Bella Vista recordó a uno de sus más ilustres autores y compositores, el acordeonista Rubén Miño al cumplirse 23 años de su desaparición física. Los actos organizados por la cartera cultural municipal se dieron por la tarde en la Plazoleta de los Chamameceros y luego en la Casa de la Cultura “Pedro Mendoza”.

[FRASEDESTACADA1]

En la primera parte de los homenajes a Rubén Miño un grupo de autoridades comunales, amigos, músicos y vecinos participaron del oficio religioso celebrado en la plazoleta dedicada a los chamameceros ubicada a orillas del río Paraná, donde el ministro eclesiástico Hugo Ramos dirigió algunas palabras alusivas y una nómina de funcionarios depositó una ofrenda floral al pie del monumento al músico.

 

Así también lo hicieron los músicos Carlos Feyen y Andrés Ruidiaz, como ex integrantes del conjunto que dirigiera durante varios años el talentoso acordeonista. Ambos destacaron “la virtuosidad y generosidad de Rubén”, sin dejar de mencionar la trayectoria y el reconocimiento musical a nivel nacional. Para terminar se dirigió al público Cristina Miño, una de las hijas del homenajeado.

 

Minutos después en la Casa de la Cultura “Pedro Mendoza”, con auditorio lleno, abrió el espectáculo el Ballet Folclórico Municipal seguido del repertorio especialmente preparado por el conjunto Luis Vargas Trío. A continuación se presentó el cuerpo de baile Danzas de mi Alma y en el final de la velada la actuación del santafesino Julián Bak y su grupo Nuevo Amanecer.

 

Una nota de color la dieron los colaboradores del homenaje, especialmente los familiares de Miño, quienes al llegar el nuevo día 1 de agosto compartieron tragos de caña con ruda aludiendo a una de las tradiciones correntinas más importantes de la temporada invernal.

 

Etiquetas
¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios