Supermax Supermercados

Fue en un encuentro que se realizó en Curuzú Cuatiá del cual participaron, además de las autoridades del Ministerio de Salud Pública, de la FUCOSA, el SENASA y de la Sociedad Rural de esa localidad, entre otros organismos.

[FRASEDESTACADA1]

El Ministro de Salud Pública de la Provincia, Ricardo Cardozo encabezó una reunión interinstitucional que se desarrolló en la Sociedad Rural de Curuzú Cuatiá para delinear acciones con el fin de combatir la hidatidosis, una enfermedad que afecta a toda esa región.

 

Del encuentro, participaron referentes de entidades rurales, del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), de la Fundación Correntina para la Sanidad Animal (FUCOSA) y de la Municipalidad de Curuzú Cuatiá, con la presencia del intendente, José Irigoyen.

 

Al respecto, el Ministro Ricardo Cardozo, indicó: “El objetivo del encuentro fue constituir los lineamientos de planificación para trabajar en este tema preocupante para la salud de Corrientes”.

 

Asimismo, explicó que “en la reunión obtuvimos los datos estadísticos de los animales comprometidos, tanto del sector de ganadería ovina como de los perros”.

 

Remarcó que es importante el trabajo interinstitucional para combatir la enfermedad y que “es necesario que la sociedad tome conciencia sobre la enfermedad y atienda a las recomendaciones que se dan desde los distintos sectores como la Sociedad Rural, el SENASA, y el Ministerio de Salud Pública, entre otras”.

 

Detalló que “actualmente, en lo que se refiere a las estadísticas sobre la hidatidosis, tenemos entre 10 a 15 casos que han sido derivados a los centros de salud de la capital. De igual manera, estos números no reflejan la totalidad de casos porque todavía estamos realizando diagnósticos en las zonas rurales, específicamente en los hogares para que, en el caso de encontrarnos con personas que tengan la enfermedad, podamos intervenir en el tratamiento lo más rápido posible para que puedan acceder a una pronta recuperación”.

 

Por su parte, el director General de Epidemiología, Gustavo Fernández, dijo: “Hemos formado una comisión entre las distintas instituciones como el SENASA, la Sociedad Rural y la FUCOSA y por otra parte,  también participan otras instituciones no gubernamentales como el Rotary Club”. “El objetivo principal es la contribución para un abordaje integral en la lucha contra la hidatidosis”, agregó.

 

En esta línea, Fernández explicó que “el Programa Provincial de Hidatidosis, a cargo de Daniel Sarli, ha estado trabajando en la detección de casos en zonas rurales a través de procedimientos como laboratorios, ecografías, y evaluaciones clínicas”.

 

Además, indicó que “el Programa también realiza campañas de capacitación y sensibilización sobre el tema a la población. Desde el Ministerio de Salud, se lleva adelante el tratamiento y el seguimiento de manera gratuita a los pacientes con esta patología”. “Es necesario comunicar que esta patología tiene cura con un correcto tratamiento”, agregó.

 

HIDATIDOSIS

 

Es una enfermedad producida por un parásito que se llama Echinococcus granulosus y que transmite el perro a través de su materia fecal. Cuando el perro infectado elimina su materia fecal, salen con ella miles de huevos del parásito que contaminan el agua, el pasto, la tierra, las verduras y hasta quedan adheridos en el pelo del mismo perro. Cuando las ovejas comen los huevos con el pasto o el agua, en sus órganos (pulmones, hígado, etc.) se forman los quistes. Si el perro es alimentado con estas vísceras enfermas, en su intestino se forman otra vez los parásitos, y empieza el ciclo nuevamente.

 

La infección se produce cuando los huevos del parásito llegan a la boca de las personas (principalmente de los niños) y esto ocurre por actividades como: darle besos al perro, dejarse lamer por el perro, comer verduras contaminadas, tomar agua contaminada, entre otras cosas.

 

PREVENCIÓN

 

- No alimentar a los perros con achuras crudas.

 

- Desparasitar a los perros.

 

- Mantener a los perros lejos de los lugares donde se carnea

 

- Lavar con agua potable las frutas y verduras.

 

- Evitar que los perros laman a los niños en la boca.

 

- Evitar que los niños se lleven tierra o arena a la boca.

 

- Lavar bien las manos, después de tocar un perro, antes de comer y tantas veces como sea necesario.

 

- Cercar las huertas para que no entren los perros.

 

 

 

 

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Diorama - Revista de Cultura