Supermax Supermercados

Este miércoles en Buenos Aires se abrieron los sobres con las ofertas económicas de los consorcios interesados en llevar adelante la provisión del equipamiento electromecánico para el aprovechamiento hidroeléctrico del brazo Aña Cuá de la represa Yacyretá. Anticipando este hito, el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, Rogelio Frigerio, el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés y el director ejecutivo de la Entidad Binacional, (EBY), Martín Goerling, recorrieron en la víspera el lugar donde se colocarán tres nuevas turbinas, para las cuales los consorcios IMPSA- Power China y el alemán Voith Hydro ofertaron alrededor de 100 millones de dólares. Así, con una inversión total de unos 600 millones de dólares, la central generará un diez por ciento más de energía, “sin impacto ambiental y a bajo costo” y unos 3 mil nuevos empleos, según destacaron.

[FRASEDESTACADA1]

“Hoy es un día importante para los correntinos en materia energética, pero también en materia de infraestructura y en materia de política migratoria y de conexión con nuestros hermanos paraguayos”, dijo Valdés este martes a la noche durante una conferencia de prensa en la Hostería de la EBY, ubicada en la costa ituzaingueña del río Paraná.

 

El mandatario correntino continuó relatando su jornada, indicando que “al medio día tuve una reunión (en Buenos Aires) con el ministro (de Energía de la Nación, Gustavo) Lopetegui, donde estuvimos hablando todo lo relacionado a la energía y el relacionamiento de la provincia de Corrientes y la Nación respecto, no sólo de (las represas) Yacyretá, sino también de Salto Grande y de lo que hace a los intereses de los correntinos hacia el futuro”.

 

“Luego en horas de la tarde, con el Ministro Frigerio, el director de la EBY y el intendente de Ituzaingó (Eduardo Burna) pudimos recorrer lo que va a ser la futura unión entre argentinos y paraguayos a través de la habilitación del cruce fronterizo, con un importante avance de obra, con proyecciones tanto del lado argentino como del lado paraguayo, para que podamos tener esa conexión que venimos reclamando y este es un paso importante que hemos dado”.

 

Sobre lo concretado este miércoles en la sede de la EBY en Buenos Aires, Valdés consideró que “es una gran noticia para los correntinos, los argentinos y los hermanos paraguayos”, el hecho de “abrir las ofertas económicas para estas tres turbinas, que no solamente va a generar trabajo inmediato, moviendo la economía de la región, sino que también va a servir para que la represa de Yacyretá comience a generar más energía eléctrica y eso significa ventajas para Corrientes, con posibilidad de más regalías y el aprovechamiento pleno de la represa”.

 

Finalmente, el mandatario correntino agradeció a Frigerio, porque “en cada paso estuvo acompañándonos, no sólo en este tema, sino en otros, como el de las inundaciones y muchos otros”. También agradeció a Goerling y al consejero de la EBY, Marcelo Gatti, ex secretario de Energía de Corrientes, afirmando que “esta tiene que ser la forma de trabajar, con la Nación, la Provincia y la EBY, pensando en el futuro y desarrollo de esta región”.

 

Por su arte, el ministro del Interior indicó que “a partir de la decisión de hacer la obra de Aña Cuá vamos a tener un diez por ciento más de la energía que genera Yacyretá, a un muy bajo costo en términos relativos y sin impacto en el medio ambiente”. Frigerio también realizó declaraciones sobre la apertura del paso fronterizo con Ayolas, quién contó que es una decisión del presidente Mauricio Macri ante un requerimiento del Gobernador”.

 

“La verdad es que la Argentina necesita mayor integridad física con sus vecinos, ya que solo contábamos con una conexión que está saturada como lo es el puente de Posadas – Encarnación”. Consideró el funcionario nacional y remarcó así que “esta obra se realizará de manera rápida para mayor integración, donde en un mes tendremos el proyecto ejecutivo terminado”.

 

En tanto, Goerling sobre Aña Cuá, aseguró que “es un proceso que va viento en popa, conformado por varias licitaciones que completan esa obra, las dos más importantes son la licitación de la construcción de las turbinas, por lo cual tres consorcios compitieron para ello y la otra más importante es la obra civil, donde hay ocho consorcios internacionales que están compitiendo”. Agregó que “después están las licitaciones de inspección de obra, la de ingeniería de detalle, la de transmisión, a de generadores”.

 

El director ejecutivo de la EBY señaló así que “mañana (por este miércoles) se abren las ofertas económicas para las turbinas y en febrero para la obra civil”. Y calculó que “para antes de octubre, esperamos tener ya los contratos firmados e iniciar los trabajos”, destacando “la mano de obra que va a generar tanto en Ituzaingó como Ayolas”.

 

Consultado sobre el costo de la obras, Goerlig respondió que “mañana (por este miércoles) vamos a empezar a tener el costo real, hasta ahora tenemos un estimado en alrededor de 600 millones de dólares para el total de las obras”. Mientras que desde la EBY señalaron en un comunicado que “la tasa interna de retorno del capital invertido sobre 20 años es del 14,71% y se estima que las obras generarán 3000 nuevos empleos”.

 

LAS OBRAS Y OFERTAS ECONÓMICAS

 

Desde la EBY, informaron que este miércoles en la sede que la EBY tiene en Buenos Aires, con la presencia de Goerling y el subjefe del departamento Financiero (Paraguay), Luis Fretes Escario, abrieron los sobres, dos, con las ofertas económicas de los consorcios interesados en llevar adelante la provisión del equipamiento electromecánico para el aprovechamiento hidroeléctrico del brazo Aña Cuá.

 

Los consorcios que resultaron precalificados en la etapa técnica fueron IMPSA- Power China que ofertó US$ 116.379.881 mientras que la alemana Voith Hydro fue de US$ 99.689.577,84. El contenido local será tenido en cuenta a la hora de elegir la propuesta por lo cual, a partir de hoy, comienza el análisis de lo aportado por cada interesado.

 

La china Gezhouba Group Limited Company fue descalificada por no superar los requerimientos técnicos, de acuerdo con la opinión unánime del grupo de evaluación binacional. Además fue inhabilitada por incompatibilidad y conflicto de intereses al contratar como consultora a la empresa canadiense Stantec MWH, asesora de la EBY en la elaboración de los pliegos y en la confección del proyecto para esta licitación.

 

"Una gestión transparente es un objetivo permanente para fortalecer Yacyretá. Los procesos licitatorios que estamos llevando adelante son cristalinos y con etapas que se suceden a la vista de todos para transmitir la máxima confiabilidad", dijo Goerling.

 

Durante los próximos meses, la EBY realizará un ensayo del modelo físico ofrecido por la propuesta mejor calificada antes de hacer la adjudicación. De esta manera se pone en marcha un mecanismo de control, con el objetivo de garantizar el cumplimiento de la propuesta.

 

Con este proyecto la EBY concretará la ampliación de la potencia energética en el brazo Aña Cuá, mediante la incorporación de 3 turbinas tipo Kaplan. Los generadores serán del tipo sincrónicos trifásicos, accionados por las turbinas hidráulicas, con eje vertical, totalmente cerrados y refrigerados, con intercambiadores de calor aire/agua alrededor del estator y tendrán una capacidad de 100 MVA.

 

El Complejo Hidroeléctrico Yacyretá se desarrolla en el límite de Argentina y Paraguay. La Central Hidroeléctrica, así como el vertedero principal y la esclusa de navegación, se emplazan en el brazo principal del río Paraná.

 

En el año 1999 fueron realizados los estudios de un proyecto para utilizar el caudal ecológico del brazo Aña Cuá de entre 1.000 y 1.500 m3/s, con un salto hidráulico de 20 metros en la generación de energía adicional a la de la central principal. La potencia instalada de la nueva central será de 276 MW.

 

Las obras a ejecutar contemplarán importantes cuidados medioambientales: se generará un 9% más de potencia sin necesidad de incrementar la superficie del embalse ni ejecutar nuevas presas, esclusas, vertederos ni relocalizaciones. Además, tendrán beneficios ecológicos significativos ya que se incorporarán instalaciones para la transferencia de peces al embalse, inexistentes en el vertedero actualmente en operación.

 

La casa de máquinas será del tipo convencional, construida totalmente en hormigón armado, de aproximadamente 130 m. de ancho. La cota de fundación menor será de aproximadamente 29,00 msnm. La estructura alojará 3 turbinas del tipo Kaplan. La potencia instalada de cada una de ellas será de 92MW, y permitirán operar con un caudal mínimo de 500 m3/s.

 

La Central se construirá en seco, ya que utilizará la Presa Isla Yacyretá como ataguía de aguas arriba y requerirá una ataguía de baja altura de materiales sueltos para proteger el recinto de los niveles de restitución del vertedero Aña Cuá, en el caso de crecidas extraordinarias.

 

La toma y la cámara espiral serán integradas, construidas en hormigón armado y formarán parte integral de la estructura de la central. El tubo de aspiración será del tipo acodado y su dimensionamiento responderá a una velocidad máxima de salida de 2,50 m/s.

 

La tasa interna de retorno del capital invertido sobre 20 años es del 14,71% y se estima que las obras generarán 3000 nuevos empleos. Esta licitación es un paso más en las metas propuestas por la EBY en el cumplimiento del Objetivo de Desarrollo (ODS) de Naciones Unidas número 7, el cual propone generar energía asequible y no contaminante.

 

“Seguiremos trabajando para garantizar los más altos niveles de transparencia en las etapas futuras orientadas a renovar el crecimiento de Yacyretá”, agregó el director ejecutivo de la Central Hidroeléctrica.

 

 

 

 

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios