Primaveral jornada la del domingo que, desde tempranas horas regaló un cielo diáfano y nada más que la frescura grata de la brisa matutina. En este marco, el río en sus costas bullía de ansias por marcarles el destino a las más de ciento ochenta lanchas que se aprontaban para partir en la búsqueda de una buena pesca variada.

[FRASEDESTACADA1]

La ansiedad contagiaba a algunos pescadores que volvían a revisar los anzuelos, cerciorar la carnada, en tanto otros más habituados a estos momentos, lo inmortalizaban con algunas selfies. Esto es lo que genera la pesca en Goya, un clima inenarrable en su plenitud pero que permite a los pescadores signar a la ciudad como el lugar donde el amante del deporte del silencio se recibe de pescador, como ámbito exclusivo de buena pesca, sede permanente del Mundial de Pesca. Y la Variada Embarcada, con 25 años de trayectoria, contribuye a este sentimiento propio del pescador.

 

Mientras tanto, la plaza Italia recibía a los concurrentes que se dieron cita para disfrutar de la largada de las embarcaciones, cargada de la adrenalina acostumbrada. Familias, miembros de barras pesqueras, uno a uno iban tomando lugar junto a la costa mientras el mate recorría de mano en mano. Desde el flotante, la voz multiplicada por los parlantes iba marcando los tiempos hasta que se escuchó el anuncio esperado que continuó con una postal de lanchas que raudamente se aproximaban desde el norte. Bocinas, saludos emocionados, algún sapucay y el ruido de los motores eran parte de la algarabía.

 

Desde el flotante amarrado a costanera, Victoria Mazuchini, flamante Reina del concurso pesquero, junto a la Virreina Luciana Bejarano y la Embajadora Milagros Dening, disfrutaron el espectáculo y ofrecieron notas periodísticas a los medios presentes. El Vice intendente, Daniel Avalos, y el Director de Recursos Naturales, Carlos Bacqué, marcaron también presencia en el lugar e hicieron lo propio ante las requisitorias de la prensa.

 

Luego de algunas capturas fotográficas tomé posición entre la gente que, tras la última lancha, aprovechó el buen clima y disfrutó del cuidado paseo público vestido de rosa. Las flores de los lapachos formaban finas alfombras y las aves se regocijaban en sus copas con alegres cantos. Bajo su sombra, Lucía Bejarano disfrutaba de un mate en familia. No muy lejos, el oído indiscreto escuchó a miembros de una barra pesquera foránea que destacaba a la Pesca Variada por su “festival de premios”.  Luego de varios elogios vinculados a la fiscalización y organización en general, partieron quien sabe dónde. Como goyano, una sonrisa satisfecha brotó en mí luego de lo escuchado. Sorbí otro mate y presté atención a las primeras golondrinas que reconocían su hogar. Mientras tanto, en la cancha de pesca, Mario, un pescador entre tantos, elegía una lombriz y encarnaba el anzuelo con la esperanza intacta.

Etiquetas
¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios