El Banco Mundial envió a Corrientes una misión técnica para evaluar la viabilidad de uno de los tres proyectos a financiar en el marco del Programa GIRSAR (Gestión integral de los riesgos en el Sector Agroindustrial Rural). Se trata del Proyecto “Rehabilitación de la dinámica hídrica del subsistema de la Cuenca del Arroyo Baí -Zona Norte de Corrientes”.

[FRASEDESTACADA1]

Este proyecto aumentará la eficiencia global del sistema, restituyendo la dinámica hídrica original del subsistema y mitigando el impacto producido por los excesos hídricos en áreas productivas circundantes al cauce del canal Arroyo Baí. La iniciativa forma parte de una de las obras identificadas en el “Plan de Manejo Hídrico de la Zona Norte de Corrientes” trabajo elaborado desde el Ministerio de Producción de la Provincia y financiado por el CFI.

 

Mediante las obras de infraestructura básica que se realizaran se favorece el desagüe natural de los excedentes hídricos de las zonas de proyecto, contribuyendo a restaurar la dinámica original del ecosistema de los humedales de la zona de proyecto. Como consecuencia de evitar la permanencia en el tiempo de los excesos hídricos, se mejora la calidad de vida de pequeños-medianos productores y pobladores de la región.

 

La concreción de estas obras permitirá el drenaje de vastas zonas hacia el norte y beneficiará a cientos de productores de los departamentos General Paz, San Luis del Palmar y Mburucuyá que aún hoy sufren los efectos negativos de las grandes lluvias del abril de 2017 y enero de 2019. Con zonas aún anegadas como producto de las inundaciones de esos hace dos años.

 

La misión se desarrolló en dos etapas: el lunes (4 de noviembre) por la tarde los funcionarios y técnicos fueron recibidos por el ministro de Producción, Jorge Vara, y trabajaron con la información compilada del proyecto. Técnicos de distintas áreas del Ministerio expusieron los trabajos que vienen desarrollando y funcionarios evacuaron sus dudas conformando un idea acabado del proyecto y su viabilidad.

 

El martes (5 de noviembre) fue el turno de la una recorrida por las zonas de Proyecto. Con dos objetivos muy claros: 1-Reconocimiento visual de lo trabajado en día anterior, y 2-Generar las entrevistas personales a los productores y beneficiarios. Y se realizó una reunión con productores en Lomas de Vallejos y una visita a pobladores del paraje Villa Nueva.  

 

La misión contó con la participación de funcionarios de la DIPROSE (Dirección General de Programas y Proyectos Sectoriales y Especiales) del MAGyP (Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca) de Presidencia de la Nación. Por Corrientes, formaron parte de la actividad funcionarios y técnicos de la Coordinadora Entidad de Enlace DIPROSE-Corrientes, generadores del proyecto.

 

La recorrida partió desde la capital correntina y se centró sobre la Ruta Provincial Nº 5 hasta Lomas de Vallejos, tramo de casi cien kilómetros en cuyo trayecto se hicieron paradas en el puente sobre el Riachuelo en San Luis del Palmar; la alcantarilla sobre el Riachuelito y la zona de alcantarillas conocida como la de los “tres puentes”. Allí, los enviados pudieron apreciar los cursos de agua y recibieron las explicaciones técnicas  sobre cómo funcionan sus sistemas con los excesos hídricos y, sobre todo, sus efectos.

 

En el Municipio de Lomas de Vallejos se realizó luego un encuentro con integrantes de la Asociación Civil de Productores de General Paz, que contó con la participación del intendente de la localidad, Julián Zalazar. Así, la misión escuchó de boca de los mismos productores los efectos sufridos no solo por los excesos hídricos por lluvia o inundación, sino los inconvenientes por la falta de drenaje en las zonas de influencia del Maloyas.

