tu computadora
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura