El gobernador Gustavo Valdés tomó parte, pasado este mediodía, de una videoconferencia liderada por el presidente Alberto Fernández, junto al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y equipo interministerial de seguimiento del coronavirus, la que tuvo lugar en el Salón Eva Perón de Casa de Gobierno en la ciudad Autónoma de Buenos Aires, con la asistencia de funcionarios nacionales, epidemiólogos e infectólogos y mandatarios y/o representantes de las distintas provincias del país.

[FRASEDESTACADA1]

La misma se desarrolló para analizar las medidas a seguir en el marco de la declaración de la emergencia sanitaria nacional, para enfrentar la pandemia de Coronavirus en el país.

 

Valdés se hizo presente en las modernas dependencias de la Subsecretaría de Sistemas y Tecnología de la información (Susti), ubicadas sobre calle Tucumán, en la capital correntina, desde donde siguió la videoconferencia a través de un dispositivo especialmente montado para la ocasión, en la en la que fue acompañado por los ministros, de Salud Pública, Ricardo Cardozo, de Educación, Susana Benítez, el subsecretario del organismo anfitrión, Federico Ojeda, el director de Estadísticas y Censos, Francisco Bosco, la directora de Epidemiología, Angelina Bobadilla,  la directora del Hospital Ángela Llano, María Silvia Bonassíes, el director de Atención Primaria de la Salud (APS) Christian Sarquis, el director Asistencial del Laboratorio Central, Gerardo Andino  los coordinadores del Comité de Emergencia del Coronavirus, doctores Fabián Plano y Jorge Antonio Ojeda, respectivamente y otros funcionarios de la cartera sanitaria.

 

Además de Valdés, siguieron el encuentro por videoconferencia, los gobernadores Juan Schiaretti, de Córdoba; Gerardo Morales, de Jujuy; Axel Kicillof, de la provincia de Buenos Aires; Rodolfo Suárez, de Mendoza; Sergio Uñac, de San Juan; Raúl Jalil, de Catamarca; Mariano Arcioni, de Chubut; Gildo Insfrán, de Formosa; Sergio Ziliotto, de La Pampa; Ricardo Quintela, de La Rioja; Oscar Herrera Ahuad, de Misiones; Arabela Carreras, de Río Negro; Alberto Rodríquez Saa, de San Luis; Alicia Kirchner, de Santa Cruz; Omar Perotti, de Santa Fe; y Gustavo Melella, de Tierra del Fuego.

 

También participaron los ministros de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós; de Chaco, Paola Benítez; y de Tucumán, Rossana Chahla; y el jefe de Gabinete de Santiago del Estero, Elías Suárez.

 

La incorporación de los mandatarios a la estrategia nacional es un salto cualitativo en la tarea de retrasar la transmisión local del CoVid-19, lo que solo puede hacerse con una sólida coordinación de los distintos estamentos del Estado y fuertes medidas de distanciamiento social, que no son sencillas de aplicar en sociedades democráticas.

 

Además del seguimiento de la pandemia, el Gobierno nacional intensificó la comunicación con las provincias para mantenerlas informados de todas las disposiciones que se están adoptando desde el gobierno nacional y para unificar criterios.

 

“Junto a gobernadores y referentes de la salud de nuestro país, pusimos en común medidas de prevención y protocolos de acción en el marco de la emergencia sanitaria nacional”, comentó Valdés a través de las redes sociales.

 

Entre los puntos salientes, se acordó por el momento descartar la posibilidad de cerrar las escuelas, salvo en aquellos establecimientos en los que se detecten casos sospechosos.

 

Igualmente, el propio presidente, Alberto Fernández, manifestó que cada provincia “tiene la potestad para resolver sobre esta cuestión, de acuerdo a como se vayan dando los acontecimientos”.

 

En otro de los temas de importancia, Fernández volvió a dejar en claro que desde el Ejecutivo se encargarán de controlar que las personas alcanzadas por el DNU cumplan con el aislamiento: "Vamos a ser inflexibles con el quebrantamiento de la cuarentena".

 

Y por último, ante la consulta de la mayoría de los gobernadores de las provincias, entre ellos Gustavo Valdés, el presidente Alberto Fernández comunicó que el 25 de marzo próximo llegará al país el equipamiento especial que luego será distribuido a las provincias para que cada distrito pueda llevar a cabo por cuenta propia el análisis molecular respectivo para determinar si una persona fue afectada por el virus del Coronavirus (CoVid-19).

 

Vale señalar que hasta el momento las muestras de casos sospechosos son enviadas al Instituto Malbrán de Buenos Aires, desde donde se da el diagnóstico oficial.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Comentarios