Con el inicio de la campaña hay sectores que no muestran escrúpulos y apelan a cualquier tipo de acción para sacar rédito político. Es el caso de la intendencia de Saladas, que para generarle un acto a los candidatos de su partido, el Peronismo, inauguró como propio el Centro Integrador Comunitario (CIC) del Barrio Estación de la localidad, que fue construido en su totalidad por el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, que de esta manera concluyó una de las tantas obras que dejó inconclusa la gestión Kirchnerista. 

[FRASEDESTACADA1]

Sin sonrojarse, José “Pitín” Aragón, candidato a diputado nacional y destacados miembros de las huestes peronistas vernáculas, aprovecharon la oportunidad para poner sus rostros en el evento, por supuesto sin dar ninguna participación a los funcionarios nacionales.

 

El intendente Roberto Alterats, convirtió en un acto de campaña, lo que debía ser un evento de integración, fraternidad y entendimiento entre los sectores políticos y sociales de Saladas, inaugurando como propio un Centro Integrador Comunitario –CIC- en el barrio Esperanza de la localidad, que fuera construido por el Gobierno Nacional, y cuya primera etapa se culminó en el 2015, tras el abandono registrado por la gestión Kirchnerista, que hoy pretende llevarse los “laureles”.

 

La construcción del Centro se llevó adelante con aportes nacionales, que en una primera etapa desarrollaron las obras de infraestructura. Luego se envió el mobiliario y todo se concluyó en 2017. Ahora desde el municipio inauguraron la obra como propia ante la mirada incrédula de diversos sectores de la comunidad saladeña, que se mostraron preocupados, porque entienden que este tipo de acciones, además de ser de muy mal gusto, solo generan divisiones y malestar, aunque también ponen al descubierto el tipo de actitud que caracteriza a determinada dirigencia.

 

Importantes dirigentes del Peronismo correntino, asistieron al evento, encabezados por el intendente Alterats, y con la presencia del candidato a Diputado Nacional José “Pitín” Aragón.   

 

Por supuesto los que garantizaron que la comunidad de Saladas pudiera contar con esta importante obra, como fueron los funcionarios nacionales, quedaron de lado por un mezquino interés político partidario. Lo importante no era compartir con la comunidad de Saladas el esfuerzo y el objetivo de trabajar unidos por el bien común, realizado entre la Nación y el Municipio, sino se utilizó el oportunismo y el descaro para salir, según sus creencias beneficiados con el esfuerzo de otro. Lo que se dice un verdadero “saludo con sombrero ajeno”

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios