La certificación WELL permite mejorar el rendimiento laboral, aumentar la felicidad y salud de los colaboradores y disminuir el consumo energético. Cómo transformar un edificio convencional en uno saludable.

[FRASEDESTACADA1]

 El WELL Building Institute™ (IWBI™) que lidera el movimiento global para transformar los edificios y comunidades de manera que ayuden a las personas a prosperar, creó la certificación WELL. Se trata de un sistema basado en el rendimiento para medir, certificar y monitorear características del entorno construido que afectan el comportamiento y el estado de ánimo de las personas.

 

La certificación se fundamenta en un conjunto de investigaciones que exploran la conexión entre los interiores de un edificio y la respuesta que da el organismo a los cambios en el ambiente. “En la actualidad, las personas suelen pasar el 90% de su tiempo dentro de edificios laborales o de vivienda”, afirma Ana González Ferrero, PJM Associate Director de CBRE. En este sentido, encontrar maneras de optimizar los edificios para que saquen lo mejor de los ocupantes mientras mejoran su calidad de vida diaria hoy resulta más crítico que nunca, “Las personas necesitan cada vez más espacios que aumenten su comodidad, optimicen su cognición y mejoren su salud emocional. Los resultados muestran un impacto positivo en varios aspectos: un 73% en el negocio, un 72% sobre el edificio y un 79% en la satisfacción de los recursos humanos”, agrega González Ferrero.

 

En esta línea, la Universidad de Twente junto con la Vrije Universiteit Amsterdam y CBRE realizaron un estudio  que analiza los efectos que se producen en la salud a partir de ciertos cambios en el ambiente laboral. Las modificaciones realizadas consistieron en la incorporación de espacios naturales, una correcta iluminación, alimentación saludable, equilibrio mental y ejercicios físicos. Los resultados arrojaron que, en promedio, los participantes aumentaron su performance en un 20%, el 75% se sintió más energizado y feliz y, por último, un 50% se sintió más saludable.

 

“Un edificio con certificación WELL aumenta la felicidad y el bienestar laboral y genera colaboradores más satisfechos y comprometidos. Estos resultados impactan en la rotación ya que disminuye entre un 25% y un 60% y logra una disminución en los costos del personal. A su vez, se logra eficiencia energética: registramos una reducción del 12% en el uso de energía y un 40% en consumo de agua”, menciona la PJM Associate director de CBRE.

 

La certificación atiende los siguientes requisitos: optimizar la calidad del aire y del agua, promover la alimentación saludable y valores nutricionales, y la creación de entornos de iluminación óptimos. Además, fomenta la actividad física (desalentando el sedentarismo), propone una mejora en el confort térmico y cumple con las preferencias individuales. Por último, identifica y mejora los parámetros de confort acústico, promueve la salud mental a través del bienestar cognitivo y emocional, y aporta el acceso a la atención sanitaria esencial promoviendo la salud en el lugar de trabajo.

 

Obtener la certificación WELL requiere una tarifa de $1,500 a $10,000 USD, además de los costos del programa de certificación y soporte que varía según el tipo de proyecto, tamaño y ubicación. Por otro lado, la organización puede motivar a que personas de su propio equipo sean profesionales acreditados WELL para que sirvan como fuente primaria de experiencia, para lo cual deben recibir un plan de estudios de 30 días de duración.

 

“WELL lidera el mercado inmobiliario y se posiciona como uno de los principales estándares de la industria mediante sus esfuerzos para definir y medir los impactos de la salud en los entornos laborales. Nosotros trabajamos como partners estratégicos trayendo este tipo de certificación al país, respaldados por la trayectoria que tenemos como compañía en este tipo de certificación en diferentes oficinas a nivel mundial, como Australia, Canadá, España, Holanda y los Estados Unidos”, concluyó Ana González Ferrero, PJM Associate director de CBRE.

 

Fuente: WGBC, Business Case For Green Building Report, 2013.

 

Acerca de CBRE

 

CBRE es la principal empresa de servicios inmobiliarios del mundo, con ingresos de US$21.3 billones y más de 92.000 empleados, distribuidos en 480 oficinas.?CBRE es incluida en la lista Fortune 500 desde 2008, ocupando el puesto número 207 el 2018. También ha sido elegida como la mejor marca de la industria por la compañía Lipsey durante 17 años consecutivos, y ha sido nombrada una de las “Compañías Más Admiradas” de Fortune durante siete años consecutivos, incluido el puesto número uno en el sector inmobiliario en 2019. Sus acciones cotizan en la Bolsa de Nueva York bajo el símbolo “CBRE”.

?

CBRE ofrece una amplia cartera de servicios integrales, incluyendo Enterprise Facility Management, Transacciones y Consultoría y Project Management; gestión de propiedades; gestión de inversiones; valuaciones y adquisiciones; rentas de propiedades; consultoría estratégica; venta de propiedades; servicios de desarrollo. 20 años en el mercado inmobiliario de Argentina, 100 años en América y más de 200 años en el mundo, respaldan a CBRE Argentina como la primera empresa profesional en ofrecer servicios inmobiliarios totalmente integrados. Ubicada en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y con profesionales altamente capacitados, CBRE Argentina proporciona conocimiento, experiencia y recursos a inversionistas, desarrolladores, propietarios e inquilinos, así como a todo tipo de compañías con necesidades generales o específicas.

 

Etiquetas
¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios