Supermax Supermercados

Este miércoles, en el Salón Azul de Casa de Gobierno se rubricó el Convenio de Cooperación técnica para la instalación y mantenimiento de dos estaciones de monitoreo hidrometeorológicas y de calidad del curso del agua, las que estarán ubicadas en la capital correntina y en Itatí.

[FRASEDESTACADA1]

El mismo fue suscripto entre la empresa Aguas de Corrientes y Aguas y Saneamientos Argentinos (AYSA), siendo refrendado por el gobierno provincial a través del Ente Regulador del Agua y el Ministerio de Obras y Servicios Públicos.

 

Participaron de la firma, en representación de la Provincia, los titulares de la cartera de Obras y Servicios Públicos y del Ente Regulador, Bernardo Rodríguez y Arturo Vázquez, respectivamente, Pablo Chamas de parte de Aguas de Corrientes y José Fingione por el lado de AYSA.

 

Una estación de monitoreo en un curso de agua tiene por finalidad realizar mediciones para emitir alertas a los operadores de agua, que permitan la implementación de medidas preventivas.

 

Estas alertas pueden ser sobre un cambio en la calidad, ya sea por eventos de contaminación o por cambios naturales, o bien indicadores del desarrollo de otro suceso, como por ejemplo nutrientes en agua como indicadores de crecimiento algal.

 

En relación a las determinaciones utilizadas en las plantas potabilizadoras, estas tienen por finalidad permitir al operador ajustar sus procesos para cumplir con los objetivos de calidad.

 

En lo que respecta a Corrientes, los puntos estratégicos de instalación serán Itatí y la ciudad Capital, en el denominado Paraná Medio a fin de monitorear la calidad y el caudal del Río Paraná, una vez completada su mezcla con el Río Paraguay, abarcando el trayecto Corrientes – Paraná – Rosario, hasta su desembocadura en el Río de la Plata.

 

Las explicaciones de rigor estuvieron a cargo del director de Técnica y Desarrollo Tecnológico de la empresa  AYSA (encargada de las instalaciones, que indicó que el “análisis de los datos provenientes de las estaciones de monitoreo permitirá establecer niveles de calidad y emitir alertas”, a la vez que resaltó que “como usuarios de un recurso fundamental como lo es el agua, la responsabilidad de los operadores de servicios sanitarios es mantener un uso racional y sustentable de la fuente”.

 

“Los recursos de agua dulce son parte del colectivo mundial y son un bien social. Su preservación requiere una gestión integrada, sustentable y eficaz en la cual participen todos los actores involucrados”, agregó.

 

Al proseguir con sus conceptos, detalló que estas estaciones permiten medir la calidad del agua cruda, es decir la que no está potabilizada. “Podemos ver con antelación cuales son las variaciones, que problemas de contaminación se plantean y permite que las plantas potabilizadoras ajusten los procesos y en el caso de Corrientes, tiene 24 horas de tiempo desde la medición de Itatí y así adaptar los procesos para mitigar los efectos de la contaminación y asegurar la calidad del agua que se distribuye a la población”, sostuvo.

 

A la vez que comentó que existe “una combinación con el cambio climático que genera eventos extremos como ser lluvias torrenciales, inundaciones o por el contrario, sequías, que se han vuelto frecuentes y la creciente actividad del hombre, navegación, industrias y otros problemas de contaminación que se encuentran en los ríos, llevaron al armado de esta red”.

 

Y puso de relieve que el proyecto de la Red de Monitoreo de la Cuenca del Plata se dio en el año 2013, en el marco de la Reunión del Consejo Federal de Entidades de Servicios Sanitarios (COFES), realizada en Corrientes, siendo el el organismo que nuclea a los operadores de agua potable. “La tecnología aplicada es de última generación y hoy en día restan pocas estaciones por funcionar”, señaló Barrio.

 

En cuanto al funcionamiento de la Red de Monitoreo, expresó que “cada operador recibe la información y la puede ver online, tanto en lo que es la calidad como el nivel del río y los distintos parámetros y pueden tomar las acciones” y acotó que “todo se  maneja a través de software, que permiten diagramar alarmas y herramientas que ayudan a la gestión de una planta potabilizadora”.

 

Para culminar y al ser consultado sobre como interviene el Gobierno de Corrientes y da su conformidad para las respectivas instalaciones de las Redes, respondió que “existe un control del Río Paraná entre las provincias que están aguas abajo y la empresa prestadora AYSA. La provincia de Corrientes facilita el lugar donde no presta el servicio de concesión la empresa Aguas de Corrientes, en este caso en la localidad de Itatí por eso está representada en el Convenio por el Ente Regulador del Agua y el aval del Ministerio de Obras y Servicios Públicos”.

 

 

 

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Diorama - Revista de Cultura