Supermax Supermercados

Una de las personas arrestadas está vinculada a “Morenita”, uno de los prófugos más buscados de la Argentina.

[FRASEDESTACADA1]

Tras la “Operación Tormenta”, en el cual la Gendarmería Nacional decomisó más de cuatro toneladas de marihuana en la provincia de Corrientes, el Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich, instruyó a las fuerzas federales para que profundizar la investigación. El objetivo: dar con los responsables del cargamento. Fue así que, luego de una serie de tareas de inteligencia, se realizaron cuatro allanamientos en la ciudad de Itatí y se detuvo a dos de los cabecillas de la organización narco.

 

“Este procedimiento demuestra el trabajo que estamos haciendo para combatir al narcotráfico en la Argentina. Nuestra tarea no termina cuando incautamos los estupefacientes, sino cuando arrestamos a todos los integrantes de las redes y desarticulamos por completo a las bandas”, aseguró la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien instruyó políticas expresas a la Secretaría de Seguridad que dirige Eugenio Burzaco.

 

Las nuevas detenciones se llevaron a cabo en el marco del Operativo Conjunto Abierto de Frontera (OCAF), programa que coordina el subsecretario de Control y Vigilancia de Fronteras, Matías Lobos, para articular el trabajo conjunto entre las fuerzas federales y la Policía de Corrientes. Se trata de un hombre y de una mujer, cuñada además de Federico Sebastián Marín, conocido como “Morenita”, uno de los prófugos del megaoperativo “Sapucay”, que derivó en la detención del intendente de Itatí, el vice intendente y el comisario local por sus vínculos con el tráfico de droga.

 

La “Operación Tormenta” se desarrolló el pasado mes de marzo, fruto de una investigación encubierta de la Gendarmería Nacional, institución que comanda Gerardo Otero. En ese entonces, los narcos habían intentado aprovechar las malas condiciones climáticas para transportar 4.014 kilos de marihuana en un camión. Pero la lluvia no fue un impedimento para los gendarmes, quienes con conocimiento de la maniobra se apostaron sobre la Ruta 12, traza por la que debía pasar el rodado.

 

A partir de ello, el conductor, en un claro gesto de desesperación, abandonó el vehículo sobre la banquina. Al observar la presencia policial en la zona, huyó bajo la lluvia torrencial. Los uniformados se acercaron hasta el lugar y confirmaron sus sospechas: el camión abandonado sobre el kilómetro 1.115 de la ruta, a unos 800 metros del control vehicular, escondía 5.305 paquetes de droga acondicionados bajo una manta naranja.

 

Instruidos por el Ministerio de Seguridad de la Nación, los detectives de la Gendarmería profundizaron las tareas de inteligencia hasta acumular las pruebas necesarias que daban cuenta de los responsables. Así, el Juzgado Federal de Corrientes libró cuatro órdenes de allanamiento en viviendas ubicadas en el barrio Ibiray y el centro de Itatí. El resultado: el arresto de los dos principales señalados por la pesquisa, entre ellos una mujer vinculada con “Morenita”, uno de los prófugos más buscados de la Argentina por su participación en el entramado de narcopolítica desarticulado durante el Operativo Sapucay.

 

A instancias de la Justicia, los funcionarios incautaron también 12 mil pesos, dos teléfonos celulares, una motocicleta y documentación que será de vital importancia para estudiar nuevas conexiones en la causa. De esta forma, se dio un nuevo paso en la lucha contra el narcotráfico que encabeza el Ministerio de Seguridad en Itatí, donde se ha fortalecido el despliegue de fuerzas federales para llevarles tranquilidad a los ciudadanos.

 

 

 

 

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Diorama - Revista de Cultura