Supermax Supermercados

La feligresía correntina acompañada de las autoridades provinciales, municipales y legistativas demostró su devoción y fe católica celebrando en este lunes 24 de septiembre el día de Nuestra Señora de la Merced, Patrona de la ciudad de Corrientes y del Ejército Argentino.

[FRASEDESTACADA1]

La fiesta, de gran convocatoria popular, constituye una de las fechas más importantes en el calendario litúrgico en Corrientes. El acto central se desarrolló esta tarde, como es habitual en el templo ubicado en la esquina de 25 de Mayo y Buenos Aires, frente a la histórica Plaza 25 de Mayo de donde partió la tradicional procesión seguida de la Santa Misa, presidida por el Arzobispo de Corrientes, monseñor Andrés Stanovnik.

 

Estuvieron presentes, el vicegobernador de la provincia, doctor Gustavo Canteros y el intendente capitalino, doctor Eduardo Tassano y el viceintendente doctor Emilio Lanari; los ministros, Coordinador de Gabinete, Horacio Ortega, de Gobierno; Juan José López Desimoni; de Hacienda, Enrique Vaz Torres; secretarios y subsecretarios del Poder Ejecutivo; el senador nacional, doctor Pedro Braillard; concejales y legisladores provinciales; representantes de las Fuerzas Armadas y de Seguridad; el Jefe de la Policía de Corrientes, Crio. Gral. Félix Barboza;  docentes y alumnos de establecimientos educativos; congregaciones y referentes de distintas parrioquias y fieles devotos.

 

A las 16 los fieles levantaron sus pañuelos celestes y blancos para saludar y vitorear a la Virgen de la Merced que salió del Santuario para iniciar la procesión por las calles 25 de Mayo hasta Tucumán, siguiendo por 9 de Julio hasta Rioja, luego por Quintana hasta Buenos Aires, llegando nuevamente a la Parroquia.

 

Las familias desde sus viviendas ornamentadas con los colores amarillo y blanco y con imágenes de santos en las veredas esperaron a la Generala del Ejército y Patrona de Corrientes para rendirle honores a su paso. También en el Geriátrico ubicado por Tucumán los abuelos ansiosos de ver a la Virgen de la Merced saludaron y agitaron pañuelos con lágrimas en los ojos recibiendo el aplauso de los fieles que acompañaron la procesión.

 

La procesión se conformó por la Cruz; los cirios; el Estandarte; los niños de las catequesis; colegios católicos; Nuestra Señora Virgen de los Dolores, Jesús Misericordioso, María Auxiliadora; Comunidad Salesiana; Inmaculado Corazón de María; Nuestra Señora Virgen del Valle; San Francisco Solano; Parroquia Niño Jesús; Parroquia San Roque Montpellier; Divino Niño Jesús; Pastorcitos de Nuestra Señora de Fátima; San Cayetano, Madre Maravilla de Jesús; Virgen de Itatí; Santa María Josefa Rosello (B° Quintana) y Parroquia San Luis Rey de Francia entre otros.

 

Integraron la curia monseñor Andrés Stanovnik, el vicario general Padre José Billordo y el párroco de la Iglesia Ntra. Señora de la Merced, fray Fredy Fernández;  sacerdotes, diáconos, seminaristas y monaguillos y portando estandartes y la imagen de la Virgen Nuestra Señora de la Merced, Generala del Ejército.

 

LA VIRGEN DE LA MERCED COMO GENERALA DEL EJÉRCITO

 

La historia nos cuenta que el General Belgrano durante la batalla de Tucumán, el 24 de septiembre de 1812, en plena guerra por la independencia, puso toda su confianza en Dios y en Nuestra Señora de las Mercedes, a quién adopta como Patrona del Ejército.

 

 

Esa mañana de ese día que se libró el combate, el General estuvo orando largo rato ante el altar de la Virgen. Después de la victoria, en el parte de guerra que transmite al gobierno, escribe textualmente: “La Patria puede gloriarse de la victoria que han obtenido sus armas el día 24 del corriente, día de Nuestra Señora de la Merced, bajo cuya protección nos pusimos”. El General profundamente conmovido por el triunfo, nombra a la Virgen de las Mercedes como Generala del Ejército.

 

Las religiosas de Buenos Aires al enterarse de esto remitieron a Belgrano cuatro mil escapularios de la Merced para que distribuya entre los soldados y en la próxima batalla, la de Salta, son divisas de guerra. A partir de estos hechos, esta advocación mariana adquiere una solemnidad particular en los principales santuarios de la cristiandad.

 

En el año 1912, al cumplirse el Centenario de la Batalla de Tucumán, la imagen de nuestra Señora de las Mercedes de Tucumán, fue coronada solemnemente en nombre del Papa San Pío X. En varias ciudades del país, y en especial en nuestra ciudad de Mercedes (Corrientes) se venera a Nuestra Señora de la Mercedes con la intención de asegurarnos en perpetuidad su amparo y devoción.

 

PATRONA DE CORRIENTES

 

El Cabildo nombró y juró solemnemente a Nuestra Señora de las Mercedes, patrona de la ciudad, el 13 de septiembre de 1660, haciéndole votos de celebrar su fiesta con novena y procesión de la imagen por las calles, votos que se volvieron a ratificar.

 

El 24 de septiembre de 1960, la Legislatura Provincial sancionó la ley N° 2117 en oportunidad de cumplirse el tercer centenario del primer voto, reconociéndola "Patrona de la ciudad y sus contornos, quedando la obligación de este gobierno de celebrarla cada año solemnemente”.

 

 

 

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Diorama - Revista de Cultura