 

La comitiva se dirigió luego a Villa Nueva, a unos 12 kilómetros de Lomas, donde hubo que atravesar un camino que muestra los efectos de las crecidas que lo atraviesan y que en algunos tramos lo torna intransitable. Ya en el paraje, fueron recibidos por José Maciel y su esposa Catalina, quienes le describieron a los enviados los problemas que les causa el desborde de agua y la destrucción del camino, y cómo les complica ese exceso hídrico para el desarrollo de su actividad productiva centrada en la cría de ganado.

 

Por el Banco Mundial formaron parte de la comitiva el gerente de proyecto, Tomás Rosada y; el especialista ambiental Claudio Daniele; en tanto que por la DIPROSE, el director del proyectos, Raúl Castelini; el gestor de proyectos, Antonio Morlio; el coordinador técnico GIRSAR, Juan Buchter y Aníbal Núñez. Por la Entidad de Enlace DIPROSE-Corrientes participaron su coordinador Daniel Soto Lutz; acompañado de los técnicos Gustavo Farizano y Oscar Pedroso.

 

TESTIMONIOS ALENTADORES

Tras el encuentro con los emisarios del Banco Mundial, el presidente de la Asociación Civil de Productores General Paz se mostró optimista sobre la viabilidad del proyecto. “Estábamos muy expectantes, fue una reunión muy buena, la estábamos esperando mucho”, dijo Abel Tito Rivero. “De encuentros anteriores con el ministro de Producción (Jorge) Vara, sabíamos de este mega proyecto que debería ser financiado por el Banco Mundial porque demanda una importante inversión”, remarcó.

 

Rivero preside una asociación integrada por muchos productores que “comparten esta problemática, puntualmente las inundaciones”. “Hace tiempo venimos hablando de esto, las lluvias pasaron y ya hay lugares con cierta sequía, pero algunos que tenemos campos en los cursos del Maloyas que tenemos excedentes de agua con todo lo que significa: la baja en la producción, mermas en las pariciones, el mal estado de los animales, que impactan negativamente en el productor”, reflexionó Rivero.

 

Sobre la problemática que afecta a la zona, el intendente de Lomas de Vallejos dijo que “es una situación que la venimos sufriendo hace mucho, donde las lluvias perjudican a muchas hectáreas de la zona rural y no solo a la ganadería sino también a las familias rurales y también a los caminos que hasta hoy no los podemos recuperar totalmente”. “Y qué decir de los campos que se siguen manteniendo niveles de alta profundidad”, reflexionó Zalazar.

 

“Esta visita es muy importante y en el futuro llevar adelante esta obra para aliviar definitivamente los problemas”, destacó, y rescató encuentros anteriores con el ministro Vara, trabajando en un proyecto perdurable y que le dé soluciones a la gente de la zona ya que, como ya se hizo, “no basta solo con la limpieza del Maloyas”. “Si sería una solución llevar los excedentes de agua de la Ruta 5 al Norte, que va a aliviar y solucionar el problema de mucha agua que tenemos y que permanece después de la creciente”, enfatizó Zalazar.

 

La recorrida tuvo su última parada en el paraje Villa Nueva, en donde la comitiva visitó la propiedad de los productores José Maciel y su esposa Catalina que se dedican sobre todo a la ganadería. Don Cochelo y doña Cata, con más de 70 años de vida y toda la energía, le dedican todo su tiempo a la cría de ganado y también su comercialización.

 

El matrimonio relató a los visitantes lo que significa vivir en una zona que es frecuentemente afectada por las inundaciones, que con el paso del tiempo tornó más complicada su actividad productiva. En un paraje cada vez con menos habitantes, también sufren el mal estado de los caminos a causa de la destrucción que provoca el agua en ellos.

 

Durante el encuentro, tanto Cochelo como Cata les transmitieron a los emisarios del Banco Mundial sus vivencias y también sus peripecias para sortear los obstáculos que les pone la madre naturaleza como lo son las inundaciones, y consideran que con estas obras podrán ver reverdecer su producción y promover también el arraigo en el lugar al cual decidieron volver para pasar la última etapa de sus vidas. 

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios