Supermax Supermercados

Las lesiones vertebrales son frecuentes en caninos, y debido al alto costo de la cirugía de columna recomendada es común que muchos propietarios abandonen o sacrifiquen a sus mascotas. Ante ello, desde la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNNE adaptaron el método tradicional de férula externa como una solución alternativa que posibilitó la recuperación, a bajo costo, de gran cantidad de caninos atendidos por ese servicio.

[FRASEDESTACADA1]

El Servicio de Cirugía y Anestesiología del Hospital de Clínicas de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNNE atiende numerosos casos de trauma medular de diferentes causas como ser accidentes automovilísticos, caídas, heridas de bala, mordeduras, etc., dando como resultado fracturas y luxaciones vertebrales.

 

El tratamiento de elección para las lesiones vertebrales es la cirugía de columna, pero en muchas ocasiones no se realiza debido al alto costo de la misma y la imposibilidad de costearla por parte de los propietarios de las mascotas atendidas en el servicio, siendo la mayoría de bajos recursos.

 

Por la imposibilidad de hacer frente a los costos de la cirugía, en ocasiones los propietarios toman decisiones drásticas como ser abandono de la mascota y eutanasias innecesarias.

 

Frente a esa situación, desde el Servicio de Cirugía y Anestesiología del Hospital de Clínicas consideraron necesario hallar una alternativa que brinde solución a la patología sin detrimento del pronóstico de la misma con un costo mínimo en relación a la cirugía.

 

“El tratamiento es conservador mediante férula ortopédica externa, de material de PVC (caños de agua), pero tuvo resultados excelentes” según señalaron la Dra. Silvia Ludueño y la Dra. Mayra López Ramos, referentes del Servicio y de la Cátedra de Cirugía y Anestesiología (VET-UNNE).

 

 

En el proyecto participaron además los médicos veterinarios Gustavo Vera y Mariel Lockett, y los alumnos Arturo Pérez, Florencia Arjona y Romina López.

 

La férula adaptada previene la angulación dorsoventral de la columna sometida a fuerzas de flexión, y es aplicable en fractura torácica media o lumbar, cervicales o lumbosacras.

 

Para la construcción de la férula, se corta el caño de PVC, se lo moldea a medida mediante calor, se asegura un buen acolchado con obata sobre el tronco o cuello dependiendo del sitio de la lesión, luego se ubica dicha férula en la zona afectada. Seguido a esto se procede a reforzar y fijar la férula al cuerpo con vendas cambric, para finalizar el procedimiento se utiliza tela adhesiva para completar la inmovilización.

 

Un alto porcentaje de los pacientes caninos recobraron la función motora, pudiendo deambular en un lapso entre los 40 a 72 días, logrando de éste modo la meta propuesta por el Servicio de Cirugía y Anestesiología de primar el bienestar del animal por sobre los costos, según se explica en un informe expuesto en la 12º Jornada de Extensión de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNNE.

 

Los integrantes del Servicio reiteraron que la férula ortopédica externa se trata de un método tradicional,  pero que representó un aporte valioso a la comunidad solucionando una situación compleja como es una fractura vertebral en perros.

 

La Dra. Mayra López detalló que desde el punto de vista médico, la férula logra la consolidación de la fractura y desde lo extensivo aporta un tratamiento económico minimizando al máximo el presupuesto de gastos de la cirugía, sin olvidar el bienestar de la mascota evitando decisiones drásticas por parte de los propietarios tales como el abandono y la eutanasia.

 

 

 

 

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios