Supermax Supermercados

El 19 de Septiembre de 1.885 se establece por ley, la creación del primer Instituto Nacional para Sordomudos, constituyéndose en la primera escuela oralista de la República Argentina. Por este motivo se conmemora el Día Nacional de las Personas Sordas. La sordera o también denominada hipoacusia hace referencia a la incapacidad total o parcial de escuchar sonidos en uno o ambos oídos.

[FRASEDESTACADA1]

La decisión política educativa de esa época, respondía a una filosofía dogmática en la educación especial de las personas sordas denominada oralismo. Esta corriente establecía severas restricciones en el uso de las manos por parte de los niños sordos para la comunicación. Quedaba bien en claro la separación lingüística, priorizando la lengua oyente (español), para que se los pudiera entender.

 

La institución comenzó a funcionar un año después, bajo la Dirección del canónigo Serafino Balestra, quien se obsesionó en la abolición del uso de las señas dentro de la escuela. En 1.897 se crea, en ese mismo instituto, una misma sección para niñas sordas, manteniéndolos separados por sexo.

 

A pesar de de la estricta prohibición de comunicarse con las manos, cada grupo, a escondidas cuando las circunstancias se lo permitían, empleaban las señas para poder comunicarse.

 

En 1.901, se crea el Instituto Nacional de Niñas Sordomudas. En consecuencia las primeras escuelas para Sordos estaban ubicadas en la provincia de Buenos Aires, generando que se organizaran internados para los niños del interior del país. Esta situación generó a expansión de las lenguas de señas Argentinas.

 

La educación de las personas sordas ha sido mucho tiempo un tema de intenso debate que comprendía al universo de profesionales relacionados con las personas sordas.  Es así que los modelos educativos respondían a diversos enfoques, por un lado más relacionado  la rehabilitación, en la adquisición de la lengua oral y la lengua escrita o bien priorizando  aprendizaje de la lengua de señas.

 

No obstante, si logramos enfocar la educación para alumnos sordos desde una perspectiva sociocultural representa la mejor alternativa para asegurar una educación inclusiva y de calidad para las personas sordas. D esta manera,  una educación en y para la diversidad se sostienen en el derecho de las personas sordas a hablar su lengua primera y a recibir una educación bilingüe para favorecer la adquisición de una segunda lengua.

 

La educación para los alumnos sordos debe brindarles oportunidades de acceso, permanencia, aprendizaje y participación dentro del sistema educativo.

Desde el histórico 19 de Septiembre de 1.895 hasta la fecha, ha  transcurrido más de un siglo y a pesar de todas las circunstancias, las personas sordas lograron la supervivencia de la lengua de señas.

 

 

 

Etiquetas
¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Diorama - Revista de Cultura