Supermax Supermercados

Como cada semana, traemos una nueva entrevista de Historias del Deporte Santarroseño, en este caso, es el turno de uno de los equipos de futbol de Santa Rosa, que dejaron su huella en el deporte de nuestro pueblo, “Los Pitufos”, contada por un amante del deporte en general, Don Pedro Jorge Azar; que fue entrevistado por el Coordinador Deportivo del Municipio de Santa Rosa: Martín Raimundi.

[FRASEDESTACADA1]

QUINTA ENTREVISTA

 

 

 

Nombre y Apellido: Pedro Jorge Azar

 

Fecha de Nacimiento: 4 de noviembre de 1952 (65 años de edad)

 

Ocupación: Preceptor del Colegio Secundario de Santa Rosa

 

Función que ejercía en Los Pitufos: Administración y Logística

 

Mañana húmeda y calurosa en Santa Rosa, después de una gran tormenta, el sol se reflejaba en algunos charcos que aún quedan sobre la calzada, nos dirigimos al domicilio de nuestro próximo entrevistado, junto a mi fiel compañero de entrevistas, Cesar Joel Pare, que es quien refleja en imágenes cada una de estas magnificas charlas, que cada uno de los protagonistas nos permiten conocer.

 

Llegamos a nuestro punto de encuentro y nos recibe uno de sus hijos, Mauricio, quien nos invita a pasar al living del hogar a que esperemos a Don Jorge, que prácticamente llego detrás de nosotros.

 

Martin Raimundi (MR) Buenos días Don Jorge, disculpe la molestia, queríamos conocer un poco la historia de “LOS PITUFOS” y nos dieron información de que usted es el indicado.

 

Jorge Azar (JA) Primero que nada, no es molestia y si, te puedo contar de Los Pitufos…. Precisamente el año exacto no recuerdo, pero fue en la década del 90, junto con “Fofo” Ayala, que era el encargado de la parte deportiva, y yo, que me encargaba de comprar las camisetas, los botines, las medias a nuestros jugadores, conformamos Los Pitufos….Yo me encargaba más de la parte administrativa y de logística, por ejemplo, venia Fofo y me decía, “El fin de semana tenemos que viajar a jugar a San Miguel” Ningún problema, se hacía un guiso acá y se salía más o menos a las 11 y nos íbamos, de eso me encargaba yo.

 

MR: ¿Y en que viajaban?

 

J A: Mira, yo llevaba a los 11 titulares en mi auto, tenía un Dodge 1500, iban tres adelante, cuatro atrás y cuatro en el baúl; uno acostado y tres colgando las patas, y así nos íbamos….y atrás nuestro iba Agapito Ayala en camioneta que llevaba al resto, nos íbamos jugábamos y pegábamos la vuelta para la tarde. Más adelante tuve camioneta y así…… un día me dice “Buche” Ayala: “Che Jorge, a vos que te gusta y tenes camioneta, hay una prueba en Córdoba, te parece si llevamos los guríses a que prueben suerte” ¡Si señor! No se habla más, y nos fuimos.

 

Y con el básquet hacíamos lo mismo, llevábamos los muchachos a todos lados a jugar, Bella Vista, Empedrado, Saladas, recorrimos mucho también.

 

MR: ¿Recuerda a alguno de los jugadores que pueda nombrar?

 

JA: Si, estaba “Tori el Gomero”, “los Titones” (por los hermanos Espinosa), los Pérez, Jorge Moreira, Gallito, Cola,  Kiko….que a Kiko un día se enojaron todos conmigo casi me pegan, perdíamos 1 a 0 en San Miguel y me dice:  “Quiero entrar a jugar, quiero entrar a jugar y Fofo no me quiere poner” entonces le digo, prepárate, y lo pongo, me decían de todo.  La cuestión es que terminamos empatando y con un gol de Kiko, ahí se consagro (entre risas).

 

Otra persona, que fue muy importante en la parte social, fue Pérez (por Don Paco Pérez), en la casa de él,  hacíamos los guisos el día antes del partido junto con Gabriel Bolaño, y ahí ya armábamos la estrategia de juego, ya decíamos quienes iban de entrada y como queríamos jugar y además le decíamos a los muchachos, hoy hay que dormir temprano porque mañana se juega, era una manera de “concentrar” como quien dice.

 

MR: ¿Algún partido o acontecimiento importante que recuerde?

 

JA: Un año ganamos un campeonato, y fíjate vos la “caraduréz” de los muchachos, iba a empezar el torneo, y el costo de inscripción era la guía de una vaca, ellos fueron se inscribieron y le dijeron a los que organizaban, ya le vamos a traer. Y creo que fue Juaia el que me encara y me dice, “¿Jorge, vos tenes vaca?” Si le digo, ¿porque? Porque nos inscribimos en un torneo y la inscripción es una guía y tenemos que llevar. No te hagas problema yo me encargo, le dije. Y fíjate vos la picardía y lo cara dura que éramos todos nomas, porque yo tampoco tenía (relata entre risas) pero eran tantas las ganas de jugar de la muchachada, que me fui y le dije a Don “Papata” La fuente, “Prestame una Guía” Me miro sorprendido: ¿y para que queres una guía? Pero vos préstame una guía y listo.  No me iba a poner a explicarle que iba a correr riesgo su vaca. La cuestión es que conseguí la inscripción y no solo eso, había 12 equipos inscriptos y el campeón llevaba la totalidad de las inscripciones y como te imaginaras, devolví el préstamo y ganamos 11 vacas.

 

Obviamente nos costó y yo sufría desde el banco, me acuerdo a Cola Valenzuela lo enloquecía y un día que no se nos daba el resultado, y se terminaba el partido, les pego un grito “No se embotellen delante del arco, abran la cancha, se están pateando entre ustedes” y salta Cola y me responde:  “Pero cállate chamigo, vos ya estas borracho que nos ves a todos con forma de botella”.

 

MR: Sus relatos reflejan su pasión por el deporte en sí, pero, que me puede decir si le pregunto ¿Que significa el deporte para usted?

 

JA: Para mí y para todos, el deporte es sociabilizar, es entendernos, es salir de un pozo en el que muchos estamos, para así poder demostrar cualidades que tenemos escondidas. El deporte es algo infinito, el deporte une, familiariza, sociabiliza, nos hace pensar, porque inconscientemente nos lleva a querer superarnos, a romper límites que muchas veces nosotros mismos nos ponemos, el deporte es todo.

 

Como no puede faltar, quiero resaltar una anécdota, que les soy sincero, de solo recordarla es inevitable volver a reírme de tan graciosa situación.

 

JA: Un día uno de los muchachos dice, conseguí un lechón, vamos a comer esta noche, cada uno traiga su bebida no más. Resulta que se hizo el lechón y no se podía cortar. Entonces yo andaba en la ambulancia y tenía una tijera de podar, bajo, le paso un trapo por la cuchilla y voy cortando, y al mismo tiempo los muchachos ya sabes, le faltaban manos para prenderse. La cuestión es que Cola estaba mandándole diente, y de repente me pregunta “¿Che y para que tenes una tijera de podar arriba de la ambulancia?” y automáticamente le contesto:  Es para cortarle las uñas a los difuntos cuando no entran en el cajón….No sabes ese cristiano como escupía, se lavaba la boca, se levantó y se fue de la desesperación que le agarró, y obviamente los muchachos se reían.

 

De tan entretenidos que estábamos, el tiempo paso volando y ya casi estaba llegando el mediodía, nos despedimos de Don Jorge agradeciéndole y como siempre digo, será hasta el próximo viernes con mas, Historias del Deporte Santarroseño.

 

Martin Raimundi

 

 

 

 

Etiquetas
¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Diorama - Revista de Cultura