En Argentina están presentes varias especies de mosquitos que en diferentes países de América del Sur han sido halladas infectadas naturalmente con el virus de Fiebre Amarilla y/o implicadas como vectores del virus. Sobre ello, desde el Instituto de Medicina Regional de la UNNE resaltan la necesidad de promover mayor cantidad de estudios de vigilancia de vectores en el país, en especial los vectores selváticos.

[FRASEDESTACADA1]

El virus de la Fiebre Amarilla Silvestre (FAS) se mantiene por la transmisión entre mosquitos de los géneros Sabethes spp. y Haemagogus spp., en América del Sur y mosquitos Aedes (Stegomyia) spp. en África, involucrando a primates no humanos (monos) como hospedadores vertebrados.

 

En la actualidad las zonas de circulación continua en América del Sur son las regiones selváticas amazónicas de Bolivia, Brasil, Colombia, Perú y Venezuela, sin embargo otros países de América, entre ellos Argentina, también poseen las condiciones ecológicas para sostener la transmisión viral.

 

En Brasil, la última epidemia, entre 2016 y 2017, se produjo principalmente en las áreas selváticas sin embargo afectó a poblaciones urbanas.

 

Las 4 especies del género Haemagogus presentes en Argentina han sido implicadas en la transmisión de FAS en otras regiones de América del sur y de las 13 especies del género Sabethes citadas para el territorio argentino, 5 fueron halladas infectadas naturalmente con el virus y/o implicadas como vectores de la FAS en diferentes países de América del Sur.

 

En relación a estos últimos, su identificación es compleja de allí la importancia de formar más biólogos que se especialicen en taxonomía.

 

En ese contexto, la investigadora y Jefa del Área de Entomología del Instituto de Medicina Regional de la UNNE, Dra. Marina Stein, en una publicación presentada en el “VIII Congreso Argentino de Parasitología” expuso que en Argentina hasta el presente son escasas las investigaciones relacionadas con la biología, taxonomía y ecología de estas especies y no se han identificado los vectores selváticos aún.

 

Sin embargo, se encuentra ampliamente distribuido el principal vector de Fiebre Amarilla urbana, Ae. aegypti y desde 1998 se detectó en el país la presencia de un nuevo y potencial vector del virus: Ae. albopictus, principal vector de dengue y otras arbovirosis, en Asia, presente en la actualidad en algunas localidades de Misiones y Corrientes.

 

“De allí la importancia de realizar investigaciones desde el ámbito científico-académico, como así también implementar desde los organismos estatales de salud pública acciones de vigilancia continua” manifestó la Dra. Stein.

 

Se refirió así a la importancia de sostener la vigilancia vectorial de distintas especies, las urbanas y especialmente las selváticas.

 

Estudiar la bionomía de las especies implica conocer la abundancia, la selección de tipos de hábitats larvales, el comportamiento de oviposición, la respuesta de eclosión y la ocurrencia en diferentes sitios, tanto en un ambiente urbano, como en uno silvestre, entre otros aspectos, según agregó.

 

En el 2018 el grupo investigación del Área de Entomología del Instituto de Medicina Regional de la UNNE, junto a investigadores de CONICET-La Plata, publicaron el hallazgo de una especie del género Sabethes colectada en la provincia de Misiones, que no estaba citada para Argentina.

 

Las consideraciones de la Dra. Stein, fueron expuestas en el “VIII Congreso Argentino de Parasitología”, evento en el cual formó parte del Comité Científico.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Comentarios